Educación

Las Escuelas Infantiles temen pérdidas de más de 12.000 euros

  • El número de matriculados aumenta un 1,2% respecto al curso anterior

Una madre acerca a sus hijos a una escuela infantil de la capital. Una madre acerca a sus hijos a una escuela infantil de la capital.

Una madre acerca a sus hijos a una escuela infantil de la capital. / Canterla (Huelva)

Las Escuelas Infantiles prevén, en un amplio porcentaje, unas pérdidas económicas entre 12.000 y 21.000 euros, según un estudio realizado por la Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía (CEI-A).Para el sector, las pérdidas tendrán sus causas en el descenso de matriculaciones, los reintegros de devolución de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) y el incremento de hasta un 22% de los costes laborales (subida del Salario Mínimo Interprofesional más incrementos del nuevo convenio). El balance –sin contar con imprevistos– ofrece pérdidas que durante el curso podrían superar los 20.000 euros”, indica esta patronal.

Lo cierto es que el sector no está contento con lo que ha recibido hasta el momento de la Consejería de Educación. Una de sus principales reivindicaciones era la subida del precio por plaza que está congelado desde 2009 en 278,88 euros (asistencia socioeducativa y comedor), sin contemplar las subidas del IPC, de los costes laborales o del IVA. En total, con tan sólo aplicar estos parámetros, el valor de un puesto escolar estaría en 368,36 euros, se valora desde CEI-A.

Si en un primer momento, la consejería indicó que en enero se haría efectiva la subida del precio por plaza, posteriormente se desdijo dejando ese anhelado incremento que se estableció en 320 euros, para el próximo curso .La sensación del sector es de mera supervivencia en el que, en buena parte, existe una gran inestabilidad con centros que cierran y otros que abren. Aun así, el balance es positivo en este sentido ya que este curso 2019/20 cuenta con 3 escuelas más que el anterior. Se ha pasado de 154 a 157 estando la mayoría de ellas, adscritas a un convenio con la Junta de Andalucía.

También preocupa la evolución del alumnado que está muy directamente influido por el comportamiento de la natalidad. En este curso se han ofertado 9.919 plazas lo que supone un 1,8% más que en el curso anterior y ese aumento ha sido de 200 plazas. La cifra de matriculados durante el período ordinario, ha sido de 6.456. Es más que posible no obstante, que la cifra de alumnos crezca en el transcurso de los meses por las características del primer ciclo de Educación Infantil. En el pasado curso estos centros contaron con 7.856 alumnos. De hecho, a falta de datos provinciales, la matriculación ha crecido a nivel andaluz en un 1,2% respecto al curso anterior, según señala la propia consejería.

Pese a ello, el pasado curso se quedó el 24% de las plazas ofertadas sin cubrir. Es de temer que la situación se repita o incluso sea algo peor en el presente.El propio sector demanda un mayor filtro en el proceso de tramitación de los expedientes de apertura lo que en buena medida, depende de otras de las reivindicaciones-bandera de las escuelas infantiles: la zonificación. Se lamenta que no haya ningún tipo de control a diferencia de lo que sucede en otros niveles de la Educación, de manera que hay lugares en los que se da una gran saturación.

Respecto a las nuevas solicitudes que se presentaron para este curso que dio comienzo el día 2, tan solo hay un 2,84% que se encontraba en lista de espera, el porcentaje más bajo de toda Andalucía. En cuanto a la zonificación, es un tema que esperará si no hay cambios, hasta el curso 2020/21. Esta es de alguna manera, la esperanza del sector porque supone una mejor distribución de los centros, Para la Administración, una zona de escolarización –que coincide con el mapa de Primaria– se declarará saturada cuando el número de plazas vacantes sea superior al 20% en dicha zona. Además, se hará recuento de las zonas de escolarización no saturadas pero en las que el porcentaje de plazas escolares vacantes el curso escolar anterior fue superior al 20%. Desde la patronal se quiere que el porcentaje baje al 15%.

Aun así, el curso lleva ya cerca de dos meses en marcha, con las propuestas que la Consejería de Educación ha establecido en un futuro dejando en blanco el actual. De este modo, sigue la promesa de aumento del precio del puesto escolar en un 15%, para el curso 2020/21 y se pretende hacer sin que las familias tengan que incrementar sus gastos, siempre que se apuesten los presupuestos tal y como el Gobierno autonómico lo tiene previsto. La gratuidad se plantea de manera paulatina, a partir del curso 2021/22.

Otra de las promesas realizadas desde la consejería hace referencia a que la Administración mantendrá la integridad de este primer ciclo, es decir, la oferta educativa de 0 a 3 años. Con ello se quiere dar un mensaje de tranquilidad al sector que lleva tiempo temiendo que el último curso, es decir, el correspondiente a los niños de 2 a 3 años, se desgaje de la oferta de las Escuelas Infangtiles y se incorpore a los colegios de Infantil yPrimaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios