Huelva

La avenida Francisco Montenegro estrenará aspecto a principios de año

  • Las obras regresan a la que se va a convertir en una de las arterias principales de Huelva

  • La actuación tiene un presupuesto de 12 millones

Los trabajos en la avenida Francisco Montenegro se han reanudado tras la interrupción dictada por el Ejecutivo. Los trabajos en la avenida Francisco Montenegro se han reanudado tras la interrupción dictada por el Ejecutivo.

Los trabajos en la avenida Francisco Montenegro se han reanudado tras la interrupción dictada por el Ejecutivo. / Alberto Domínguez (Huelva)

Habrá que ver qué efecto tiene el parón de quince días fruto de la decisión del Gobierno por paralizar toda la actividad no esencial con motivo de la crisis del coronavirus, pero todo hace pensar que el retraso no afectará mucho a la marcha de las obras de la avenida Francisco Montenegro, sin duda el proyecto de mayor dotación económica de la Autoridad Portuaria onubense y su Plan Puerto-Ciudad. Son algo más de 12 millones de euros el presupuesto de una de las arterias más importantes de la ciudad a la que está destinada a convertirse.

La presidenta de la Autoridad Portuaria de Huelva, Pilar Miranda, calificó la infraestructura como una continuación de lo que se consiguió con la avenida de Andalucía y supone de hecho, la continuidad del esquema planteado con la construcción del Paseo de la ría, ahora en plena fase de remodelación de los hundimientos en su suelo en algunos de los tramos.

Sea como fuere, ni tan siquiera el Muelle de Levante, para el que se busca una participación privada que ayude a sobrellevar el coste de la rehabilitación, tiene una cantidad presupuestada de algo más de 12 millones de euros, como uno de los compromisos más firmes del Puerto de Huelva con el desarrollo de su entorno. Tal y como adelantó en su día Huelva Información, los trabajos se iniciaron a mediados del mes de octubre del año pasado y, ya por entonces, se anunció un periodo de ejecución de un año a contar desde esa fecha. Los retrasos con motivo de la declaración del estado de alarma, afectarán a la misma, aunque no parece que se prolongue mucho más allá del primer trimestre del año 2021.

Las obras se han reanudado en los últimos días. Las obras se han reanudado en los últimos días.

Las obras se han reanudado en los últimos días. / Alberto Domínguez (Huelva)

Más aceras y menos coches. Esa era la máxima en el objetivo que se marcó la Autoridad Portuaria para llevar a cabo esa rehabilitación y esa parece ser la consigna que la empresa constructora Sando parece haber emprendido, al menos en lo que se puede vislumbrar de la marcha de los trabajos. Éstos se centran en la parte que discurre entre el Muelle de Riotinto y el Nuevo Colombino y la ampliación de la superficie de las aceras, permite entrever una mayor preocupación por el espacio que ocuparán los peatones. Los vehículos, especialmente los pesados, deberán acceder a ese espacio a través de los nuevos viales creados con la construcción de la Zona de Actividades Logísticas, es decir, desde la autovía H-30, por lo que la nueva avenida quedará más abierta a las personas.

De hecho, ese aspecto fue reconocido en la Memoria Justificativa del Contrato, donde se aseguraba que “la nuevas ampliaciones portuarias ubicadas en el Puerto Exterior, la nueva distribución urbanística de la Punta del Sebo y la autovía H-30, hacen que el tráfico portuario e industrial se haya desviado desde la avenida hacia esa autovía”.

A esta nueva necesidad, se unía que “la Autoridad Portuaria de Huelva ha llevado a cabo varias actuaciones medioambientales a lo largo de la avenida con el fin de regenerar la zona, muy degradada por la actividad industrial, así como dentro del marco Puerto-Ciudad, tales como el Paseo de la Ría la regeneración de la margen izquierda de la ría del Odiel, lo que ha conseguido que el ciudadano se acerque y disfrute de la zona”.

La mayor anchura de las aceras en todo su recorrido será una de las señas de identidad de la nueva avenida. La mayor anchura de las aceras en todo su recorrido será una de las señas de identidad de la nueva avenida.

La mayor anchura de las aceras en todo su recorrido será una de las señas de identidad de la nueva avenida. / Alberto Domínguez (Huelva)

La actuación pretende “acondicionar la actual avenida para darle un carácter más urbano, mediante la eliminación de elementos obsoletos como las antiguas vías del ferrocarril (que ya han sido eliminadas) o el pavimento de hormigón, así como la creación de zonas verdes, acerados, iluminación y restitución de todo tipo de instalaciones y servicios”.

El aspecto visual que más va a destacar lo constituye el arbolado que se plantará en toda la zona, ya que hay prevista la siembra de cerca de 1.500 ejemplares junto a 24.000 plantas y 25.000 metros cuadrados de césped en una mediana que crece hasta los dos metros de anchura en los cinco kilómetros de longitud de la misma, que llegará desde las inmediaciones del cargadero, hasta la Punta del Sebo donde al mismo tiempo se restaura el Monumento a Colón y los espacios aledaños.

Junto a ellas se habilitarán zonas de aparcamiento en las proximidades del Nuevo Colombino, el Monumento a Colón y el Club Náutico, así como las paradas de autobuses urbanos y del servicio de taxi. Además, se aprovechará para acometer mejoras en la actual senda peatonal mediante el lijado, tratamiento de barnizado de las superficies deterioradas por su proximidad a la Ría, así como a la sustitución de los elementos dañados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios