Rocio 2019

Emigrantes vuelve este año a pasar por la calle Blanca Paloma

  • Hoy celebran el primer camino infantil solidario por el centro de la ciudad hasta el monumento a la Virgen del Rocío

La Hermandad de Emigrantes de Nuestra Señora del Rocío se encuentra realizando los últimos preparativos de cara a la próxima Romería de Pentecostés. El patio de su casa de hermandad se llena estos días de color con las flores de papel que adornarán sus tradicionales carros, que son los que más lucen en la ladea almonteña. Este año contarán con la colaboración de la Autoridad Portuaria de Huelva en los premios que se conceden a los carros más bellamente adornados.

La hermandad ha celebrado sus cultos con un solemne triduo en la capilla de su hermandad y la solemne función en la Santa Iglesia Catedral de Huelva, con la participación de la Escolanía y Orfeón de Huelva.

Realizando una solemne procesión de traslado de su Simpecado y posterior convivencia en su casa de hermandad, todos los días de estos cultos hubo una alta participación de hermanos. En los cultos intervinieron también el coro joven de la hermandad, el de Benacazón y el Coro de Emigrantes.Una salida que se anunció con un brillante pregón de su actual presidente, Eduardo Fernández Jurado, celebrado en el Gran Teatro de nuestra ciudad.

Un mes de mayo que abrió con una peregrinación al santuario de Nuestra Señora de la Cinta, para su tradicional misa y ofrenda floral.

Igualmente se ha procedido al sorteo de carros y tractores que este año registran un notable aumento de quienes quieren participar en esta alegre comitiva que partirá el miércoles del Rocío hacia la aldea. Se espera que la comitiva lleve una caravana de 5 kilómetros.

En la casa del Rocío s ha procedido a la entrega de las habitaciones para los hermanos que van en sus carros, procediéndose al sorteo de las que quedaron vacías.

En ese trasiego de ir y venir de rocieros a la casa de hermandad en Huelva, se mantuvo una interesante reunión con los peregrinos que irán andando acompañando al Simpecado, para ultimar todos los detalles de su camino y la seguridad del mismo.

Los grandes cambios se producirán este año en la salida y la vuelta, ya que se retoman los itinerarios tradicionales. Así por amplia mayoría de los hermanos, en votación secreta a en la asamblea, se decidió volver a pasar por la calle Blanca Paloma y realizar la visita tradicional a la iglesia del Rocío.

Partirán a las 8:30 desde su casa de hermandad, para seguir hacia la avenida Unión Europea, Guardia Civil, Independencia, San José, Puerto, Pablo Rada, avenida de Andalucía, Marismeños, Tariquejo, Galaroza, Blanca Paloma, iglesia del Rocío, Federico Molina, alameda Sundheim, monumento a la Virgen del Rocío, Gran Vía, Ayuntamiento, Plaza de las Monjas, Méndez Núñez, iglesia de la Concepción donde realizarán el ángelus, Plus Ultra, Gravina, Doctor Rubio, Sanlúcar de Barrameda a la Comandancia de Marina, llegarán sobre las 12:30 al antiguo Muelle de la Compañía de Río Tinto y de ahí hacia la Punta del Sebo para pernoctar en Tres Rayas.

El itinerario de regreso volverá a ser el de la avenida de Guatemala, hacia la alameda Sundheim y Ayuntamiento, para seguir hacia su casa de hermandad por la calle Puerto.Una vez de regreso la hermandad tendrá las votaciones a hermano mayor para la próxima romería, contando con dos candidaturas.

La hermandad también espera realizar el Jueves de Corpus una primera exaltación eucarística en la Santa Iglesia Catedral, que pronunciará José Manuel Barral.

El presidente del a hermandad, Eduardo Fernández Jurado, se encuentra “muy ilusionado” en estos seis de gestión. Reconoce que todo se está realizando “razonablemente bien, los hermanos están contentos y estamos trabajando para realizar las dependencias del archivo de la hermandad al objeto de que se pueda consultar y estudiamos el cerramiento del patio”.

Fernández Jurado dice que “no queremos una hermandad grande, sino una gran hermandad con mucho estilo rociero, tenemos al beato padre Teching, primer capellán en Alemania; y la distinción del lazo pontificio impuesto al Simpecado por San Juan Pablo II en 1986”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios