Huelva

La crisis hunde por debajo del 20% la ocupación extrahotelera en Huelva en 2020

  • El turismo rural pierde cerca de 30.000 visitantes y los campings reducen a la mitad sus pernoctaciones el pasado ejercicio

Imagen de archivo. Vistas de Aracena. Imagen de archivo. Vistas de Aracena.

Imagen de archivo. Vistas de Aracena. / Canterla

Al igual que los hoteles, la pandemia del coronavirus atacó de frente a los apartamentos turístico, campings y casas rurales durante 2020. La limitación de la movilidad impidió que los números al alza que presentaba el sector en Huelva y cayeran rápidamente cuesta abajo hasta tal punto de presentar unas cifras inimaginables hace unos años. Tanta fue la repercusión del coronavirus que la ocupación extrahotelera se quedó por debajo del 20% en el global del pasado ejercicio: apartamentos turísticos (14,21%), campings (19,92%), y turismo rural (13,06%), según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Es decir, la media refleja que no hubo una quinta parte ocupada de las plazas disponibles en los establecimientos turísticos, a excepción de los hoteles.

Los apartamentos turísticos sufrieron la peor parte extrahotelera al no contabilizar visitantes en marzo, abril, mayo, noviembre y diciembre. Esto desembocó en la pérdida de más de 41.000 clientes, por lo que la cifra de visitantes disminuyó hasta un 42,8% en comparación con 2019. Los meses de julio y agosto fueron una raya en el agua, superando en la cifra de turistas españoles a 2019. El resto fue un declive, incluido en el ámbito internacional, que ningún mes registró más de un millar de extranjeros en este tipo de establecimientos turísticos.

La consecuencia directa fue el número de pernoctaciones contabilizadas. Se pasó de las 392.305 a las 224.381 en sólo un año. En este escenario los meses de julio y agosto fueron peores que en 2019, aunque la cifra de visitantes fuese mayor. Es decir, llegaron más clientes pero se quedaron menos días. El turismo rural sí que contabilizó llegada de visitantes en los meses de noviembre y diciembre, a diferencia de los apartamentos turísticos. Eso sí, de una manera casi residual en comparación con lo que ocurrió el ejercicio anterior. La caída de visitantes en los dos últimos meses se disparó hasta el 95%. En el cómputo anual, el turismo rural de la provincia de Huelva perdió cerca de 30.000 visitantes en un año, lo que propició un desplome del 57,6%. De nuevo las pernoctaciones son las grandes perjudicadas en este caso. Se pasaron de las 108.705 a las 48.511 en un año. Sí que es cierto, en el caso de los apartamentos turísticos, que los meses de enero y febrero –antes de que estallara la pandemia– fueron mejores en cuanto a los números de 2019. Esto, en cambio, no ocurrió con el turismo rural, que ya desde el inicio del año presentaba un descenso en la cifra de viajeros en comparación con el anterior ejercicio. En cuanto a la ocupación, este segmento turístico se dejó 10 puntos en 12 meses.

Los campings fueron los que más actividad consiguieron en cuanto a las cifras, como es habitual, gracias al número de parcelas y plazas. También en pernoctaciones ya que suelen ser largas estancias las que se contabilizan en estos establecimientos. Eso sí, tanto los visitantes como las pernoctaciones cayeron a la mitad. Los viajeros superaron los 110.000 pero se quedaron lejos de los más de 218.000 del 2019. Las pernoctaciones bajaron de las 851.059 a las 426.234.

En este segmento turístico los meses en los que el Instituto Nacional de Estadística no contabilizó actividad fue en marzo, abril y mayo. Algo que fue clave en la caída de 5 puntos en la ocupación anual pasando del 24,9% al 19,92%. La lógica, con la movilidad limitada, dice que enero será peor que el de 2020, aunque habrá que esperar a las cifras para ir valorando el 2021.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios