Huelva

Una pelea por un asunto de drogas es la causa del incendio en la nave okupa del Molino

  • Un individuo prendió fuego a un sofá tras una disputa con uno de los okupas 

  • Hay un herido con un golpe en la cabeza cuya vida no corre peligro

Exterior de la nave calcinada tras el incendio de la noche. Exterior de la nave calcinada tras el incendio de la noche.

Exterior de la nave calcinada tras el incendio de la noche. / Rafa del Barrio (Huelva)

La nave industrial okupada ilegalmente en la calle Santiago Apóstol del Molino de la Vega ha ardido esta madrugada. Según relatan los vecinos, el incendio se ha producido sobre las 6:00 y ha requerido de la intervención de agentes tanto de la Policía Nacional como Local así como bomberos y emergencias sanitarias. 

Según las primeras investigaciones de la policía, un individuo encapuchado se ha presentado a las 6:00 en el local, exigiendo dinero y droga a los que se encontraban en su interior. Ante la negativa ha agredido a un okupa y ha prendido fuego a un sofá declarándose un incendio que ha dejado el local totalmente destruido. En estos momentos, los técnicos del Ayuntamiento están analizando daños en la estructura.

Como consecuencia de la disputa, hay un herido con un golpe en la cabeza sin que corra peligro su vida. En el momento del incendio había dos o tres personas más en el interior.

La nave era utilizada como fumadero para el consumo de drogas por parte de los okupas que habitan en la calle Macías Belmonte y otros de la capital. Por ello los vecinos de la zona habían iniciado una movilización para lograr el desalojo de ambos edificios. En el caso de la nave que ha ardido existía ya incluso una orden de derrumbe, según denuncian los vecinos, por el estado en el que se encuentra.

Cansados de la situación diaria que tiene que vivir, el vecindario ha iniciado una cacerolada diaria a las 22:00 con la que protesta por la falta de soluciones. Junto al fumadero ardido, el edificio de Macías Belmonte 14 es un foco constante de problemas, incidentes, insalubridad y delincuencia que mantiene en jaque a los propietarios de la calle. Los incidentes son constantes. Los habitantes de los edificios cercanos han denunciado judicialmente así como ante las diferentes administraciones la insalubridad y el peligro físico que supone la presencia de un bloque de viviendas totalmente ocupado de forma ilegal y convertido en un foco de drogadicción, prostitución e inseguridad, con peleas y constantes intervenciones de la policía.  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios