Huelva

IU denuncia que viviendas desocupadas de Marismas del Odiel se usan como "narcocasas"

  • El Grupo Municipal pide que se derriben los inmuebles abandonados y se construyan los que faltan del 'Casa por Casa'

Casas desalojadas en Marismas del Odiel. Casas desalojadas en Marismas del Odiel.

Casas desalojadas en Marismas del Odiel. / Josué Correa (Huelva)

La construcción de las viviendas que faltan en Marismas del Odiel, contempladas en el programa Casa por Casa, y la demolición de las edificaciones desocupadas que hay en el barrio es lo que pedirá el Grupo Municipal de Izquierda Unida, a través de una moción, en el próximo Pleno del Ayuntamiento de Huelva.

La portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, Mónica Rossi, denuncia que hace más de un año que se concedieron las cien nuevas viviendas de Santa Lucía y las antiguas casas que entregaron los vecinos aún no han sido demolidas.

Rossi indica que algunas de éstas, que no están en condiciones de ser habitadas, han sido ocupadas por familias y otras se han convertido en puntos de venta de drogas, en lo que se denominan “narcoviviendas”, lo que es “inaceptable”.

Apunta que la presentación de esta moción ha sido una petición de los vecinos, que les ha transmitido “esta situación que se está produciendo en el barrio”.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida exige al Ayuntamiento de Huelva que mantenga y actualice el objetivo de transformación social y urbanística de Marismas del Odiel, de acuerdo con lo aprobado por el Parlamento de Andalucía, así como que se lleve a cabo de manera urgente el derribo de las antiguas viviendas, que fueron entregadas por los adjudicatarios de las 100 de Santa Lucía.

Asimismo, solicita que el Consistorio convenie con la Junta de Andalucía la construcción de las viviendas que faltan para concluir la transformación social y urbanística del barrio y se adjudiquen en régimen de alquiler a las familias que no tuvieron derecho a una nueva casa en propiedad.

Rossi subraya que la transformación de esta parte de la ciudad “es necesario e imprescindible hacerla”. Comenta que “el derribo de las infraviviendas es un aspecto que tiene que ver con la transformación social de la zona”.

Según la portavoz del Grupo Municipal de IU, quedan unas 150 viviendas por construir en el marco del Casa por Casa, y se trata de “dar pasos hacia adelante para esa transformación social y urbanística de la zona, poner los cimientos para que eso se vaya produciendo, que sea el Ayuntamiento el que tome la iniciativa con la Junta de Andalucía”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios