Manuel Ángel González/arquitecto Manuel Ángel González: “En Huelva hay mucho suelo vacante por construir”

  • El arquitecto Manuel Ángel González dirige el equipo redactor del borrador del nuevo Plan de Ordenación Urbana de Huelva, que se encuentra en la primera fase consistente en la planificación de la participación ciudadana. Tienen un año por delante para terminar el documento y la participación ciudadana será una constante a lo largo del proceso.

Manuel Ángel González. Manuel Ángel González.

Manuel Ángel González. / Josué Correa (Huelva)

–¿De qué punto se parte?

–Del Plan General de Ordenación Urbana vigente, que hay que revisar porque el Ayuntamiento ha decidido revisar ese plan, es algo habitual que cada cierto tiempo se haga. Este plan es de 1999, ha tenido varias modificaciones. El Ayuntamiento no ha contratado el plan entero, lo que ha salido a concurso ha sido el borrador del plan y el documento inicial estratégico, que es un documento con el que se inicia la valoración ambiental del plan, eso es lo que tenemos nosotros por delante. Aparte de la cartografía, una nueva cartografía para la ciudad, que es lo que ya hemos entregado.

–Lo que se ha hecho hasta el momento es la cartografía

–Sí, la cartografía, efectivamente, y le propusimos al Ayuntamiento iniciar el proceso de redacción del avance con un proceso participativo, que le hemos llamado Operación Participativa, y en ese proceso estamos en este momento. Es un documentos que hemos elaborado y colgado en una página web que hemos hecho y que está alojada en la web municipal, un documento de incentivación a la participación, en el que hay un primer informe, un prediagnóstico, y una valoración crítica del escenario actual de la ciudad y pedimos que los ciudadanos rebatan, conformen, aporten, cuestionen... todo eso a través de esa misma página web.Para eso el alcalde se ha dirigido a un montón de entidades de la ciudad: asociaciones de vecinos, sectores económicos, sindicales, universitarios... de todo tipo. En eso estamos ahora mismo. A la vez, nosotros estamos trabajando en la recogida de información sobre cuál ha sido el desarrollo del plan que tenemos que revisar.

–Cuándo podría estar finalizado el borrador en el que están trabajando?

–Tenemos un año por delante, aproximadamente, para este trabajo, que tiene varias fases. Sobre el mes de abril tenemos que entregar el documento de avance, que tiene que valorar varias alternativas, por lo menos tres, elegir una y esa una, desarrollarla, eso sería el documento de avance o borrador del plan y sobre ese hacer el documento inicial estratégico y pedirle a la Junta de Andalucía que emita un informe sobre cuál debería ser el alcance del estudio ambiental estratégico. Ese sería el final del trabajo que tenemos por delante.

–Se ha ampliado el plazo para la participación ciudadana

–La participación ciudadana va a ser permanente durante todo el proceso, la página web no va a decaer, hay una parte para presentar iniciativas que nosotros la vamos a mantener abierta. Los plazos se dan para que haya un momento en el que nosotros podamos cerrar un diagnóstico, pero va a estar abierta durante todo el proceso. La idea que nosotros tenemos es que cada documento que se vaya produciendo tenga una exposición pública permanente

–¿Se están involucrando los ciudadanos?

–Los datos que tenemos en este momento en la página web son muy buenos.

–¿Hacia dónde van dirigidas sus propuestas?

–Son variadas pero lo que sí se denota es una preocupación por el bienestar de la ciudad, por temas de movilidad, está muy bien que haya coincidido este trabajo con el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, de hecho vamos a tener una reunión los dos equipos, por videoconferencia, este lunes, para ver cuál debería ser la estrategia de movilidad desde el punto de vista de lo urbano, de recuperación de espacio para los peatones, corredores verdes... y queremos hablarlo con ellos. También hay temas relacionados con el espacio público y la sostenibilidad, donde el tema de los cabezos es muy protagonista en las aportaciones de los ciudadanos; con la recuperación de la Ría; con la relación Puerto-ciudad; con la demanda de un determinado tipo de viviendas... es muy variado.

–El nuevo PGOU estará muy marcado por la nueva realidad derivada del coronavirus

–Claro, evidentemente, en cualquier caso, lo que está demandando la sociedad es algo que ya venía demandándose en eso del urbanismo ecosistémico sostenible: más espacios públicos de más calidad, más sostenibilidad, lucha contra el cambio climático, más naturaleza... Las consecuencias derivadas de la Covid lo ha puesto un poco más en el candelero pero eran temas que, los que nos dedicamos al ejercicio profesional del urbanismo, teníamos como motivos principales de trabajo.

–¿Cuáles serán las prioridades del nuevo plan?

–Huelva no es una ciudad que necesite crecer. Es un plan, fundamentalmente, de recomposición y de mejora interior de la ciudad, sería como un gran plan de reforma interior, que va a apostar por la sostenibilidad, el espacio público, la mejora de los equipamientos, la recuperación de determinados espacios y por mejorar la relación del Puerto con la ciudad. Esas son las ideas de un documento, que no es el plan, lo que tenemos contratados es el borrador del plan, las líneas temáticas principales y estratégicas por las que el plan debe trabajar.

La razón, yo creo, por la que el Ayuntamiento ha contratado hasta la figura del avance o borrador del plan es que se avizora muy cercano en el horizonte una nueva ley y entonces querrá que el documento esté lo más adaptado posible a esa nueva Ley del Suelo, que se va a empezar a tramitar a principios de año en el Parlamento de Andalucía.

–Uno de los objetivos es la vertebración de los barrios, ¿en qué zonas habría que incidir más?

–Hay que incidir en las zonas que tienen peores condiciones. Los espacios que más acumulan la atención de la gente son desde espacios pequeños hasta barrios como Pescadería, Marismas del Odiel, Isla Chica, La Hispanidad, El Molino, El Conquero, todo eso es lo que plantean los ciudadanos, que hay que darle más atención a esos espacios, pero en general, todos, todos van a tener un índice de calidad urbana similar, y con un tratamiento específico para cada uno de ellos porque no todos ellos responden a las mismas características morfotipológicas

–En cuanto a la movilidad sostenible, ¿qué se contempla?

–Ahí vamos a ir de la mano de lo que plantea el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, pero nosotros queremos aplicar un criterio, nuestra intención es reducir la movilidad rodada a un 30% de lo que hay actualmente y el resto serían, fundamentalmente, calles donde el protagonista es el peatón.

–¿Cómo se plantea la revalorización de los espacios públicos como puntos de encuentro?

–Desde el punto de vista de evitar islas de calor, de la incorporación del agua en el diseño, hacer pavimentos que drenen y también medidas de mitigación del cambio climático, hacer esos espacios más confortables, menos arquitectónicos y más sensuales.

–¿Por dónde se podrían ampliar las zonas verdes de la ciudad?

–Hay muchos sitios para ampliar zonas verdes, pero tenemos una ría maravillosa, y habría que aprovechar la oportunidad que nos dan las intervenciones que se van a hacer sobre los fosfoyesos, aunque sean a medio plazo, para pensar que hay que descubrir a Huelva que tiene otro río, que es el Tinto, al que la ciudad no ha prestado atención, o la atención que le ha prestado ha sido más bien como vertedero industrial, ese tipo de cosas también las va a plantear el plan. Huelva tiene dos rías no sólo una.

–Comenta que algunas de las propuestas de los ciudadanos están relacionadas con los cabezos, ¿qué tratamiento se le debería dar a los cabezos?

–Fundamentalmente manteniéndolos como espacios libres, los que se puedan mantener, algunos ya se perdieron, pero, en cualquier caso, creo que esa singularidad de Huelva no se puede perder, lo que hay que hacer es potenciarla, habrá que establecer recorridos. No digo que se queden exactamente como están pero habrá que proyectarlos, manteniendo la identidad que ellos reflejan y que hacen de Huelva una ciudad singular, la diferencian. Básicamente, eso puede suponer que tengamos que revisar algunas de las decisiones tomadas por el planeamiento para convertir en más protagonistas del espacio público a los cabezos.

–La ciudad está consolidada, ¿su único crecimiento es por el Ensanche Sur o hay más opciones?

–Hay una que se está planteando, que es originaria de plan anterior, que queda todavía por ahí, que nosotros pretendemos revisar porque no es necesario para la ciudad, y efectivamente queda mucho. Huelva tiene una particularidad, que no es fácil de encontrar, su planeamiento del 99 se ha desarrollado mucho desde el punto de vista de la gestión del suelo y desde el punto de vista, incluso, de la urbanización del suelo, pero queda mucho suelo vacante por construir, nosotros lo hemos valorado, y la cantidad de suelo, de solares que hay vacantes repartidos por la ciudad, es enorme, luego, sería un despilfarro consumir suelo nuevo habiendo suelo vacante suficiente para cubrir las necesidades de la ciudad en los próximos doce o quince años. Estamos hablando, por lo tanto, de que el crecimiento es hacia adentro no hacia afuera.

–¿Qué pautas barajáis para poner en valor el patrimonio arquitectónico y arqueológico de Huelva?

–A nivel de avance estamos elaborando un catálogo muy importante porque hemos descubierto que todavía quedan muchísimos valores. De patrimonio arqueológico Huelva es puntera, fundamentalmente, las medidas van a ser de protección y puesta en valor. El conocimiento que hay sobre donde hay interés arqueológico, no digo sobre un yacimiento o excavación concreta, es muy importante en la ciudad, creo que eso es un valor añadido con el que nosotros ya nos vamos a encontrar.

La Zona Arqueológica está muy bien definida por parte de las administraciones a lo largo de estos años, lo que hay que hacer es que las intervenciones que se hagan en esa amplísima zona arqueológica que tiene Huelva sean cautelares, que tengan en cuenta que allí puede haber este tipo de cosas.

Y por otro lado, un valor que debería incorporar el plan es poner en valor la arqueología emergente, no sólo la arqueología del subsuelo sino también usar metodología arqueológica para lo emergente. Después, el patrimonio arquitectónico, tenemos un primer borrador de un catálogo, un precatálogo, con una asignación de niveles, que aportan elementos nuevos encima de la mesa para que sean considerados como construcciones arquitectónicas de cierto interés.

- Hay una apuesta decidida por la integración definitiva entre la ciudad y la ría, ¿qué lugar ocuparía la industria?

–La industria para Huelva es muy importante, genera alrededor de 9.000 empleos, evidentemente la industria tiene que ir cambiando de rol pero no tan radical para que se erradique. Habrá que pensar en otra industria, la industria del siglo XXI, una industria renovada, pero la industria tiene que jugar un papel fundamental.

Que Huelva prescindiera de la industria sería una especie de suicidio colectivo, no creo que deba ir por ese camino. Hay mucha industria que ya está obsoleta, lo que sí hay que plantearse es una renovación y aprovechar muchas circunstancias. Todavía en la zona industrial de Huelva hay muchos lugares que se pueden usar para mejorar la integración del interior con la ría, muchas medidas sutiles, livianas, discretas, acupuntura urbana para mejorar todo eso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios