Conflicto laboral

Creada una comisión para lograr la subrogación de la plantilla de la limpieza de la UHU

  • UGT, universidad y acreedor concursal trabajarán para garantizar los 90 empleos

Trabajadores que se concentraron el viernes en Cantero Cuadrado. Trabajadores que se concentraron el viernes en Cantero Cuadrado.

Trabajadores que se concentraron el viernes en Cantero Cuadrado. / Alberto Domínguez (Huelva)

El sindicato UGT, mayoritario entre los trabajadores de Palicrisa, la Universidad de Huelva (UHU) y el acreedor concursal han acordado crear una comisión tripartita que trabaje por asegurar el puesto de trabajo de 90 empleados que realizan las labores de limpieza en la institución docente.Según explicó el secretario general de la Federación de Seguridad y Limpieza de UGT-Huelva, Fernando Parrillo, la decisión se tomó tras un encuentro mantenido en la Onubense en la que participaron además, la rectora de la UHU, María Antonia Peña y el gerente Manuel Jesús Pavón.

La prioridad ante la situación de esta plantilla, es que reciba el cobro de la nómina de diciembre que aún tiene pendiente y que se pueda llevar a cabo la subrogación a la nueva empresa interesada en asumir el servicio de limpieza. Todo ello será tratado por los servicios jurídicos de UGT, UHU y el acreedor concursal en esa comisión creada. Todo ello con el objetivo de que no se pierda ni uno de esos 90 empleos.

Fernando Parrillo explicó que la empresa Palicrisa solicitó ante el Juzgado de lo Mercantil entrar en concurso de acreedores. Será el juez quien en última instancia, deberá decretar si la empresa siga o no. Mientras tanto, se examinan todos los condicionantes económicos para lo que se designa al acreedor concursal y “ahí es donde nos encontramos”, dijo Parrillo quien añadió que otro tema pendiente y no de menor importancia, es el de las deudas que arrastra la empresa. El dirigente de UGT recordó que existe una sentencia del Supremo que hace referencia a este aspecto de manera que esto no sea un obstáculo para que se acometa la subrogación a la nueva empresa sin que “se infrinja ningún perjuicio a nadie”. La peor de las situaciones para estos empleados sería la disolución de la empresa a la que aún hoy en día pertenecen, lo que casi con seguridad les haría perder su puesto de trabajo.

Esta plantilla de limpieza de la Universidad de Huelva ya tuvo dificultades para cobrar la nómina de noviembre, pero el problema se trasladó posteriormente a la de diciembre.Tras la reunión mantenida el pasado lunes en el Rectorado, el ambiente parece haber dado un giro de 180º. De hecho, Parrillo la calificó de “afable”.

Muy distinta fue la situación que se vivió durante la concentración que estos trabajadores protagonizaron el pasado viernes en la que mostraron su decepción respecto a la actitud que la UHU había mantenido en este conflicto, hasta el momento. Rocío Romero, presidenta del comité de empresa, mostraba ese día su decepción con la universidad, de la que “creíamos que estaba de nuestro lado”, pero confiaba en que se pudiera abrir un diálogo con esa institución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios