Huelva

La baja actividad de Decal e Impala lastran el tráfico portuario de Huelva en enero

  • La mercancía general y el movimiento de contenedores se salvan de la bajada de movimientos en todo el sistema portuario nacional

  • El gas natural marca nuevos registros en su actividad

Barcos atracados en el Muelle Ingeniero Juan Gonzalo del Puerto de Huelva en la mañana de ayer. Barcos atracados en el Muelle Ingeniero Juan Gonzalo del Puerto de Huelva en la mañana de ayer.

Barcos atracados en el Muelle Ingeniero Juan Gonzalo del Puerto de Huelva en la mañana de ayer. / Josué Correa (Huelva)

Al año portuario le va a costar arrancar. El pasado ejercicio fue malo sin paliativos en el sistema nacional y éste tampoco parece irle a la zaga. Si, al menos en el caso de Huelva, le añadimos la bajada, al menos coyuntural, de dos importantes operadores como Impala y Decal y que el año pasado el Puerto consiguió un registro histórico al superar en el primer mes del año los tres millones de toneladas, el descenso de un 11,5% en el tráfico portuario de enero no está tan mal. De hecho, sin los descensos de ambas empresas (113.000 toneladas la primera y 222.000 la segunda) se estaría en condiciones de llegar a una cifra similar.

También hay noticias positivas en lo que el Puerto de Huelva califica como “nuevos tráficos”. En la mercancía general, se ha conseguido mantener una tendencia al alza, fruto de la importancia que cada vez tienen este tipo de tráficos y que se anota un incremento de un 7% respecto al año pasado, todas ellas procedentes de la actividad de la línea con Canarias radicada en el Muelle Sur. De hecho, en enero se movieron 1.924 camiones con remolques con destino al archipiélago.

Un metanero en el pantalán de Enagás del Puerto onubense. Un metanero en el pantalán de Enagás del Puerto onubense.

Un metanero en el pantalán de Enagás del Puerto onubense. / Carlos Quinteiro (Huelva)

Otro tanto sucede con el tráfico de contenedores. El pasado mes de enero se cerró con un movimiento de 6.990 cajones, la segunda cifra más alta de su historia, sólo por detrás de los 7.267 que se contabilizaron en el mes de noviembre de 2019. El incremento de un 36,12% junto con las nuevas líneas que se prevén abrir a lo largo de los primeros meses de este ejercicio, auguran que tal vez éste sea el primer ejercicio en el que Huelva llegue a las seis cifras.

En cuanto a los tráficos tradicionales, destaca la bajada de los productos petrolíferos refinados en el apartado de graneles líquidos, responsables del descenso de todo ese capítulo, ya que el petróleo, apenas sufrió un ajuste de un 3% y por la cantidad que difiere respecto a enero de 2019, apenas un buque marcó la diferencia entre ambos meses. El gas natural continúa una senda ascendente (el año pasado Enagás creció un 20% la regasificación en su planta de Huelva) y creció una tercera parte de todo lo que movió el año pasado, acercándose a las 300.000 toneladas.

En el otro lado de la balanza, el cambio de modelo energético también se observa en los graneles sólidos que siguen en caída libre por el desplome del tráfico de carbón y restan un 11% a las ya malas cifras del año pasado. Febrero parece que apunta a una recuperación de lo perdido en enero y habrá que esperar a llegar al menos al primer trimestre para comenzar a sacar conclusiones sobre las tendencias portuarias del ejercicio.

Un buque gasero hace su salida del Puerto con el Muelle Sur de fondo. Un buque gasero hace  su salida del Puerto con el Muelle Sur de fondo.

Un buque gasero hace su salida del Puerto con el Muelle Sur de fondo. / Carlos Quinteiro (Huelva)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios