Huelva

Urbanismo ordena el derribo de la nave ocupada ilegalmente en la calle Santiago Apóstol

  • Un informe de los técnicos alerta de graves daños en la estructura tras el incendio del pasado lunes

Cubierta afectada por las llamas en la calle Santiago Apóstol. Cubierta afectada por las llamas en la calle Santiago Apóstol.

Cubierta afectada por las llamas en la calle Santiago Apóstol. / Rafa del Barrio (Huelva)

Un informe de Urbanismo ordena el derribo de la nave ocupada ilegalmente en la calle Santiago Apóstol de la capital onubense, según ha podido saber este diario. El análisis por parte de los técnicos municipales es claro: la estructura del edificio corre serio peligro por lo que será preciso la intervención controlada. Una vez se complete todo el expediente se notificará a la empresa propietaria del inmueble (Cimenta2 Gestión e Inversiones SA) la obligación de acometer las obras correspondientes. En caso de no hacerlo le tocará al consistorio hacerlo de oficio con la derivación de los costes para la empresa.

La nave es utilizada habitualmente como fumadero por los okupas que habitan en el edificio de Macías Belmonte 14. Se había convertido en un punto conflictivo, habitual de peleas, insalubridad y delincuencia. Como consecuencia de ello se produjo un incendio en la madrugada del pasado lunes tras una pelea por un asunto relacionado con drogas. Un encapuchado prendió fuego a un sofá en plena trifulca y los bomberos tuvieron que intervenir para controlar las llamas. Hay una persona herida y fuera de peligro por las heridas sufridas en la cabeza.

Tras este último incidente se produjo una inspección por parte de los técnicos de urbanismo. El edificio quedó muy afectado por el fuego, tanto es así que la estructura corre peligro y deberá ser derribada en los próximos días.

Si la empresa propietaria no actúa lo hará el consistorio y le pasará la factura

De esta forma se eliminará uno de los principales focos de inseguridad e insalubridad provocados por las ocupaciones ilegales en la barriada del Molino de la Vega en la capital onubense.

Cansados de la situación diaria que tiene que vivir, el vecindario ha iniciado una cacerolada diaria a las 22:00. Junto al fumadero ardido, el edificio de Macías Belmonte 14 es un foco constante de problemas, incidentes, insalubridad y delincuencia que mantiene en jaque a los propietarios de la calle. Los incidentes son constantes. Los habitantes de los edificios cercanos han denunciado judicialmente así como ante las diferentes administraciones la insalubridad y el peligro físico que supone la presencia de un bloque de viviendas totalmente ocupado de forma ilegal y convertido en un foco de drogadicción, prostitución e inseguridad, con peleas y constantes intervenciones de la policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios