Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Huelva

Los arqueólogos ven viable que los restos de Hacienda en Huelva sean visibles

Estado actual del edificio de Hacienda en el centro de la capital onubense.

Estado actual del edificio de Hacienda en el centro de la capital onubense. / Alberto Domínguez (Huelva)

Los arqueólogos del grupo de investigación Vrbanitas de la Universidad de Huelva, responsables de la intervención en el antiguo edificio de Hacienda, ven “viable” la puesta en valor de los restos arqueológicos aparecidos en sus cimientos. El equipo que ha liderado la excavación de los vestigios del antiguo puerto tartésico de la capital onubense rechazan la decisión de la Comisión de Patrimonio de la Junta de Andalucía. Cultura, en base al informe técnico de los arquitectos, considera que no se pueden integrar los restos en el futuro edificio y que estos deben ser cubiertos en una cámara estanca. Por lo tanto, no serán visitables ni quedarán expuestos. “Es una oportunidad perdida para Huelva, otra más”, lamenta el director del grupo, Javier Bermejo. En su opinión “hay soluciones técnicas como las ha habido en tantos otros edificios en España o en el extranjero”. La decisión de cubrir las ruinas tartésicas supone “una triste noticia para una ciudad que vuelve a perder la oportunidad de valorizar su importancia en la historia, su rico patrimonio arqueológico”.

El grupo Vrbanitas “respeta el informe técnico” que recomienda cubrir el espacio al encontrarse por debajo del nivel freático. No obstante plantea una cuestión “¿si no existieran los restos se habría construido el garaje que estaba previsto?”. En este sentido, Bermejo sostiene que “si nos atenemos al nivel freático no habría garajes ni sótanos en gran parte de la ciudad”. El edificio de Hacienda “podría haber sido un ejemplo de integración del patrimonio en un espacio público, pero Huelva siempre llega tarde a la puesta en valor de su riqueza”.

En opinión de Bermejo la solución adoptada “responde más a una cuestión económica o de falta de voluntad política”. Al cubrir los restos se pierde la oportunidad “única” de “tener un yacimiento de época tartésica visible y visitable”. Recuerda que “en los últimos 40-50 años han aparecido con cierta frecuencia” vestigios de esa época si bien ninguno de ellos se ha conservado para su observación directa.

La Comisión de Patrimonio de la Junta de Andalucía decidió el pasado 29 de diciembre que los restos arqueológicos del subsuelo del antiguo edificio de Hacienda en Huelva no podrán ser expuestos ni visitados. El informe técnico de los arquitectos a cargo de las obras de rehabilitación descarta cualquier posibilidad. El documento es concluyente: "La posibilidad de integrar los restos arqueológicos en la planta sótano se hace inviable, ya que prácticamente todos los restos identificados se encuentran por debajo del nivel freático". Por lo tanto, señala el director técnico de la obra en su exposición que "obligaría a estar bombeando agua continuamente, lo que a medio plazo afectaría a las condiciones del suelo en la parcela propia y en las parcelas del entorno propiciando posibles patologías en las cimentaciones".

La delegación de Cultura asume que "dado que no se prevé la adopción de la propuesta contenida en el informe emitido por esta Ponencia Técnica con fecha de 14/11/2022 relativo a la puesta en valor in situ de las estructuras arqueológicas, se considera necesario, como medida compensatoria, y así mismo por la afección provocada por los micropilotes, la elaboración de contenido digital de difusión del valor científico y patrimonial del registro arqueológico documentado en la parcela dentro de su correspondiente contexto histórico y arqueológico, que pueda ser consultado a través de un código QR o herramienta análoga, instalada en lugar visible y accesible para el público general. Este contenido de difusión, así como la ubicación y las características del soporte en el que se instalará el código QR o herramienta análoga de acceso a dicho contenido digital".

Como consecuencia de esta situación, el estudio de arquitectura a cargo del proyecto propone elevar la cota del edificio unos 75 centímetros para crear un espacio estanco bajo el mismo que a modo de arca proteja los restos en su interior sin que puedan ser visitables. Con ello "se pretende atender lo relativo a la conservación y limitación de la afección a los restos arqueológicos". El documento fechado el pasado 19 de diciembre reclama además la reanudación inmediata de las obras al considerar que los retrasos por la actividad arqueológica "han impedido realizar los trabajos de obra programados" por lo que es necesario "restituir lo antes posible las condiciones de seguridad originales proyectadas".

La delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en Huelva validó la propuesta de los técnicos encargados de la obra. El informe concluye que la medida es la única compatible con la conservación íntegra de los restos arqueológicos encontrados en la cimentación del edificio. No obstante, de forma previa a la construcción de la cubierta se procederá a se deberá proceder a "la limpieza de las estructuras arqueológicas que han quedado exhumadas con motivo de la actividad arqueológica, así como a la aplicación de los tratamientos que se consideren necesarios para su adecuada conservación. Posteriormente se cubrirá con geotextil y árido debidamente compactado de manera que se garantice que el tránsito de la maquinaria necesaria para la ejecución de la obra civil no afectará a su conservación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios