Huelva

Menos aforo, distancia de seguridad y un plan especial para una feria taurina segura en La Merced

  • El empresario Carlos Pereda dice que esto es responsabilidad de todos y pide al aficionado la máxima colaboración con las normas de protección y salud de dicho documento

Tendido en la feria taurina del año pasado. Tendido en la feria taurina del año pasado.

Tendido en la feria taurina del año pasado. / Alberto Domínguez (Huelva)

Carlos Pereda se marchaba de la rueda de prensa ayer en Gobernación tras presentar el plan de contingencia frente al COVID con la idea de que la feria de Colombinas está en boca de todos. Máxime cuando a esos carteles que han tenido aceptación la empresa le une esa imagen responsable que deja trascender la presentación de un plan de contingencia, que no es obligatorio para los permisos gubernativos como reconoció la propia delegada, Bella Verano, pero que añade un plus de certificación a una feria caminando paralela a un estado de preocupación y miedo. “Fiable y responsable” eran los dos términos que más manejó Carlos Pereda en su intervención como representante de La Merced.

“Yo no sé cuánto han costado las mochilas, el desinfectante, el personal de refuerzo para vigilar y acomodar en el tendido al espectador pero sí está claro que nuestra obligación es la de preparar la plaza como si fuese nuestra propia casa. Se juntan muchas responsabilidades como empresa. La de los trabajadores es una pero siempre está también la de los profesionales que actúan y desde luego la de los espectadores”.

El plan de contingencia contempla el acceso a la plaza que en esta ocasión se hace especial y por eso ha proyectado que se pueda entrar a la misma desde dos horas antes del espectáculo.

“El aficionado tiene que ser consciente del tremendo esfuerzo que ponemos todos encima de la mesa para que haya toros. No vamos a poder tener un vigilante para cada espectador. Es imposible. Habrá controladores y personal que recomiende las cosas a quienes se les olvide y en cualquier caso más radical estará la autoridad para actuar y echar de la plaza al espectador que no cumpla con las prescripciones y normativas que necesitamos en estos momentos. Queremos hacer de la Merced la plaza más segura del mundo pero eso solo se puede conseguir desde la responsabilidad que el aficionado ejerza a la hora de permanecer en su asiento, no ocupar ninguno de los que estén marcados con una equis y respete las normas. Desde ayer rige en Andalucía el uso obligatorio de mascarilla en todo momento. Espectador que no la lleve en el momento de acceder a la plaza no podrá hacerlo sin ella. De cualquier forma el público de los toros es siempre ejemplar y no tengo dudas de que va a ser el principal apoyo para que esto funcione”.

Geles, aforos al cincuenta por ciento en todas las dependencias de la plaza. Recordatorios a cada instante... “Vamos a sacar la tablilla entre toro y toro para que nadie baje la guardia respecto a las normas. Huelva necesita ser ese ejemplo de que se pueden dar toros al mismo tiempo que prevenimos contra el virus”.Las almohadillas tiene un solo uso, cada día se desinfectan las localidades, se ha reforzado la desinfección de la enfermería, las corraletas también al igual que se ha hecho con la zona de despiece de las reses y aunque no se vaya a llegar al cien por cien de su uso, las entradas adquiridas en la red son leídas a través de lector QR.

La feria se va adaptando lo máximo posible a la situación social. Otra cosa son los dineros de la feria. Todo se trastoca un poco más con tanto preparativo. “No es cosa de dinero. Este año, no. Los toreros van a salir del paso, los ganaderos también, el público tiene los precios de siempre y la empresa está con un cincuenta por ciento menos de aforo y un cargo máximo en taquilla del 35 o 40 por ciento en el caso de vender todo. No pretendo convencer a nadie pero es así”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios