Huelva

El Puerto de Huelva inicia la remodelación de la avenida Francisco Montenegro

  • Las obras tienen un presupuesto de 12,1 millones de euros, comienzan en el mes de abril y cuentan con un plazo de finalización de doce meses

Gabriel Cruz y José Luis Ramos en la presentación de las obras que se llevarán a cabo en la avenida Francisco Montenegro en las cocheras del Puerto de Huelva. Gabriel Cruz y José Luis Ramos en la presentación de las obras que se llevarán a cabo en la avenida Francisco Montenegro en las cocheras del Puerto de Huelva.

Gabriel Cruz y José Luis Ramos en la presentación de las obras que se llevarán a cabo en la avenida Francisco Montenegro en las cocheras del Puerto de Huelva. / Josué Correa (Huelva)

La Autoridad Portuaria de Huelva da un paso más en su proyecto de integración con la ciudad. Después del Paseo de la Ría, de la rehabilitación del entorno del Muelle de Riotinto y de los próximos planes que se anunciarán para el Muelle de Levante que extenderá la fachada marítima de Huelva desde el Monumento a Colón hasta el Puente Sifón, ayer la reordenación de espacios que traerá consigo la entrada en funcionamiento de la Zona de Actividades Logísticas cuyos accesos se encuentran en plena elaboración, le tocó el turno a la remodelación completa de la avenida Francisco Montenegro.

Los 12,1 millones de euros en los que están presupuestadas unas obras que comenzarán el próximo mes de abril y que en el plazo de un año completarán la remodelación completa de la avenida son a juicio del presidente de la Autoridad Portuaria de Huelva, José Luis Ramos, “la inversión más importante que se va a llevar a cabo en la ciudad de Huelva a lo largo del próximo año”. Lejos están los que costó un Paseo de la Ría que con este proyecto adquiere toda su dimensión.

La idea está en la enrevesada expresión de “ciudadanizar la avenida”, que esconde una idea más que simple, como es que Huelva pueda volver a asomarse a una Ría que llevaba tiempo escondida. La nueva Francisco Montenegro es un proyecto de “integración de la misma en la ciudad, creando un espacio de interacción con el Puerto, símbolo del cambio de un pasado industrial y cambiándola por un presente ciudadano y abierto a todos”. Poco tendrá que ver, una vez finalizada con la actual, en especial por el cuidado que se tendrá con las zonas verdes, ya que las obras contemplan la plantación de 1.500 árboles, 24.000 plantas y 25.000 metros cuadrados de césped en 5 kilómetros de longitud. Será “la segunda gran avenida de la ciudad, después de la de Andalucía y se pretende dotarla de un carácter colombino e iberoamericano”.

Quien estaba más que satisfecho “feliz” fue el alcalde de la capital, un Gabriel Cruz que no ocultaba su convencimiento de que “vivimos un momento trascendente para la transformación de la ciudad, que van a provocar un cambio físico y social, de transformación y modernización que nos recuerda como hace 14 meses emprendimos la búsqueda de un sueño como el que ahora vemos reflejado”. Para el primer edil onubense, se trata de “colocar a Huelva entre las ciudades más vanguardistas entre las de su tamaño y de entender que Huelva y el Puerto no se pueden entender la una sin el otro”.

Cruz insistió en la idea de defensa de la actividad industrial de la ciudad, sin renunciar a ella, ya que la necesitamos para crecer, generar riqueza y empleo, para avanzar y eso se puede hacer –y este proyecto es una buena prueba de ello– con el respeto a nuestro entorno, apostando por entorno urbanos saludables y que puedan disfrutarlo la mayor parte de los onubenses; era nuestra apuesta y es lo que hemos demostrado en nuestro trabajo con el Puerto”.

El proyecto insiste de una manera especial en la disminución de la contaminación acústica mediante la ejecución de nuevos pavimentos de bajo impacto acústico como resultado de un proyecto de innovación llevado a cabo desde la Autoridad Portuaria de Huelva. Lo más visible será la nueva mediana de 2 metros de anchura, superficie donde se acometerán los trabajos de jardinería, arbolado e iluminación ornamental. En este sentido, se desmantelará la red ferroviaria que desde la entrada en funcionamiento de la línea con Majarabique deja de tener utilidad y se creará una zona de aparcamientos adyacentes al carril de circulación y una amplia acera con zonas ajardinadas.

Se ejecutarán nuevas zonas para aparcamiento en las proximidades del estadio de fútbol Nuevo Colombino, el Club náutico y el Monumento a Colón, así como paradas de autobuses y taxis. Las obras también contemplan el acondicionamiento y mejora de la senda peatonal existente, mediante el lijado, tratamiento y barnizado de las superficies de madera deterioradas, posterior reposición de elementos rotos o dañados. También se proyecta la adecuación de las zonas de pérgolas, refuerzo de la jardinería, nuevas zonas descanso y la colocación de mobiliario urbano y aparatos de gimnasia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios