Huelva

El Oceanografic de Valencia colabora en la recuperación de los flamencos del Odiel

  • Las aves enfermas o heridas son atendidas y las irrecuperables son trasladadas para su alojamiento

Los voluntarios y el personal de la Consejería y el Oceanografic trabajaron juntos en julio. Los voluntarios y el personal de la Consejería y el Oceanografic trabajaron juntos en julio.

Los voluntarios y el personal de la Consejería y el Oceanografic trabajaron juntos en julio. / Canterla (Huelva)

El Oceanogràfic de Valencia ha firmado un convenio de colaboración con la Junta de Andalucía para que los equipos de aves y veterinaria del acuario valenciano contribuyan a la recuperación de flamencos enfermos o heridos y den alojamiento definitivo en el acuario a los animales irrecuperables.

Los expertos en el cuidado y manejo de aves se sumaron, el pasado 20 de julio, al anillamiento de los flamencos anual en el paraje natural de las Marismas de Odiel, reserva de Biosfera de la Unesco, según informó el Oceanogràfic en un comunicado. La acción, que lleva activa desde 1986, supone un hito biológico y ecológico, ya que permite obtener datos sobre individuos nuevos en la zona, así como observar otros que tienen incorporada la zona en su ruta migratoria.

Para ello, los expertos y voluntarios cercan a los animales para llevarlos hasta un área seca donde, durante este transcurso, los ejemplares adultos sanos alzan el vuelo y se quedan en el corral de tierra firme solo los animales enfermos y juveniles, que presentan un color grisáceo veteado por las alas.

Según las mismas fuentes, en Marismas del Odiel más de 110 ejemplares juveniles fueron examinados por varios grupos de trabajo que recogen muestras de pluma y de la glándula uropigial, así como de sangre.

Las medidas morfométricas de peso, talla, pico y metatarso se anotan en un registro que ayuda a determinar el sexo del animal y, una vez realizado todo el estudio, se les colocan dos tipos de anillas: una más grande con numeración visible y otra metálica pequeña. Los adultos que no son recuperables por su afección irán, gracias a un convenio establecido entre la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural de Andalucía y el Oceanogràfic de València, a las instalaciones del acuario valenciano, donde, una vez curados y/o recuperados, habitarán en el Lago Vivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios