Huelva

El Perdón adelanta la hora del Lunes

  • La mañana del Lunes Santo tiene de tradicional la visita a la capilla del Calvario donde iba a tener lugar la misa y posterior primera levantá y con ellas las primeras saetas, las de Arcángel y Manolo Batista.

Comentarios 3

La noticia, el momento histórico que gustan a los cofrades apuntar, estaba a las 15.15 horas en la parroquia de Santa Teresa de Jesús. La cofradía del Perdón procesionaba por vez primera en la jornada del Lunes Santo. La imagen gráfica era ésta que ofrecemos, la salida con luz del día, atrás queda la Madrugá y el deseo de que la cofradía vaya ganando en todo, acercándose con la claridad del día a la ciudad por el Humilladero.

La mañana del Lunes Santo tiene de tradicional la visita a la capilla del Calvario donde iba a tener lugar la misa y posterior primera levantá y con ellas las primeras saetas, las de Arcángel y Manolo Batista. En la levantá de los pasos esta vez se habían distinguido al delegado de la Fundación Cajasol en Huelva, Domingo Prieto y al jugador del Recre Javi Guerrero. En el Cautivo también está el Recre en candelero, como si quisieran los cofrades acercarlo a sus imágenes para ver si lo sacan de esa zona de descenso en la que está metido desde el Sábado de Pasión. Así el llamador del Cautivo lleva entre sus ángeles el escudo del Recre y lo hizo sonar su presidente, Francisco Mendoza; mientras que en el palio la primera levantá la realizó Antonio Ponce, presidente de la FOE.

Era el momento del barrio entregado a su cofradía, especialmente viéndolo recorrer estas calles y bajando hacia la avenida de Santa Marta camino del asilo de ancianos Santa Teresa de Yornet. Manuel Gómez 'Carnicerito', que se estrenaba aquí de capataz e iniciaba su corría hasta el Jueves Santo mandó una vuelta que fue magnífica con sus costaleros, completada con el buen hacer de la Banda de la Salud, y es de las que se llaman de arte. La anécdota fue una ambulancia en urgencia que debía cruzar por el cortejo en el momento de que el paso estaba dando la vuelta, la escolta de la Guardia Civil actuó rápido y con la Policía Local todo quedó arreglado.

Mientras, se escuchaba sonar el sencillo golpe del campanil de la capilla del asilo. El ambiente aquí es sin duda único. Uno de esos momentos en los que hay que insistir de barrio, barrio, de buena gente acompañando a su cofradía, que como regalo llega hasta aquí con todo cariño. Las saetas, ese repertorio sentido lo abrió el cantaor Mario Garrido, que lleva a gala este sitio. Aquí les acompañó a la hermandad a hacer su estación de penitencia el obispo de Huelva, monseñor José Vilaplana Blasco, así como la Hermandad del Cautivo de Corrales que iba en la presidencia. El obispo fue invitado a hacer la levantá, que se une a esa visita que les hacía a los costaleros en una noche de ensayos y que publicamos en las páginas de Pórtico de Semana Santa. El alcalde Pedro Rodríguez también estaba aquí, un año más, esperando a la Hermandad del Cautivo.

Esta espera de los abuelos del asilo al Cautivo se completaba con la presencia de María Santísima de la Misericordia, que llegaba con buen ambiente de sus costaleros, hasta quedaba extasiada su presidencia, en la que este año se estrena Antonio Jesús Infantes. Se adentraba así por la avenida a los sones de Macarena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios