El sector empresarial ante el nuevo año

Los retos de la economía: “Rotundo” apoyo a la industria y freno a la economía sumergida

  • La FOEreclama a la Administración un “posicionamiento claro” para aumentar el peso del tejido empresarial

  • Demanda la conexión ferroviaria, el aeropuerto y la regeneración del litoral

Dos operarios caminan dentro de una factoría de Huelva. Dos operarios caminan dentro de una factoría de Huelva.

Dos operarios caminan dentro de una factoría de Huelva. / H.I.

La capacidad adquisitiva y de renta de los onubenses se hunde respecto a la del resto de andaluces y las previsiones para los dos próximos años no aportan luces sobre el futuro más inmediato. Ante esta realidad, los empresarios tienen claro que hay que cambiar el rumbo, dar un giro de 180 grados y actuar de forma inmediata en dos aspectos: la industria y la economía sumergida. El resto, vendrá después.

Para garantizar el futuro (y el presente) de Huelva “hace falta más industria y poner más medidas eficaces para disminuir los ratios de la economía sumergida”. Lo tiene claro el presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), José Luis García-Palacios, que entiende que ése es el único camino para cambiar esos niveles de renta que colocan a Huelva a la cola de Andalucía y en los últimos puestos del país.

Una industria agroalimentaria. Una industria agroalimentaria.

Una industria agroalimentaria. / H.I.

La industria no solo es el conglomerado de empresas que se asientan en el Polo químico, la avenida Francisco Montenegro y el Puerto exterior. Industria “es mucho más, aunque esa sea importantísima para nuestra provincia. Primero porque es el catalizador de todas las producciones mineras y, segundo, porque es un generador de las actividades empresariales que giran en torno a ella.

Hablar de industria en Huelva es tratar de las empresas tradicionales herreras, mineras, agroalimentarias, de muebles, incluso tecnológicas. Y para su avance es “imprescindible” un “convencido y rotundo” posicionamiento de la Administración que evite estar por debajo de la media nacional y aún mas de la media europea en cuanto al tejido industrial.

A nadie se le escapa que la aportación de la industria a la economía no se reduce a la riqueza y el empleo generados dentro del propio sector. Adicionalmente, existe una aportación indirecta, por el efecto de arrastre en la cadena de valor que conforman las empresas que proveen de bienes y servicios a la industria. Además existe una aportación inducida, asociada a la riqueza de los hogares cuya renta depende del empleo generado directa e indirectamente por este sector, así como al consumo de bienes y servicios producidos por distintos sectores de la economía que éstos realizan.

No hay que olvidar que Huelva es la provincia española con mayor tasa de parados, un 25,98%, según los datos de la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre del año, es decir, que la cuarta parte de los que pueden trabajar no lo hacen.

Onubenses hacen cola en una oficina del SAE. Onubenses hacen cola en una oficina del SAE.

Onubenses hacen cola en una oficina del SAE.

Por ello, el presidente de los empresarios tiene claro que, por ejemplo, es necesario tener capacidad en la administración para propiciar escenarios energéticos donde se permita el desarrollo de las industrias. Pero sobre todo, que no haya ni trabas administrativas ni ambientales, porque muchas veces se llega a la parálisis tras los análisis y “Medio Ambiente no debe ser un departamento de veto, sino de protección. Se puede hacer todo manteniendo y conservando el medio ambiente, pero no debe bloquear”.

La hoja de ruta pasa por cambios muy profundos que pongan freno a una economía sumergida que ha tomado un volumen que se equipara a la cuarta parte del producto Interior Bruto (PIB). Esos niveles de fraude obligan a reclamar un cambio en la normativa porque “la actual no incentiva el empleo sino el paro”.

En la lucha contra esa bolsa negra de la economía se precisa “algo más de inspección” porque hoy por hoy los empresarios legales soportan el 99% de las inspecciones. “Hay que buscar otros medios para destapar lo que todo el mundo conoce, para poder ir donde hay auténticas organizaciones de economía sumergida” porque “no hay economía que resista una cuarta parte de actividad sumergida”.

Este año 2019 comienza con estas premisas y estará condicionado por la situación política que “afecta y condiciona mucho” al sector empresarial; “como mínimo provoca inquietud e incertidumbre”. Por eso, desde la patronal no se duda al afirmar que los procesos electorales generan “cierta alergia” al sector al llevar emparejada una revocación de las inversiones. La conclusión de las elecciones en Andalucía provocará un cambio que “puede crear expectativas, inquietudes, incertidumbres u optimismo”. Pero lo que está claro es que cuando hay un cambio de Gobierno, “hay parálisis” y volver a activar la maquinaria de la legislación, de la mejora de normativas “cuesta mucho trabajo”.

La situación no está para perder tiempo. Hoy se soportan plazos que, por ejemplo, alcanzan el año y hasta los 18 meses para lograr una licencia de obra.

la conexión ferroviaria con Sevilla es una de la grandes demandas empresariales. la conexión ferroviaria con Sevilla es una de la grandes demandas empresariales.

la conexión ferroviaria con Sevilla es una de la grandes demandas empresariales.

El tiempo pasa y a pesar de ello, hoy se siguen reivindicando prácticamente las mismas inversiones que hace treinta años y “eso es insostenible”. En este terreno, los empresarios han llegado a tocar fondo y han dado un paso adelante al hacer público su respaldo a la manifestación que ya se estudia para denunciar la falta de infraestructuras que sufre la provincia.

Déficit que es malo en sí mismo por las dificultades que provoca, pero que además se deja en el camino un reguero de carencias que se multiplican en la práctica totalidad de actividades económicas (cada millón invertido en obra pública genera 14 puestos de trabajo directos y 40 indirectos).

Esa decisión que han mostrado los empresarios se “echa en falta” en los políticos. Al menos, así lo entienden los patronos que advierten de que “cuando se es político, no se puede ir por detrás y levantar el dedo el último. El político –explica García-Palacios–, debe adelantarse, tener valor y una visión de futuro, no electoralista”. En definitiva, debe asemejarse algo más a la de los empresarios que enfocan su trabajo para las próximas generaciones.

Para ellos hay infraestructuras que son determinantes y cuya ausencia o existencia condicionan el futuro inmediato. Si hubiera que elegir tres (para empezar por algún sitio), lo tienen claro: una conexión ferroviaria que permita el desplazamiento de Huelva a Sevilla en 40 minutos, el aeropuerto (tal y como está planteado el proyecto actualmente, como una iniciativa privada) y la regeneración definitiva del litoral.

Análisis por sectores

La falta de todo ello ha sido decisiva en el balance económico de 2018, que “en términos generales no ha sido un mal año”. En el caso del turismo, un sector muy ligado a servicios, soporta y sigue adoleciendo las mismas carencias que hace tres décadas. “Se gasta mucho en fuegos artificiales y no hay una política potente”. Para el jefe de los empresarios es obvio que el turismo es imagen y “cualquier fallo, despropósito o incumplimiento de funciones de la Administración, damnifica al sector”.

El sector primario ha tenido un buen año en todos los sentidos, con precios medios buenos en términos generales. El cerdo ibérico sí ha registrado un repunte considerable, mientras que el vacuno sigue estando en una situación complicada porque el amparo de la PAC no se termina de ver”.

Recolección de fresas Recolección de fresas

Recolección de fresas / Jordi Landero

En el repaso por sectores, el de los frutos rojos ha cerrado un ejercicio con mayoría de aspectos positivos en producción y precios. Aunque ha habido que lamentar “la intrusión en el sector de unas personas que tras unas siglas sindicales han deformado y tergiversado la realidad [en referencia a la denuncia archivada presentada por cuatro temporeras marroquíes contra un empresario agrícola de Almonte por un supuesto delito de acoso sexual]. El tiempo nos ha dado la razón –subraya el jefe de los empresarios– y nos pone de manifiesto que ni los políticos ni la Administración han estado en su sitio, ni han dado un solo paso a pesar de que se ha demonizado a un sector y todo lo que se ha dicho es mentira”.

La construcción es un sector de conclusión. Si la economía va bien, hay construcción, aunque la única que aporta generación económica es la obra pública y en la provincia prácticamente brilla por su ausencia. Durante los doce meses anteriores, se ha reactivado “algo”, especialmente en zonas del litoral y en las que prima la actividad relacionada con los frutos rojos.

Con todo, los empresarios tienen claro que el desarrollo de Huelva depende de un posicionamiento “rotundo” de las administraciones para defender el sitio que debe tener la provincia en el reparto de inversiones, así como de “la consideración real de las empresas, que están repletas de trabajadores a los que hay que cuidar y dejar crecer con diálogo y paz social”.

Y, por último, dejar a la sociedad civil que sea la que reclame la estrategia de futuro que quiere para la provincia y que a ella se sumen empresarios y políticos. Las líneas de actuación están claras; de su ejecución depende el futuro (y presente) de Huelva.

La provincia más exportadora

La buena tendencia apuntada a lo largo de los meses se confirmó a final de año. En el capítulo de ventas en el exterior, Huelva consiguió marcar un nuevo registro histórico. Las exportaciones onubenses fueron las que más crecieron –hasta un 27,7%– y las de mayor valor –6.740 millones de euros– lo que supone la cuarta parte de todo lo que Andalucía vende en el exterior. La importancia de Huelva radica en el hecho de que los combustibles y aceites minerales suponen el capítulo que más sube en el acumulado del año y también el primero en volumen exportador, con un 59,7% más, hasta los 3.961 millones de euros. Las exportaciones de frutos rojos batieron su récord al alcanzar por primera vez los 994 millones de euros, un 7,2 % más respecto al año anterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios