Huelva

El alma del teatro en fotografías

  • Una exposición con más de 200 imágenes de la fotógrafa María Clauss refleja el sentir de las tablas y convierte el arte escénico en estampas imborrables

Una de las imágenes que puede visualizarse en la exposición. Una de las imágenes que puede visualizarse en la exposición.

Una de las imágenes que puede visualizarse en la exposición.

Teatro en imágenes. El arte escénico transformado en fotografía a través del objetivo de María Klauss.El Festival Castillo de Niebla va a realizar una exposición con más de 200 fotografías en la que se pretende reflejar la escena como “alma de teatro” a través de las imágenes de las puestas en escena de las distintas obras teatrales, pero también mostrar al espectador la trastienda, lo que el público no ve, el camerino como espacio íntimo donde el artista se transforma antes de la representación. Es un reconocimiento a esos grandes artistas, actores, actrices, bailarines, que han pasado por las tablas del festival de teatro y danza Castillo de Niebla y a su público incondicional.

Desde hace 35 años la Diputación Provincial de Huelva apuesta por el maridaje cultura del originario alcázar musulmán, convertido en Castillo de los Guzmán gracias al rey Alfonso X, como enclave para acoger las mejores representaciones teatrales y de danza del panorama nacional. Esta apuesta y la especialización del Festival en una programación tan escrupulosamente clásica, en su mejor sentido de atemporal y sin fronteras, ha contribuido a ser hoy considerado un de los referentes obligados de la programación teatral española. Desde su inauguración hasta la fecha el escenario efímero ha acogido con calor y profesionalidad 248 espectáculos. Obras de primer nivel que han sido disfrutadas y aplaudidas por cerca de 200.000 espectadores.

María Clauss capta con su objetivo la esencia del teatro, la vida de las tablas y acerca el arte a su arte. Hoy, sin lugar a dudas, el escenario del Festival de teatro y danza Castillo de Niebla es una cita agradecida para actores y directores que junto a otros referentes como el Teatro Clásico de Almagro y el Festival de Mérida buscan en Niebla un espacio para compartir su talento y sus obras con el público.

En estos años el Festival ha madurado como un buen vino, y su maduración lo ha enriquecido con nuevas esencias, así a la programación principal hay que sumar la exhibición de los trabajos de los colectivos aficionados y el programa Atrévete, teatro y danza en la calle y en espacios diferentes buscando un público joven, familiar, saliendo de los muros de la fortaleza y ensanchando con 80 espectáculos más los límites del propio Festival.

Se apagan las luces como cada noche tras la función, pero entre muros y almenas, al son de las aguas rojas del tinto se escucha a William Shakespeare gritar “«Ser o no ser, ésa es la cuestión. ¿Qué es más digno para el espíritu, sufrir los golpes y dardos de la insultante fortuna o tomar armas contra océanos de calamidades y, haciéndoles frente, acabar con ellas? Mientras que Calderón de la Barca le recuerda «¿Qué es la vida? Un frenesí. / ¿Qué es la vida? Una ilusión, / una sombra, una ficción, / y el mayor bien es pequeño; / que toda la vida es sueño, / y los sueños, sueñosson».

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios