Huelva

La Fundación Cajasol recupera el uso cultural del antiguo Casino Comercial

  • Estará dedicado en un principio a exponer la importante colección privada de la entidad

  • La primera de las actividades que acogerá es el tradicional belén navideño

Edificio de El Comercial que abrirá sus puertas para navidades. Edificio de El Comercial que abrirá sus puertas para navidades.

Edificio de El Comercial que abrirá sus puertas para navidades. / Josué Correa (Huelva)

El Comercial tendrá un uso cultural gracias a la Fundación Cajasol que ha alquilado la planta baja del edificio para dedicarlo a sus actividades culturales. Se trata de una apuesta cultural de la Fundación Cajasol que lo destinará a la exposición de obra propia, de la que la entidad cultural tiene una importante colección. No obstante la primera actividad que se espera que acoja será el tradicional belén navideño, que cuenta todos los años con miles de visitas.

La Fundación Cajasol mantendrá su sede en la calle Puerto, mientras se espera que concluyan las obras del Centro Cultural Plus Ultra, cuyos trabajos se han visto retrasados por diversos motivos. La antigua sede del Centro de Instrucción Comercial ha tenido varios usos tras su restauración, como sede bancaria y más tarde dedicado a la hostelería.

Ahora volverá a su uso cultural tras el alquiler por su propietaria la empresa Godosa a la Fundación Cajasol. La supervivencia del edificio fue posible en 1999 gracias a la iniciativa privada que hizo frente a la restauración de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, sin que fuera posible por la iniciativa publica.

Fachada del edificio de El Comercial. Fachada del edificio de El Comercial.

Fachada del edificio de El Comercial. / Josué Correa (Huelva)

Se trata de un interesante edificio realizado por el arquitecto José María Pérez Carasa, en 1923, que ofreció a la ciudad de Huelva toques de belleza y modernidad en muy distintos estilos de muy diferentes actuaciones. Es una composición en la que se ofrece reminiscencias de la arquitectura regionalista del arquitecto Anibal González, evocando las alas del Pabellón Mudéjar de la Plaza de América de Sevilla. El Comercial ofrece frescura en una fachada enormemente colorista y ecléctica que combina elementos de inspiración mudéjar, clásica y regional.

La apertura de este edificio constituyó todo un acontecimiento en la ciudad, las crónicas de la época destacaba la presencia de este edificio en una antigua calle Marina se abría a importantes edificios como el del hotel Internacional. Ahora se ofrecía una elegante fachada. Si el edificio constituyó todo un acontecimiento en la Huelva modesta de principios del siglo XX se fue integrando en la sociedad onubense de una manera muy especial, tanto que aún continúa siendo un referente en el paisaje urbano a pesar de que la actividad como casino pasó a una nueva sede en 1997, en la Plaza 12 de Octubre.

Se trata de uno de los edificios y establecimientos más conocidos de la capital onubense. Se trata de uno de los edificios y establecimientos más conocidos de la capital onubense.

Se trata de uno de los edificios y establecimientos más conocidos de la capital onubense. / Josué Correa (Huelva)

El Centro de Instrucción Comercial inauguró esta sede el 1 de enero de 1923 con un gran banquete de año nuevo, al que asistieron representantes de la ciudad invitados por la sociedad que entonces presidía José de la Corte Gutiérrez. Se le dio un toque selecto que sería siempre el carácter de las celebraciones en este centro, con un sexteto que interpretó escogidas composiciones alternando con un grupo de la Banda Municipal de Música que tocaba en la puerta del edificio.

A lo largo de su historia El Comercial sirvió de espacio para importantes acontecimientos vividos por la ciudad, tanto en el plano económico como en el social y cultural. Desde los alegres bailes de Fin de Año o del Carnaval hasta acoger la capilla ardiente del malogrado Manuel Báez ‘Litri’.

El edificio inaugurado en 1923 fue diseñado por Pérez Carasa y restaurado en 1999

La nueva etapa de El Comercial comenzó tras la restauración promovida por Francisco Urbano Gómez. Se plantea una interesante actuación en la que se conserva íntegramente la fachada del edificio , la planta baja y toda la balconada y castillete. Se adapta un cielo de cristal para una nueva actuación urbanística que tiene entrada por la calle trasera. Intervinieron los arquitectos Carlos Barranco, Francisco Gallego, Pedro Nogueiro y Segundo González.

Ahora es una magnífica noticia que de la mano de la Fundación Cajasol, que tiene un amplísima actividad cultural lo destine como sede para su exposición permanente. Un nuevo futuro y muy esperanzador, que ilusiona a Huelva con la anunciada apertura de sus puertas. Sin duda, la ciudad gana con esta iniciativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios