Huelva

El aceite lubricante reciclado en 2018 rebasa las 1.600 toneladas en Huelva

  • Solo en la capital se han recogido 631 toneladas de este residuo

  • Más de 900 establecimientos han participado en la iniciativa

Bidones de aceite usado dispuestos para el reciclaje. Bidones de aceite usado dispuestos para el reciclaje.

Bidones de aceite usado dispuestos para el reciclaje. / H. Información (Huelva)

El aceite lubricante, que es imprescindible para hacer funcionar los motores de todo el parque de vehículos (turismos, pesados, especiales, etcétera) y todo tipo de maquinaria (desde la industrial, a la agrícola o la de obra) se convierte, al final de su vida útil, en un residuo peligroso y de los más contaminantes que existen. Sin embargo, puede recogerse y reciclarse al 100%, generando con él nuevas materias primas o energía. En 2018, el sistema encargado en España de la gestión del aceite industrial usado, Sigaus, logró recuperar 29 millones de litros en Andalucía, recogiendo en casi 13.000 puntos distintos. El resultado: más de 17 millones de litros de nuevos lubricantes retornados al mercado y casi 70.000 toneladas de CO2 ahorradas.

En la provincia de Huelva se recogieron el pasado año 1.688 toneladas brutas de aceites usados, para lo cual fue necesario acudir a recoger a 905 establecimientos.

En la capital se recogieron 631 toneladas, mientras que se atendieron 405 puntos de recogida en el medio rural. Como ejemplo, se realizaron 21 recogidas de aceites usados en municipios de menos de 1.000 habitantes, informó ayer Sigaus a través de un comunicado.

Andalucía dispone de un buen modelo de ese nuevo paradigma económico que están impulsando las autoridades de Europa y España, y que aboga por minimizar la generación de residuos y reintroducir los que se produzcan en nuevas cadenas productivas.

El residuo que generan los lubricantes utilizados en los motores de los vehículos y en la industria es un gran desconocido para la mayor parte de los ciudadanos de a pie. Sin embargo, se trata de un residuo peligroso, que contiene sustancias tóxicas y metales pesados y cuyo impacto sobre el medio ambiente podría ser importante. Desde hace más de 10 años, Sigaus es la entidad que se encarga de su recogida y reciclaje.

En 2018 en la región andaluza se recogieron 24.118 toneladas brutas (incluyendo el agua y sedimentos con los que el aceite usado suele presentarse), lo que equivale a 98 toneladas cada día laborable del año.

Esta recogida exige un sistema logístico que llegue a todos los rincones en los que se produce una gota de aceite usado. Y es que la amplísima diversidad de usos del aceite industrial provoca que la generación de su residuo sea extremadamente fragmentada y dispersa en todo el territorio.

En Andalucía, 12.819 establecimientos generaron aceites usados en 2018. El 85% de ellos fueron establecimientos que generaron pequeñas cantidades de aceite usado (un máximo de 2.000 kilos al año).

Por tipologías, el 56% de puntos generadores fueron talleres de reparación de vehículos. Junto a ellos, se recogió residuo en más de 1.300 industrias y varios miles más de instalaciones de diverso tipo, desde construcción a agricultura, hostelería u otros servicios. En total, se realizaron 37.281 recogidas, siendo la más frecuente de apenas 174 kilos (aproximadamente un bidón de aceite usado).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios