Transporte sanitario

Huelva solo tiene nueve ambulancias con soporte vital

  • El SAS culmina el uso de vehículos que solo cuentan con un único conductor y no van provistos de personal sanitario

Ambulancia llegando a Urgencias del Juan Ramón Jiménez. Ambulancia llegando a Urgencias del Juan Ramón Jiménez.

Ambulancia llegando a Urgencias del Juan Ramón Jiménez. / H.I. (Huelva)

El transporte sanitario denuncia lo que considera deterioro del sector que tiene como principal consecuencia, que la mayor parte de los traslados de pacientes que se efectúan se hacen sin control sanitario. Esto significa que el vehículo solo cuenta con un técnico-conductor. Para Asites, según señaló su presidente en Huelva, Jorge Martín, el auténtico transporte de urgencias se circunscribe a nueve ambulancias para toda la provincia.

Desde el sindicato Asites se lamenta que la situación haya ido a peor desde el momento en que el SAS optó por un nuevo sistema de distribución de este tipo de prestación asistencial que ses adjudicada por licitación. Asites informó de que la “nueva certificación hace que el 98% de las unidades de la red de transporte sanitario urgente haya pasado a la calificación A1 que es la que tiene carácter no asistencial”.

Para este sindicato, este cambio de criterio fomenta que “sigan realizándose traslados sin control del paciente pues esas ambulancias solo llevan a un técnico”. Todo esto ha sido posible para el SAS porque “se ha modificado el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias (PAUE). De acuerdo con este sindicato, esa modificación permite que esos cambios en el uso de las ambulancias no pueden ser considerados ilegales”. Ese cambio indica que el uso de las A1 estará justificado siempre que no estén disponibles las unidades B (asistenciales) operativas y por lo tanto con dos técnicos conductores y siempre que sea posible, con personal sanitario. Asites añade que lo que podría ser una excepción ha pasado a ser la norma ya que “todas las ambulancias que eran B se han pasado a la categoría A1 EE”. De este modo, para toda Huelva solo se cuenta con nueve unidades de urgencias sumando los dos vehículos del 061 que están ubicados en el Manuel Lois y en Lepe.

La categoría A1 EE tiene ese carácter no asistencial lo que se intenta suplir con la dotación de un equipamiento tecnológico. Es evidente el ahorro en recursos humanos que supone la sustitución del personal sanitario por ese equipamiento asistencial que se aplica a una ambulancia convencional.Los cambios en el transporte sanitario provincial, en especial en el de carácter urgente, se plasmaron en el pliego de condiciones que el SAS publicó con el objetivo de adjudicar este servicio hasta 2022 con la posibilidad de prórroga hasta 2024. Precisamente el pasado mes de noviembre fue cuando se procedió a dicha adjudicación.

Según se ve en el pliego, en el distrito Condado-Campiña se debe contar con 22 vehículos; en el Huelva-Costa 25 y en el Área de Gestión del Norte 17 todo ello en lo que se refiere al transporte urgente. En el caso del distrito Condado-Campiña se cuenta dentro de esa flota destinada a esta zona de la provincia, con 2 ambulancias clase C que son las dotadas con soporte vital avanzado (SVA) y que suelen contar con dos profesionales sanitarios aparte del técnico conductor. En el distrito Huelva-Costa hay 3 vehículos de estas características mientras que en el norte de la provincia se dispone de otras 2. El resto es A1 EE. En algunos casos se concreta la dotación de personal sanitario pero no durante las 24 horas. De todas las de tipo C, la capital cuenta con dos.

En mayo de este mismo año, el SAS sacó a la luz su nuevo Protocolo de Coordinación de la Asistencia Extrahospitalaria y Emergente del Sistema Sanitario Público de Andalucía. En este documento, se incide en el hecho de que “el médico coordinador del Centro de Urgencias y Emergencias (CCUE) después de una demanda telefónica de asistencia, activará una ambulancia de transporte no asistencial (TNA) en las siguientes circunstancias: El paciente se encuentra en la vía pública y existe saturación de recursos sanitarios para que puedan realizar la asistencia en el tiempo considerado adecuado, según la alerta de prioridad establecida, siempre que no se trate de una Alerta Prioridad 1. Asimismo, cuando el dispositivo asistencial prevea una demora excesiva e indique el traslado a su centro, siempre que no se trate de una Alerta Prioridad 1 y finalmente, cuando el problema de salud que presenta el paciente requiera en sí mismo el traslado del paciente sin necesidad de que sea indicado por un médico in situ.

Esta normativa da por lo tanto, vía libre al uso más habitual de lo esperado de las ambulancias A1 EE. El cambio en la clasificación de los vehículos ha sido denunciado por vía judicial por Asites

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios