Cultura

El Otoño Cultural exhibe una unión de artes plásticas y agricultura

  • ‘Semillas y pensamiento’ es la exposición que lleva por primera vez a Europa la obra del artista colombiano Manco Parra

  • La muestra reúne 50 representaciones artísticas

Presentación del Otoño Cultural en las Cocheras del Puerto. Presentación del Otoño Cultural en las Cocheras del Puerto.

Presentación del Otoño Cultural en las Cocheras del Puerto. / Redacción (Huelva)

Semillas y pensamiento es el nombre de la exposición que inauguró ayer el Otoño Cultural Iberoamericano (OCIb) 2019, apoyado por Caja Rural del Sur, la Diputación de Huelva, el Ayuntamiento de Huelva, el Puerto, la Onubense y la nueva Asociación Cultural Iberoamericana.

Con esta muestra llega por primera vez a España y Europa la obra del el artista colombiano José Ismael Manco Parra en la que se unen las artes plásticas y la agricultura tradicional en defensa del medio ambiente.

El Centro de Recepción del Puerto de Huelva es el escenario escogido para la exhibición de las obras de este artista que, según explicó el director del Otoño Cultural Iberoamericano (OCIb), Jaime de Vicente, “se autosignifica como artista campesino”.

Manco Parra indicó que Semillas y pensamiento nació “de la necesidad que tienen los habitantes del territorio de Colombia, pues es necesario generar espacios de comunicación como los que el arte ofrece, que es una comunicación sensible, que va más allá de lo racional y que hace atravesar unas barreras que a veces los ciudadanos ponen como sociedad”.

En lo que a la comunicación entre territorios se refiere, Parra considera que “es una necesidad para todos y más en un territorio como el país colombiano que tienes sus complejidades y en el que es necesario generar este tipo de espacios”.

Igualmente, se refirió a las obras expuestas, las cuáles forman parte de una serie de 50 que “llevan moviéndose desde hace 10 años” por espacios rurales de su país, “espacios muy alejados, donde difícilmente llegaría arte ya que este se configura como algo a lo que pocos tienen acceso o que entiende poca gente”.

El artista colombiano afirmó lo importante que es para él que un campesino tenga acceso al arte, que pueda verlo. En este sentido, es reseñable que estas piezas que figuran en la exhibición han estado expuestas en casas de campesinos, en escuelas, o en salones comunales, en espacios a los que difícilmente llegarían exposiciones. Además, quiso añadir que lo hace “con la intención de generar espacios de pensamiento sensible entre todos”.

Asimismo, señaló que las piezas están “deterioradas” por el paso del tiempo pero entiende ese deterioro como “la carne del tiempo en la pieza”. De hecho, el artista lo define como “el dibujo que se construye a través de lo efímero, lo que sucede en cada uno de ellos”.

Por último, destacó la importancia que para él tiene la agricultura como espacio de comunicación: “El campesino en Colombia es uno de los seres más inferiores, no tiene lugar ni en política ni en la academia. El conocimiento del campo es importante y hay que seguir avanzando en darle un lugar porque puede llegar a recomponer los pensamientos de la persona, por ejemplo, en lo que al medio ambiente se refiere”.

Tras su paso por Huelva, esta muestra podrá verse en Sevilla, concretamente, en el Círculo de Labradores y en Consulado de Colombia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios