Sucesos

Funcionarios de la cárcel de Huelva salvan a un preso tras la ingesta masiva de psicotrópicos

  • El interno presentaba muestras de intoxicación por haber ingerido masivamente medicación 

Prisión de Huelva Prisión de Huelva

Prisión de Huelva / Josué Correa

Funcionarios de la Prisión Provincial de Huelva han salvado la vida a un interno que presentaba evidencias manifiestas de intoxicación por haber ingerido masivamente medicación psicotrópica, requiriendo una primera atención en el centro y su posterior traslado por el 061 a un hospital.

Los hechos, según ha informado Acaip en un comunicado, tuvieron lugar después del recuento de la tarde de ayer, cuando los funcionarios advirtieron el estado de este interno y lo trasladaron de urgencia al Módulo de Enfermería.

Los servicios médicos del centro penitenciario lograron salvar sus constantes vitales y estabilizarlo si bien debido a su estado de intoxicación fue trasladado por el 061 al hospital de referencia para su atención urgente y su posterior estabilización.

La coordinación de las áreas de vigilancia y médica posibilitó salvar en última instancia otra vida en el centro penitenciario de Huelva.

Desde Acaip se ha remarcado que esta actuación ha sido posible a pesar de una falta acuciante de personal, que se evidencia en un déficit de personal superior a los 50 trabajadores, incrementando la carga de trabajo de por sí cada vez más insoportable de los trabajadores penitenciarios, que a su vez se ve acuciada con la designación de centro de tránsito del centro penitenciario de Huelva.

Según se apunta en el comunicado, es una situación que comporta que internos que no cumplen condena en Huelva sean conducidos desde centros de otras provincias cercanas, lo que significa un gasto injustificable en cuanto a dinero, personal y seguridad.

Además, la incidencia de entrada de drogas en la prisión, junto con la problemática de efectuarse un reparto acumulado de medicación psicotrópica para viarios días, "tiene un efecto fatal y multiplicador", sobre todo por las dificultades materiales y de personal para luchar contra el introducción de sustancias prohibidas dentro del establecimiento penitenciario y la acumulación indebida de medicación psicotrópica.

A esto, según Acaip, se añade las dificultades tanto materiales como jurídicas en depurar responsabilidades penales por la introducción de sustancias prohibidas dentro de la prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios