Huelva

Los vecinos de Marismas del Odiel en Huelva denuncian "el abandono" del barrio

  • El presidente de la asociación vecinal pide que se retome la construcción de las viviendas contempladas en el Casa por casa

Barrio de Marismas del Odiel en Huelva. Barrio de Marismas del Odiel en Huelva.

Barrio de Marismas del Odiel en Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

Los vecinos de Marismas del Odiel denuncian "el abandono" de la barriada. Desde la asociación vecinal indican que el Ayuntamiento de Huelva no realiza ninguna obra de mejora ni de conservación de las calles y espacios públicos del barrio. “Está dejado de la manos de Dios”, apuntó el presidente de la asociación, Matías Lazo.

Se demora la construcción de las viviendas del Casa por casa incluidas en la Proposición no de Ley aprobada en 2006 en el Parlamento andaluz y con ello el traslado de la población que reside en el antigua barriada de Marismas del Odiel y la transformación urbanística de la zona. De las 300 contempladas para los vecinos de Santa Lucía sólo se han construido cien.

Lazo comentó que todavía no se han terminado de derribar las antiguas viviendas que dejaron los propietarios para trasladarse a las nuevas construcciones que se realizaron en la zona central de la calle Serenata en el marco del Casa por casa. El representante vecinal señaló que todavía quedan por demoler “quince o dieciséis”.

Es un barrio mutilado desde el punto de vista arquitectónico, los vecinos viven entre solares, casas abandonadas y construcciones a medio derribar a la espera de que se edifique el resto de viviendas recogidas en el Casa por casa.

El presidente de los vecinos pide a la Junta de Andalucía que se retomen las fases de construcción de las viviendas para que los vecinos puedan reubicarse. Aún quedan por edificarse doscientas. Lazo indicó que “son tiempos difíciles y la situación económica no está muy boyante pero alguien tendría que reclamar que se realicen”.

La construcción de las 300 viviendas para los vecinos de Santa Lucía se plantearon en tres fases. La primera que contempla cien casas, adosados unifamiliares, en el área central de la calle Serenata es la única que se ha ejecutado. La segunda, incluye ciento veinticinco en la zona de Cardeñas, y la tercera, setenta y cinco en la calle Serenata.

Ya han transcurrido catorce años desde que el Parlamento andaluz aprobara el denominado Casa por casa y la mayoría de los vecinos de Santa Lucía, que fueron los que se movilizaron para conseguir este compromiso de la Junta de Andalucía, siguen sin contar con sus nuevas viviendas.

El acuerdo se hizo extensible, a propuesta del Ayuntamiento de Huelva, a las 106 familias de Cardeñas y a las 45 de la calle Pastores, en La Navidad.

La urbanización de la primera fase de Cardeñas, donde van las 106 viviendas, ya estaba en marcha cuando fue aprobada en 2006 la Proposición no de Ley presentada por Izquierda Unida en el Parlamento andaluz. Los vecinos de Cardeñas recibieron sus nuevas casas en enero de 2009, en esta fase la Administración autonómica invirtió 5,2 millones de euros. También se construyeron las 45 viviendas de la calle Pastores, en La Navidad , que supuso una inversión de 4,2 millones de euros.

Aunque las nuevas viviendas de Santa Lucía se terminaron de construir en octubre de 2013, no fue hasta casi cuatro años después, en julio de 2017, cuando los vecinos recibieron las llaves de las casas, concretamente 93 familias. Entre los motivos, que estaban pendientes las obras de urbanización del entorno. El pasado mes de enero se comenzaron a firmar las escrituras de los inmuebles.

Según la Junta de Andalucía, la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) invirtió 11 millones de euros en las cien casas de la nueva Santa Lucía, incluyendo 3,5 millones de las obras de urbanización. Desde 2013 no se avanza en el Casa por casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios