Huelva

La familia de las víctimas pide el análisis de las tuberías del escenario del crimen de Almonte

  • La acusación particular solicita a la jueza que ordene el examen de los dos baños para tratar de extraer ADN del asesino del agua estancada

La vivienda de la avenida de los Reyes de Almonte donde ocurrieron los asesinatos en abril de 2013. La vivienda de la avenida de los Reyes de Almonte donde ocurrieron los asesinatos en abril de 2013.

La vivienda de la avenida de los Reyes de Almonte donde ocurrieron los asesinatos en abril de 2013. / H. Información (Almonte)

Los familiares de Miguel Ángel y María Domínguez, padre e hija asesinados hace siete años en su piso de Almonte tras sufrir más de 150 cuchilladas, no cesan en la búsqueda de justicia para sus seres queridos. En el marco de la nueva investigación judicial que lleva a cabo el Juzgado de Instrucción 1 de La Palma del Condado tras la absolución del único procesado por el doble crimen, Francisco Javier Medina, la acusación particular ha solicitado a la jueza Virginia Sesma que impulse una nueva diligencia de prueba: el análisis biológico de las tuberías de la vivienda de la avenida de los Reyes de Almonte donde se produjeron los hechos.

Tal y como se indica en el escrito dirigido a la autoridad judicial, firmado por el letrado José Ignacio Bidón y al que ha tenido acceso en primicia Huelva Información, el objetivo es “poder dar con el autor de este doble crimen y al derecho esta parte interesa solicitar examen de restos biológicos que pudieran existir en las tuberías de los lavabos de los dos cuartos de baños y ducha en donde ocurrió este horroroso crimen”.

La propuesta del abogado de los Domínguez Olmedo pasa porque sea un equipo de inspecciones oculares de la Guardia Civil el que se encargue del análisis de los posibles restos biológicos que pudieran existir en estas localizaciones de la vivienda de Miguel Ángel y María.

La UCO retomará la semana que viene la investigación sobre el terreno en Almonte

En el documento remitido a la instructora se hace referencia a las conclusiones del perito de la acusación particular, Juan José Hellín, quien en sus informes determinó que el autor del doble crimen estuvo presente en los dos cuartos de baño del inmueble, donde procedió “a lavar guantes, los bajos del pantalón, parte superior de la cara y apreció en su peritaje existencia de agua sanguinolenta”.

El propio Hellín indicó entonces a este diario que existía la posibilidad de que hubiera células epiteliales del asesino en los sifones de los sanitarios, puesto que en ese recodo de las tuberías se queda siempre algo de agua estancada.

El baño con la ropa interior de Miguel Ángel en el suelo y toallas ensangrentadas. El baño con la ropa interior de Miguel Ángel en el suelo y toallas ensangrentadas.

El baño con la ropa interior de Miguel Ángel en el suelo y toallas ensangrentadas. / H. Información (Almonte)

Y, según el resultado de su pericia, el autor del doble crimen no solo limpió el cuchillo en uno de los lavabos con los guantes puestos (destacaba que estos tenían agujeros en el textil por donde podría filtrarse el ADN), sino que también debió de deshacerse de la gran cantidad de sangre que le cubriría la ropa y la piel antes de abandonar el número 13 de la avenida de los Reyes.

Teniendo en cuenta estos informes y “diferentes opiniones autorizadas en la materia”, señala Bidón en su escrito dirigido ahora al juzgado, “el transcurso del tiempo en ese material y en los lavabos/duchas (tuberías) no elimina restos biológicos y, por lo tanto, es una prueba hábil, necesaria y adecuada que esperemos este tribunal acepte”.

A tal fin, el letrado solicita a la jueza que autorice a un equipo de la Guardia Civil para que pueda entrar al inmueble, “extraer cuantas pruebas sean precisas para el análisis posterior de las citadas tuberías y ver qué restos biológicos pudieran aparecer en ese lugar y, especialmente, en esas tuberías”.

De dar el visto bueno a la propuesta de la acusación particular, la instructora librará oficio a la Benemérita para que lleve a cabo dicha diligencia. Bidón subraya que esta prueba es “adecuada, necesaria y pertinente”.

Bidón espera la resolución de Toxicología sobre la manta y el vestido

En paralelo, el abogado de la familia de las víctimas recuerda al Juzgado de Instrucción 1 palmerino que sigue a la espera de que se pueda llevar a cabo la pericial consistente en el análisis sobre el vestido que llevaba la pequeña María cuando le arrebataron la vida y sobre la manta con la que el asesino cubrió su cuerpo.

Asimismo, enfatiza que “también estamos a la espera de que se cumplimente el oficio que se haya enviado al Instituto Nacional de Toxicología” para el examen minucioso de estas prendas, ordenado el pasado 18 de diciembre.

La investigación del doble crimen de Almonte no cesa pese a la crisis del coronavirus. De hecho, Huelva Información ha podido saber que el equipo de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que se encarga de la misma no ha dejado de trabajar durante el estado de alarma, realizando labores de análisis. Para seguir trabajando sobre el terreno, los investigadores regresan la semana que viene al Condado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios