Huelva

María Eugenia Limón asume la presidencia de la Diputación de Huelva

  • La nueva dirigente afronta el reto de la crisis generada por la pandemia con un mensaje claro: "Me dejaré la piel, por Huelva y por un futuro mejor para nuestra gente"

María Eugenia Limón recibe el bastón de mando como nueva presidenta de manos de Lourdes Martín. María Eugenia Limón recibe el bastón de mando como nueva presidenta de manos de Lourdes Martín.

María Eugenia Limón recibe el bastón de mando como nueva presidenta de manos de Lourdes Martín. / Alberto Domínguez (Huelva)

El impacto de la pandemia de Covid-19 que azota a la sociedad marca la agenda de la nueva presidenta de la Diputación Provincial de Huelva. María Eugenia Limón tomó el relevo al frente de la entidad con un reto claro por delante: “Esta terrible realidad que nos está marcando de manera irremediable como sociedad, una crisis sanitaria y económica que se está llevando por delante los sueños de muchas personas”.

Con el Foro Iberoamericano como telón de fondo y arropada por sus compañeros de corporación, Limón cogió el relevo del dimitido Ignacio Caraballo en un pleno telemático y marcado por las normas sanitarias derivadas de la pandemia. Lo hizo con los votos favorables de sus 15 compañeros de partido, que junto al suyo, le dio los 16 respaldos necesarios para ser elegida presidenta de la Diputación. El pleno de investidura de la nueva presidencia comenzó como la proclamación de María Dolores Bermúdez Salazar como nueva diputada provincia, ocupando el acta dejada libre por Caraballo. El PP propuso a su portavoz Juan Carlos Duarte, que recibió el respaldo de los nueve integrantes del grupo Popular. Ciudadanos y Adelante no presentaron candidato y se abstuvieron en la votación. La diputada Lourdes Martín fue la encargada de entregar el bastón de mando

Quiero transmitir un mensaje de aliento y de esperanza, de reencuentro en los valores y de acercamiento entre posiciones encontradas. Ahora más que nunca, las instituciones tenemos la obligación de estar a la altura de lo que la sociedad merece de sus representantes. Debemos actuar con determinación para dar las mejores soluciones en el presente, sin perder de vista que al mismo tiempo debemos sentar las bases para un futuro mejor”, señaló el inicio de su discurso. “Soy consciente de que la Diputación es una administración esencial para todos y cada uno de los municipios y entidades locales de esta provincia y para todas las personas que viven en ella. Desde la costa, la sierra de Aracena y picos de Aroche, la cuenca minera, el condado y el andévalo, mi comarca”. La crisis sanitaria y económica marcó su primer discurso como presidenta de la Diputación Provincia. “Ya nada va a seguir igual”, un nuevo tiempo en el que “el desarrollo sostenible o es simultáneo en lo económico, lo medioambiental y lo social, o no será. Estoy convencida de que tenemos que trabajar en las tres dimensiones, para no dejar a nadie atrás. El proyecto que defiendo tiene la mirada fija en las necesidades reales y va a estar en evolución y en evaluación continuas. Buscará en todo caso resultados visibles y medibles”. Limón expuso un amplio programa de diez objetivos clave integrador y que permita que “el desarrollo llegue a todos por igual”.

Todos los objetivos emanan de “nuestro Plan Estratégico Provincial” centrado en la igualdad de género y de oportunidades; innovación colaborativa; la aspiración de liderazgo de la provincia; lucha contra la despoblación; la transición digital, la economía verde; y la transparencia informativa y escucha activa”.

Sobre estos fundamentos “voy a liderar como presidenta esta nueva etapa en la Diputación. Al mismo tiempo voy a estar a vuestro lado siempre, alcaldes, para apoyaros en vuestras reivindicaciones”. Este nuevo tiempo lo lidera una mujer, y como decía Kamala Harris, la primera vicepresidenta de los EEUU, “no seré la única”. En defensa del camino hacia la igualdad de género ha recordado que “el camino hasta aquí no siempre ha sido fácil. Ni lo ha sido para mí, ni para muchas otras mujeres en general que en Huelva tienen nombres y apellidos”. Por ello ha destacado el papel de “ Manuela Parralo al frente de la Subdelegación del Gobierno, Bella Verano, delegada del Gobierno andaluz, Pilar Miranda, como presidenta del Puerto, María Antonia Peña, rectora de la Universidad, María Luisa Faneca, máxima responsable del primer partido en la provincia de Huelva, mi partido, el PSOE, todas las diputadas y todas las alcaldesas de la provincia simbolizan un sueño hecho realidad que otras mujeres a lo largo de la historia ni siquiera tuvieron la posibilidad de ambicionar”. “Si estoy aquí ahora, es también porque antes estuvo Petronila Guerrero, primera presidenta de esta Diputación, y porque antes de mí estuvieron abriendo camino como alcaldesas, entre otras, Pilar Pulgar y Gabi de la Fuente”, destacó.

Limón se convierte “en la primera persona que representa a la Diputación de Huelva desde la presidencia nacida en democracia. Soy una mujer de izquierdas, con 38 años, de orígenes humildes y de un pequeño pueblo del andévalo onubense, San Bartolomé de la Torre. Represento a una generación que simboliza el éxito de la democracia y los derechos sociales, pero también a una generación a la que animo a comprometerse, a implicarse, a liderar un nuevo tiempo, una nueva forma de hacer y entender la política”. En sus palabras agradeció el respaldo de su formación y compañeros, así como a sus padres, hermanas e hijos y al movimiento feminista. “Me dejaré la piel, por Huelva y por un futuro mejor para nuestra gente”, cerró su intervención

La portavoz de Ciudadanos, María Ponce, tendió su mano “al equipo de Gobierno y cada uno de los alcaldes para trabajar por esta tierra”. La edil de Aljaraque señaló que “Huelva se encontraba ya en una situación de desigualdad y ahora lo está pasando realmente mal, por lo que es el momento de la unidad para luchar todos juntos contra el coronavirus que es nuestra verdadera guerra y no la de los partidos”.

Tomó la palabra David Fernández en nombre de Adelante Huelva para felicitar a la nueva presidenta. El diputado reclamó un avance “en políticas que incorporen tributos a nuestros ayuntamientos, que doten de recursos para garantizar recursos públicos para atención a los ciudadanos”. Fernández destacó la labor de la presidencia anterior en materias como el turismo, pero pidió a Limón que “sea capaz de mejorar el trabajo hecho”. “Si las diputaciones han sido útiles, hoy lo son más que nunca si nos atrevemos a defender a las mayorías sociales”.

Juan Carlos Duarte fue más duro en su intervención. El portavoz del PP criticó “la guerra interna que la ha llevado hasta aquí sin un liderazgo fuerte”. En clave política pidió que “la Diputación no vuelva a ser la punta de lanza del PSOE y que su trabajo comience en la Gran Vía y termine en cada pueblo, no en la sede de un partido”. Por ello, planteó ir “todos a una con pactos de empleo, por las infraestructuras sin politizar y que garanticen los recursos necesarios a los ciudadanos”. Si la llegada de Limón “abre un nuevo tiempo, estaremos con la mano tendida y espíritu constructivo”.

Cerró el turno de intervenciones el portavoz socialista. Salvador Gómez destacó “la labor de este ayuntamiento de los ayuntamientos en unos tiempos extraordinarios, dando respuesta a una situación para la que nadie estaba preparado con un escenario desconocido”. Limón “tiene en su trayectoria política su mayor carta de presentación, con una amplia experiencia sobre el terreno como alcaldesa de San Bartolomé”. Ha destacado “su compromiso con el desarrollo de nuestra provincia sin dejar a nadie atrás”. La Diputación afronta “la recta final de un año en el que una pandemia cambió para siempre un planeta, pero será recordado por la resiliencia, la solidaridad y la capacidad para construir una sociedad mejor”. Por ello, “espero que el mandato que hoy comienza marquen el camino de una provincia mejor en un proyecto vivo y cercano acorde a las nuevas circunstancias. Eres buena persona y buena política por lo que serás una gran presidenta”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios