Crimen de Almonte La juez autoriza la nueva autopsia de los cuerpos de Miguel Ángel y María

  • La instructora pide a Toxicología que informe sobre la viabilidad de efectuar un estudio biológico "más exhaustivo" sobre el vestido de la menor y la manta que la cubría

La familia de Miguel Ángel y María, ante el Palacio de Justicia de Huelva. La familia de Miguel Ángel y María, ante el Palacio de Justicia de Huelva.

La familia de Miguel Ángel y María, ante el Palacio de Justicia de Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

La titular del Juzgado de Instrucción 1 de La Palma del Condado, Virginia Sesma, ha autorizado la práctica de una nueva autopsia a los cadáveres de Miguel Ángel y María Domínguez, víctimas del doble crimen de Almonte. Así consta en una providencia fechada el 10 de octubre, a la que ha tenido acceso en primicia Huelva Información, y en la que la juez indica que "no existe inconveniente en su práctica y aportación al procedimiento del nuevo informe", que podría realizar el forense Francisco Etxeberria.

Asimismo, ha ordenado que se libre oficio al Departamento de Biología del Instituto Nacional de Toxicología para que informe sobre la viabilidad de efectuar un estudio biológico "más exhaustivo" sobre el vestido que llevaba puesto la pequeña el día de los hechos y de la mantita con la que el asesino cubrió el cuerpo de la menor tras quitarle la vida.

En paralelo, la juez de La Palma insta al nuevo equipo de la Benemérita que lleva a cabo las pesquisas para arrojar luz al doble crimen (que sigue sin castigo seis años y seis meses después) a que "informe del resultado de las averiguaciones y comprobaciones efectuadas hasta el momento, indicando si han aparecido nuevos datos que pudieran esclarecer los hechos".

La titular del Instrucción 1 palmerino solicita en la providencia, además, que los agentes del primer equipo de investigación de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil aporten un informe "sobre las averiguaciones efectuadas en su momento en relación a los teléfonos" de la vecina ecuatoriana que oyó cómo se cometían los asesinatos, su pareja (con la que intercambió varios Whatsapp) y de Marianela Olmedo. El objetivo es, tal y como había solicitado el abogado de las víctimas, cercar con la máxima precisión "la hora en que ocurrieron los hechos", indicando si entonces a los móviles se les podía poner la hora manualmente o si se hacía de forma automática. 

El único punto de la petición de los Domínguez Olmedo que la instructora no autoriza es la ampliación del estudio podológico sobre Francisco Javier Medina, puesto que el almonteño está "ya absuelto por estos hechos y que no puede ser objeto de nuevo enjuiciamiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios