Universidad

Pilar María Domínguez muestra las ventajas de la arteterapia

  • La Universidad Internacional de Andalucía presenta el tercero de los cuatro cursos que se celebran en la última semana de la programación de verano

Sesión de arteterapia en la Sede de La Rábida. Sesión de arteterapia en la Sede de La Rábida.

Sesión de arteterapia en la Sede de La Rábida. / Canterla (La Rábida)

Una mirada hacia el interior del cuerpo humano. La Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) acogió la pasada semana un curso sobre educación emocional que tuvo un gran éxito de participación entre los alumnos. Por este motivo, desde el lunes y hasta el jueves la Sede Santa María de La Rábida imparte Arteterapia para la gestión emocional y la realización personal. 

En este encuentro, los participantes tienen como objetivo fortalecer su salud emocional y su capacidad para gestionar su propio interior. Entre los contenidos, se han realizado clases para comprender qué es la arteterapia, sus aplicaciones y sus variantes, como la danzaterapia, la dramaterapia, la terapia artística e incluso musical. 

En la sesión inaugural han estado presentes la directora de Secretariado de la Sede, María de la O Barroso, y la directora del curso, Pilar María Domínguez. La experta está licenciada en Bellas Artes y Psicología y este es el quinto año consecutivo en el que realiza el ciclo, que ya cuenta con todas las plazas cubiertas desde hace semanas. 

Para Pilar María Domínguez, la gestión de las emociones es "la gran asignatura pendiente del sistema educativo desde que los niños son pequeños, hasta cualquier nivel". En su opinión, "no están tratando de manera rigurosa y formal algo que está en nuestra vida permanentemente". 

Según la experta, "las emociones entran en nosotros mismos y nos crean problemas de todo tipo, incluso social, por lo que conocer las emociones y saber dominarlas es imprescindible y la finalidad del curso". Bajo esta perspectiva, los siete ponentes que hay en las clases se ayudan de diversas herramientas artísticas como la literatura, la danza y la música. 

Pilar María Domínguez ha comentado también que "estas actividades nos permiten entrar en zonas cerradas que han podido estar clausuradas desde pequeños". Con respecto a la necesidad de que las instituciones valoren la arteterapia, la directora ha comentado que "no sé qué hacer para que esto suceda, pero de una forma espontánea estamos consiguiendo que acudan alumnos de distintas ramas profesionales y no sólo aquellos que estudian Bellas Artes, como sanitarios o maestros". 

Para clausurar el encuentro, Pilar María Domínguez impartirá mañana una sesión sobre la culpa y la vergüenza como emociones secundarias, además del amor y la felicidad en relación con la realización personal. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios