Huelva

Los vecinos de Santa Lucía firman las escrituras de las primeras treinta viviendas

  • De las 100 familias que serán propietarias, una treintena de ellas se convirtieron ayer en titulares de sus hogares y en las próximas semanas materializarán los trámites las 70 restantes

  • El Ayuntamiento de Huelva y la Junta de Andalucía ponen fin a la primera etapa de proyecto Casa por Casa, iniciado hace 18 años

Firma de la escrituras públicas de las viviendas de Santa Lucía. Firma de la escrituras públicas de las viviendas de Santa Lucía.

Firma de la escrituras públicas de las viviendas de Santa Lucía. / Josué Correa (Huelva)

La Junta de Andalucía citó ayer a los vecinos de Santa Lucía para firmar las escrituras de compraventa que les acreditan como titulares del centenar de viviendas públicas construidas en las Marismas del Odiel. Ayer fueron 30 las familias que sellaron con sus nombres y apellidos unas escrituras públicas que se antojaban “casi como un milagro”, tal y como aseguraba Juan Galera, uno de los beneficiarios de unas reivindicaciones que comenzaron hace 18 años. En este sentido, durante las dos próximas semanas serán 57 familias más las que materializarán la citada compraventa tras la rúbrica de la firma que les acredite como propietarias de un hogar, si bien las escrituras de los 13 hogares restantes, que aún no se elevarán a público, sufrirán un breve retraso con motivo de “ciertos flecos que faltan para regularizar los trámites”, según apuntó el director provincial de AVRA, José Domingo Doblado. El motivo de tales problemas burocráticos radica en que “hay adjudicaciones definitivas que se han firmado hace poco y no ha pasado el tiempo suficiente para elevarlas a contrato público”.

El proyecto, que toma la denominación de Casa por Casa, nace de un convenio que firmaron hace alrededor de 18 años el Ayuntamiento de Huelva y la Junta de Andalucía, cuando gobernaban el Partido Popular y el PSOE respectivamente, si bien tales gobiernos se han intercambiado los papeles cuando ha finalizado este proceso.

En lo que a la inversión realizada se refiere, el coste del proyecto ha sido de 12 millones de euros, de los cuáles el Consistorio ha aportado más de dos y la Junta diez. El procedimiento del mismo, que culminó ayer, comenzó con la cesión de los terrenos pertinentes por parte del Ayuntamiento. Seguidamente, el Gobierno autonómico consolidó los terrenos para que, posteriormente, fuera la administración local la que aportara 1.5 millones para la urbanización de los mismos. Tras ello, en 2016 finalizó el proceso de construcción de unas viviendas que pusieron fin a las condiciones indignas en las que vivían los vecinos de Santa Lucía en 2017 –fecha en la que se entregaron los inmuebles, con un coste de 70.000 euros cada uno–.

En total fueron 87 las familias que, de las 100 a las que se entregaron las llaves de los hogares en 2017, se decidieron por el régimen de compraventa de VPO en régimen especial. Con objeto de sufragar los gastos que trae consigo escriturar las viviendas, el Ayuntamiento ha hecho una última aportación de 465.000 euros por medio de una subvención excepcional, pues esta ayuda era la única vía administrativa y jurídica viable para el acceso a la propiedad del inmueble sin presentar coste para el propietario al no tener que hacer frente a ninguna tributación.

En cuanto al proyecto Casa por Casa, tanto la Junta de Andalucía como el Consistorio quisieron ratificar que tan solo se ha culminado la primera fase, en tanto que, tal y como expresó Doblado, el “proceso debe continuar”, pues el objetivo futuro pasa por la construcción, como mínimo, de 200 hogares más para los vecinos que habitan en infraviviendas. En este sentido, la Junta aseguró no poder dar un tiempo estimado al tratarse de “inversiones a presupuestar muy altas que no pueden ser fechadas en el calendario”. Aún así, tanto el concejal de Turismo, Francisco Baluffo, como el delegado de Fomento, José Manuel Correa, coincidieron en que “los plazos serán más cortos que en esta fase”, al tratarse de una experiencia ya conocida, lo que posibilita que para una segunda fase ya haya “una preparación previa al haberse gestionado grandes cantidades y al haberse modificado el terreno pertinentes”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios