Presa de Alcolea Los regantes exigen al Gobierno que cumpla la ley y acabe la presa

Huelva

El Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva dispondrá de un PET TAC después del verano

  • La delegada territorial apunta que "ya está el bunker finalizado"

El Hospital Juan Ramón Jiménez.

El Hospital Juan Ramón Jiménez. / Josué Correa (Huelva)

El Hospital Juan Ramón Jiménez dispondrá de un PET TAC después del verano. La delegada territorial de Salud y Familias, Manuela Caro, comentó que "ya está el bunker finalizado y estamos con el expediente administrativo para traer el aparato, es un aparato complicado y esperamos que a final del verano podamos tenerlo aquí para ponerlo en marcha a la mayor brevedad posible”.

Caro subrayó que "en poco tiempo tendremos el PET TAC que permite que los pacientes que tienen que ir a Sevilla puedan quedarse aquí para hacer las pruebas diagnósticas”.

El pasado mes de enero, la delegada territorial de Salud ya anuncio, durante una visita a las obras de ampliación y reforma de la Central de Esterilización y del servicio de Medicina Nuclear de Hospital JuanRamón Jiménez, que éste contaría este año con un PET TAC. Caro indicó que Huelva junto a Jaén son las únicas provincias andaluzas que no tienen PET TAC y los pacientes oncológicos tienen que ser derivados a Sevilla para realizarse la prueba.

El centro hospitalario reforzará con esta máquina su equipamiento diagnóstico. El Hospital Juan Ramón Jiménez ya reemplazó con nuevos equipos de tomografía computarizada (TAC) dos más antiguos e incorporó un tercero, en el marco del proyecto Huella de Energía impulsado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Dentro de este mismo proyecto también se sustituyó el TAC del Hospital de Riotinto por uno de mayores prestaciones. En el caso del Hospital Infanta Elena, el centro hospitalario paso a tener dos equipos de tomografía computarizada (TAC), al incorporar un segundo con el fin de potenciar su capacidad diagnóstica. 

Los nuevos TAC cuentan con sesenta y cuatro arcos detectores que facilitan la realización de exploraciones avanzadas en las especialidades de Oncología, Traumatología y Neurología, destacando en este último ámbito la perfusión cerebral y el manejo y tratamiento del Código Ictus, además de estar preparado para efectuar estudios de cardioimagen avanzada.

Aparte, están dotados de técnica de doble energía (adquisición de dos volúmenes sincronizados y de baja dosis), siendo capaces de caracterizar las litiasis renales y clasificar la enfermedad de depósitos articulares, entre otras nuevas prestaciones.

El objetivo del proyecto Huella de Energía es la reducción de las dosis de radiación ionizante que reciben los pacientes en sus procesos diagnósticos a través de la renovación de TAC en los centros hospitalarios del SAS, sustituyéndolos por equipos de altas prestaciones y baja emisión de radiación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios