Huelva

La Delegación de Catequesis crea un protocolo para evitar contagios en el curso pastoral

  • El documento contempla las modalidades presencial, semipresencial y 'on line', en función de la evolución de la pandemia

Obispado de Huelva. Obispado de Huelva.

Obispado de Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

La Delegación Diocesana para la Catequesis ha elaborado un protocolo para dar respuesta a la situación extraordinaria originada por la Covid-19, de manera que sirva de ayuda ante la preocupación generalizada de párrocos, catequistas y padres de los niños y niñas que acuden a las parroquias para recibir sus catequesis de iniciación cristiana. 

Así, desde la Diócesis de Huelva han indicado en nota de prensa, que se ha trabajado en este protocolo durante semanas, dando como resultado esta herramienta titulada Protegerse para proteger, con la que desde el Obispado quieren lanzar "un mensaje de atención y compromiso por parte de todos que invite a cuidarse y cuidar, especialmente a los más vulnerables, sin dejar de vivir el propio dinamismo de la Iglesia que exige la vida comunitaria". 

"Teniendo en cuenta la centralidad de la catequesis en el seno de nuestras comunidades cristianas y la importancia que tiene en la vida de fe de nuestros niños y adolescentes", la Delegación para la Catequesis considera "apremiante" la vuelta a la actividad catequética en este curso, sin dejar de tener en cuenta las medidas higiénico-sanitarias exigidas por las autoridades, pero "sin postergar ni posponer la responsabilidad de seguir transmitiendo el tesoro de la fe a nuestros niños, como se indica en la introducción del protocolo". 

Para la elaboración de este documento, el equipo de trabajo ha contado con el asesoramiento del Colegio de Médicos de la provincia de Huelva y ha tenido en cuenta las medidas de prevención e higiene frente al Covid-19 para la reapertura de los centros educativos dictadas por el Ministerio de Sanidad y que están actualmente en vigor. 

De este modo, contando con la aprobación del obispo diocesano, Santiago Gómez, ha hecho público a través de su portal web esta serie de normas y recomendaciones, "que tiene como objetivo fundamental garantizar que la Buena Noticia de Jesús siga llegando a los catequizandos, preservando al mismo tiempo, la salud de toda la comunidad catequética, de sus familiares y amigos, así como de la sociedad en su conjunto". 

Ya que le evolución de la pandemia se presenta "incierta", desde el Obispado han querido ofrecer pautas contemplando tres escenarios distintos con sus respectivos modelos catequéticos: Uno, que sería un modelo presencial, es decir, la catequesis tradicional, aunque teniendo en cuenta las normas y recomendaciones higiénico-sanitarias. 

En segundo sería un modelo semipresencial, donde se combina la presencialidad con el apoyo que ofrecen las nuevas tecnologías y el tercero, un modelo on line que emplea, como herramienta fundamental, alguna de las plataformas de telecomunicación que incluyen el uso de videoconferencias para grupos. 

De este modo, el delegado diocesano para la catequesis, el sacerdote Joaquín Sierra, ha destacado que han sido "rigurosos" a la hora de contemplar y aplicar las medidas higiénico-sanitarias que se exigen desde las diferentes administraciones competentes, "porque necesitamos trabajar en conjunto y hacer nuestra la espiritualidad de comunión, involucrando a toda la comunidad parroquial, en coordinación con otros agentes, como familias y administraciones". 

Según la última encuesta realizada por la Delegación Diocesana para la Catequesis, correspondiente al curso 2017-18, la Diócesis de Huelva cuenta con más de dos mil catequistas y 6.599 niños y niñas en la catequesis de Iniciación Cristiana, en todo su itinerario, desde el Despertar Religioso hasta la Confirmación. 

En este contexto, el Seminario Diocesano prepara el inicio del curso académico, cuyo comienzo oficial tendrá lugar el próximo 28 de septiembre con la Santa Misa de Espíritu Santo y el Acto Académico de apertura del curso 2020-2021. 

Por este motivo, el claustro de profesores, presidido por el obispo diocesano, Santiago Gómez, y el rector del Seminario, Daniel Valera, se ha reunido este miércoles para conocer el programa y las indicaciones para su puesta en marcha. 

En sus palabras iniciales, el obispo ha querido recordar que los seminaristas necesitan adquirir "una excelente" formación bíblica, teológica y filosófica "para comprender el pensamiento contemporáneo, que les permita presentar a los hombres de nuestro tiempo de manera comprensible y convincente a Jesucristo y con una excelente formación en la moral cristiana". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios