Huelva

El Hospital Infanta Elena de Huelva limita el uso de la sala de fisioterapia y rehabilitación

  • El centro hospitalario recupera la asistencia del fisioterapeuta al paciente que está ingresado en su habitación

Hospital Infanta Elena de Huelva. Hospital Infanta Elena de Huelva.

Hospital Infanta Elena de Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

El servicio de Rehabilitación del Hospital Infanta Elena, como otras áreas asistenciales, tuvo que reorganizar su actividad, debido al coronavirus y las medidas de seguridad y preventivas que lleva aparejadas, y adaptarla a las nuevas recomendaciones de aislamiento y restricción de movimientos. En este sentido, se decidió limitar el uso de la sala de fisioterapia para pacientes ingresados con el fin de evitar el movimiento de estos por el centro hospitalario y reducir el contacto entre aquellos que debían recibir sesiones en las nuevas instalaciones.

La limitación de uso de la sala de fisioterapia ha supuesto la recuperación de la asistencia del fisioterapeuta al paciente en la habitación, reduciendo de esta manera la circulación innecesaria de hospitalizados entre plantas y disminuyendo el riesgo de contagio.

Durante el año 2020 unos 220 pacientes ingresados fueron valorados y atendidos por el Servicio de Rehabilitación en sus respectivas habitaciones a petición del resto de servicios del hospital con el fin de que contaran con todos los recursos disponibles a pesar de las restricciones impuestas por esta situación excepcional.

La nueva sala de fisioterapia y rehabilitación para pacientes hospitalizados comenzó a funcionar hace un año. Las instalaciones, que se encuentran ubicadas en la primera planta del edificio principal, tienen capacidad para atender una media de quince usuarios a la semana, lo que supone 3.600 al año. Este nuevo servicio cuenta con una plantilla formada por dos fisioterapeutas y un celador de apoyo.

Por otra parte, durante el pasado año se llevaron a cabo 16.078 consultas externas por parte de los facultativos del servicio “evitando así tener que suspender ninguna consulta por la pandemia y permitiendo que los pacientes pudieran ser valorados y contar con su adecuado tratamiento”, subrayan desde el centro hospitalario.

En cuanto a la atención fisioterápica ambulatoria, se ofreció información sobre los ejercicios y pautas a seguir “a todos los pacientes”, fomentando consultas de acto único conjunto con facultativo especialista y fisioterapeuta, así como “se mantuvo un contacto telefónico con ellos para guiarlos en su proceso hasta que no se restableciera la actividad, una vez transcurrido el periodo del estado de alarma”.

Durante 2020 han sido más de 14.000 las sesiones de fisioterapia realizadas por el servicio del Hospital Infanta Elena.

El centro hospitalario destaca el esfuerzo de los Ho por mantener la asistencia “a pesar de tantas dificultades y en su compromiso por adaptar su trabajo a las necesidades cambiantes y los retos que esta pandemia ha supuesto para todo el sistema sanitario y para la sociedad en general”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios