Balance de Criminalidad

Huelva es la capital de Andalucía con mayor retroceso de la delincuencia en el primer semestre

  • Las infracciones penales se desploman un 32% en la ciudad debido al estado de alarma, que marcó el segundo trimestre. En la provincia la caída es del 20,5%

Policía Local y Policía Nacional acuden al hospital Juan Ramón Jiménez para aplaudir al personal sanitario por su labor frente al coronavirus a finales de marzo. Policía  Local y Policía  Nacional acuden al hospital Juan Ramón Jiménez para aplaudir al personal sanitario por su labor frente al coronavirus a finales de marzo.

Policía Local y Policía Nacional acuden al hospital Juan Ramón Jiménez para aplaudir al personal sanitario por su labor frente al coronavirus a finales de marzo. / Alberto Domínguez (Huelva)

No hay precedentes estadísticos para semejante desplome de la delincuencia en Huelva. La influencia de la crisis del coronavirus (iniciada en la mitad de marzo con el estado de alarma) ha sido determinante para que en el primer semestre de este año el retroceso de las infracciones penales en nuestro territorio haya sido del 20,5%, un descenso que la ciudad del Tinto y el Odiel alcanza el 32% con respecto al mismo plazo de 2019, según consta en el Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior, analizado por Huelva Información.

Si entre enero y junio del pasado ejercicio se habían contabilizado en Huelva capital 3.125 asuntos de este tipo, en la primera mitad del año en curso apenas han llegado a 2.125. Y esto convierte al municipio onubense en la capital donde más se ha reducido la criminalidad de toda Andalucía. Muy lejos de esta contracción de la delincuencia queda la siguiente, Córdoba, con la variación negativa del 24,9%. Le siguen Almería, con el 24,4%; Cádiz, con el 24,3%; Málaga, con el 22,6%; o Granada, con el 21,7%. Solo se sitúa por debajo de los veinte puntos de impacto la capital jiennense, con el 14,2%.

La caída regional de los delitos atajados por la Guardia Civil y la Policía Nacional se situó al cierre de junio en el 20%. La provincia onubense registró 7.364 en total, casi dos mil menos que solo doce meses antes, cuando se produjeron 9.262 atestados (el 20,5% más).

En la primera mitad del año se produjeron ocho violaciones, seis de ellas solo entre abril y junio

Hay que evidenciar que en las distintas tipologías penales que pormenoriza el Balance de Criminalidad no aparecen detallados casos tan relevantes para los onubenses como la inquietante desaparición del valverdeño Jorge Alamillo el pasado 24 de mayo. Pero sí constan homicidios, delitos sexuales, robos y hurtos o el narcotráfico.

Detendremos este análisis, en primer lugar, en los homicidios dolosos y asesinatos consumados del primer semestre. A estas fechas los números eran idénticos a los de 2019, cuatro en total en territorio provincial, ya que ninguno ha sido perpetrado en la capital.

El primero de ellos se produjo el 24 de febrero en La Palma del Condado, localidad en la que un hombre presuntamente mató a su madre de 82 años. Le sucedió –antes de que transcurriera un mes, el 23 de marzo– el asesinato de una joven de 28 años en un asentamiento de temporeros de Moguer. El presunto autor de este crimen fue detenido por la Benemérita en junio, un individuo al que además se le atribuye una de las cuatro tentativas de homicidio contabilizadas en la provincia por apuñalar y robar a otro hombre en Lucena del Puerto. Fue localizado el 2 de junio en Sevilla, después de que hubiera variado ostensiblemente su aspecto físico con la intención de pasar desapercibido. El Juzgado de Instrucción 2 de Moguer decretó su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza el viernes 5 de junio.

La zona donde un hombre fue asesinado a tiros por otro en Rociana el 5 de mayo. La zona donde un hombre fue asesinado a tiros por otro en Rociana el 5 de mayo.

La zona donde un hombre fue asesinado a tiros por otro en Rociana el 5 de mayo.

El segundo trimestre del año se ha cebado con Rociana del Condado. Allí se materializaron los dos últimos crímenes de esta primera mitad del año, que se produjeron con apenas una semana de diferencia. El primero tuvo lugar el 5 de mayo, cuando un hombre le arrebató la vida a otro tras dispararle con una escopeta de caza. También fue enviado a prisión provisional.

El siguiente homicidio aconteció el 13 de mayo. Un hombre de 27 años y natural de la localidad jiennense de Martos llegó al centro de salud rocianero con graves heridas de arma blanca y acabó falleciendo. Seis días después, el 19, la Guardia Civil detuvo a tres personas, dos de ellas en Jaén y una en Lepe, en relación con la muerte violenta. El juez ordenó su ingreso en prisión.

Los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria en el primer semestre han pasado de ser 106 a 86 en solo un ejercicio, una caída del 18,9% en la provincia. En el segundo semestre han sido 40 –seis menos que entre enero y marzo, el -13%–, de los que seis se produjeron en la capital entre abril y junio.

Las infracciones penales por tráfico de drogas aumentaron un 70% en el segundo trimestre, siendo 51 en total

Los secuestros desaparecen en la primera mitad del año del mapa de infracciones penales del territorio onubense, al tiempo que se registraron 55 delitos contra la libertad e indemnidad sexual, un tercio menos que en 2019. Los casos más graves, los de las violaciones (agresiones sexuales con penetración) se redujeron de nueve a ocho, si bien llama la atención su ascenso en el segundo trimestre con respecto al primero pese al estado de alarma: seis frente a las dos del primer cuarto del ejercicio, lo que implica una subida del 200%. Una de estas agresiones machistas aconteció en Huelva capital.

En el capítulo de los robos con violencia e intimidación, los datos onubenses ofrecidos por el Ministerio del Interior catalogan en el primer semestre 105 infracciones, una variación interanual del -19,8%. La diferencia es más acusada si se observa la comparativa entre trimestres: de los 75 del primero se rebajaron a 30 en el segundo, un desplome del 60% motivado también por la escasa presencia de personas en las calles en tiempos de confinamiento, lo que ha dificultado la tarea a los cacos.

Precisamente esta circunstancia, la del encierro en las casas en la etapa más delicada de la crisis del coronavirus, no ha dejado un descenso drástico en las sustracciones en domicilios, como cabía esperar. En la provincia han pasado de ser 630 a 588 en la primera parte de 2020, el 16,2% menos. Apenas siete de cada 100 de estos acontecieron en la capital (el -56,9% en solo un año), claro indicativo de que el plan para evitar estos robos en la capital puesto en marcha por la Policía Local y la Nacional ha funcionado.

Registros en un astillero de Isla Cristina en el marco de la operación Colón contra el narcotráfico, el 23 de junio. Registros en un astillero de Isla Cristina en el marco de la operación Colón contra el narcotráfico, el 23 de junio.

Registros en un astillero de Isla Cristina en el marco de la operación Colón contra el narcotráfico, el 23 de junio. / Josué Correa (Isla Cristina)

Poner el foco en el segundo trimestre es relevante. Se perpetraron 243 robos con fuerza en hogares, 42 menos que en el precedente (-14,7%), de los que solo tuvieron lugar en la capital 15 (-48,3%).

Los hurtos sí concentran una caída más acusada en Huelva. Fueron 1.255, el 36,9% menos que en el primer semestre de 2019, de los que 563 corresponden a la capital, donde se reducen un 38,7% pese a albergar la mayor parte de las superficies comerciales de la provincia, objetivo de los ladrones.

La sustracción de vehículos se queda en 78 infracciones penales frente a las 113 registradas entre enero y junio del año pasado, un descenso del 31% en la provincia. De los 30 robos inventariados en el segundo trimestre, solo cuatro tuvieron lugar en el municipio de Huelva, donde el retroceso de este tipo penal fue del 71,4% con respecto al primer trimestre.

El narcotráfico, por contra, experimenta un comportamiento opuesto al resto de delitos detallados en el Balance de Criminalidad. La presión –en especial de la Guardia Civil– a los traficantes en la provincia ha sido notable en la primera mitad de 2020, con un ascenso del 12,5% y 81 infracciones penales. La actividad policial contra los narcos fue especialmente concienzuda en el segundo trimestre, plazo en que se registraron 51 operaciones, el 70% más que entre enero y marzo. Siete de ellas partieron de la capital entre abril y junio, cuatro menos que en el primer trimestre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios