Huelva

La Policía Nacional da dos días al dueño de los gallos de Huelva para que saque a los animales de la vivienda

Plaza donde se encuentra la vivienda con los gallos

Plaza donde se encuentra la vivienda con los gallos / M.G (Huelva)

La mañana de este domingo, cuatro agentes de la Policía Nacional se personaban en el portal número 7 de la plaza Corteconcepción de la capital en busca del vecino que mantiene en su balcón a dos gallos desde hace más de tres meses

Según relata Luis Cordón, uno de los vecinos afectados por el ruido de los animales, los agentes han informado al inquilino en cuestión de que debe desalojar a las aves antes de dos días y que, siguiendo la normativa vigente tanto estatal como autonómica, no está permitido la tenencia de este tipo de seres vivos en viviendas particulares, especialmente cuando causan molestias como olores y ruidos entre el vecindario. 

Los vecinos han intentado ponerse en contacto con el dueño de los gallos sin éxito Los vecinos han intentado ponerse en contacto con el dueño de los gallos sin éxito

Los vecinos han intentado ponerse en contacto con el dueño de los gallos sin éxito / M.G (Huelva)

Los vecinos no pueden más, los gallos "no paran de chillar" y nadie, salvo la Policía Nacional, se ha responsabilizado aún del problema. "Esta mañana me he personado en la comisaría de la Policía Local para poner la denuncia y me han dicho que eso corresponde a Urbanismo o a Medio Ambiente", asegura Cordón. 

Indefensión ante las administraciones

"Hemos mandado varios correos, exponiendo nuestras quejas, también a través de la Línea Verde y nadie quiere hacerse cargo del problema", explica. Al parecer, el vecino se habría comprometido con los agentes a no tener allí a los gallos este próximo lunes pero los vecinos son excepticos a que esto ocurra. "Hoy siguen haciendo ruido y aunque ahora no suenan, estamos convencidos de que los volverá a sacar más tarde". 

Los animales están enjaulados y tapados a determinadas horas, según narran los vecinos, y a determinadas horas el dueño los deja salir, aparentemente para comer y esparcirse. "A esas horas los ruidos son insorportables, no nos dejan vivir, no puedes hacer nada, ni ver la tele ni otra cosa que no sea escucharlos". 

Los vecinos se sienten indefensos ante la falta de compromiso de las instituciones. "Solo la Policía Nacional ha venido hasta aquí para ver lo que pasaba, la Local nos ignora, nos dicen que pongamos la denuncia y cuando vamos a denunciar no la recoge. Desde el Ayuntamiento tampoco nos atienden". 

El problema no es nuevo. El vecino comenzó a traer gallos hace tres años pero después de un tiempo se los llevó. También entonces los vecinos lo denunciaron, intentamos hablar con el y "ahora, desde hace tres meses volvemos a empezar", reconoce. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios