Otoño Cultural Iberoamericano El otoño se adelanta con el OCIb 2019 y un amplio programa de actividades

  • Once exposiciones sobresalen en el ciclo de la Fundación Caja Rural del Sur, que comienza mañana miércoles en la Diputación

  • Rocío Márquez y Eliades Ochoa están al frente de una variada programación musical hasta el mes de diciembre

Autoridades presentes en el primer acto del XII Otoño Cultural Iberoamericano. Autoridades presentes en el primer acto del XII Otoño Cultural Iberoamericano.

Autoridades presentes en el primer acto del XII Otoño Cultural Iberoamericano. / OCIb

Comentarios 0

El calor veraniego acompaña esta semana la llegada del otoño. Al menos, el cultural, el iberoamericano, que toma cuerpo en Huelva con el OCIb y que en este 2019 arranca mañana miércoles con una extraordinaria exposición en la Sala de la Provincia de la Diputación. Hasta once muestras forman parte de un programa extenso, anticipado al trimestre otoñal, y variado, con artes plásticas y mucha música, con clásicos que no faltarán, como ese altar mexicano para los difuntos, o el Encuentro Iberoamericano de Prensa, que suma ahora siete ediciones.

Las del OCIb son 12 ya este año, convertido con el paso de los años en referente indiscutible en la ciudad, extraordinario catalizador de esa identidad americana que enraizó en esta tierra hace más de cinco siglos. El director del ciclo, Jaime de Vicente, dice que Huelva ostenta ese título oficioso de capital europea de Iberoamérica, que se hace oficial con eventos culturales como éste. Porque, como también se ha dicho en la presentación, se necesita de iniciativas culturales como ésta para mantener vivo el vínculo, porque en ese hermanamiento de la cultura se aprende más que en los libros de Historia.

Para aprender es, y también se ha comprobado en esta puesta de largo pública, la sintonía entre instituciones y administraciones, sustento necesario de la cultura, como apuesta incondicional que debe ser para el alimento de los pueblos. Allá que estaban, no sólo la Caja Rural del Sur y la Diputación de Huelva, como soportes imprescindibles del ciclo, el Ayuntamiento de Huelva, el Puerto, la Onubense y la nueva Asociación Cultural Iberoamericana, que toma las riendas con el propio Jaime de Vicente, alma de estos once años atrás.

Recordaba, en cualquier caso, De Vicente que este año hay que rendir tributo a José Luis García Palacios, verdadero “espíritu e impulsor del Otoño Cultural”, “figura imprescindible para que existiera”. Este año se le echó de menos en la presentación pero estará presente en la 12 edición al recibir el premio póstumo del OCIb el próximo octubre. Un reconocimiento más, seguro más especial que en ediciones anteriores, a los valedores del arte y la cultura a un lado y otro del Atlántico.

Esta declaración de intenciones del Otoño Cultural Iberoamericano se ha adelantado esta mañana empujada por la temprana llegada de la primera actividad del programa. Es la primera y, también, una de las más destacadas, porque la exposición La aventura de imprimir la belleza, que se inaugura mañana a las 20:00 en la Diputación, rescata la mítica revista literaria ConDados de Niebla, que colocó a Huelva, en plena década de los 80, a la vanguardia de la creación en este país.

Habrá pintura colombiana en el Centro de Recepción del Puerto, también este septiembre, y fotografía para el hermanamiento de España y Argentina, de Huelva y Córdoba, en el centro cultural de la Fundación Caja Rural del Sur, además.

Parte de los fondos de la importante Colección Pública de Fotografía de Alcobendas componen Luz iberoamericana, a exhibir desde primeros de octubre en el Museo de Huelva, y también la que acompañará en noviembre la celebración del Festival de Cine en la Casa Colón, Memoria del Perú.

La misma sala Iberoamericana del antiguo hotel tendrá pinturas de Juan F. Lacomba sobre Doñana, como la sala Cantero Cuadrado de la Universidad de Huelva, en la colectiva de autores mexicanos Muertos, vivos en la historia.

En noviembre se celebrará, un año más, el Encuentro Iberoamericano de Prensa, por primera vez este año, en el Centro de la Comunicación Jesús Hermida, dedicado, además, a la música. Y un recital, y encuentro, con el cubano Eliades Ochoa, líder de aquel fenómeno que fue Buena Vista Social Club.

El colofón musical lo pondrá alguien más cercano, la cantaora Rocío Márquez, que presenta en el Huelva su último disco, Visto en el Jueves, programado en el Gran Teatro el 13 de diciembre. El literario, la presentación de la edición bilingüe español/guaraní de Platero y yo, que sigue siendo la obra literaria traducida a más idiomas.

Hay mucho por delante en este otoño que empieza un 4 de septiembre. Más de tres meses de actividades, mucha más música, catas de vino y un programa específico también para el público infantil, que darán para mucho. Para que el alimento cultural nunca falte en Huelva. Para reforzar ese vínculo americano, más allá de la historia. Para que se tenga presente que cualquier iniciativa positiva para esta provincia se construye entre todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios