Huelva

Coronavirus Huelva: Vuelta al tajo con limitaciones que perjudican a pequeñas constructoras

  • AECO apunta a la dificultad de encontrar los materiales de prevención ante el Covid-19

  • EL 80% de las empresas del metal que trabajan en uso residencial siguen paralizadas

Varios trabajadores de la construcción retoman la actividad. Varios trabajadores de la construcción retoman la actividad.

Varios trabajadores de la construcción retoman la actividad. / Josué Correa

La evolución del confinamiento suma ya el inicio de una nueva semana. La novedad de ayer se centró en el regreso a la actividad de aquellos sectores que fueron obligados a parar hace ya quince días. Uno de estos sectores mayoritarios fue la construcción, que ayer volvió, pero lo hizo con una relevante condición, que no se publicó en el Boletín Oficial del Estado horas antes de la media noche. Las obras están permitidas, sin embargo están prohibidas la actuación en hogares donde viva gente, a excepción de las urgencias. Así, las grandes constructoras son las que ayer se pusieron, nunca mejor dicho, manos a la obra. Bloques de viviendas nuevas, carreteras y diversas actuaciones se volvieron a retomar bajo unas estrictas normas de seguridad y prevención.

Atrás queda un receso en el sector de la construcción que costó a los empresarios entorno a los 11 millones de euros, como ya adelantase en su día este periódico. Por contra, los 11.000 trabajadores de la construcción onubense tienen desde ayer la etiqueta de disponibilidad, y todavía se está a expensas de conocer cuándo se recuperarán todas esas horas perdidas, que lo decidirá cada empresa. Es más, cada día, desde ayer, se acumulará una hora más puesto que la jornada laboral constará de siete horas, en vez de las ocho habituales. Se trata de una jornada continua para que los trabajadores estén en su casa antes, además de menos tiempo en la calle.

Así lo explica a Huelva Información el presidente de la Asociación de Empresarios de la Construcción (AECO), perteneciente a la Federación Onubense de Empresarios (FOE), Javier Mateo. Dentro de la vuelta a la actividad el presidente señala que el “gran problema” son los medios preventivos para poder trabajar ya que “no son fáciles de encontrar”. En esta línea Mateo apunta que desde AECO han mandado a sus asociados un lista de proveedores que “están certificados de que el producto cumple para que la gente pueda hacer las gestiones de compra”. Para que los empresarios y trabajadores sepan cómo actuar en su jornada laboral hay un decálogo en el que aparecen las medidas preventivas a tomar. Entre otras cuestiones “hay que cumplir los requisitos de las mascarillas y guantes”, como es lógico, así como una distancia de seguridad entre trabajadores.

En cuanto a los suministros, AECO entiende que con la reactivación de la industria también “todo debe volver un poco a su orden”, ya que “no podemos ahora activar el sector y quedarnos sin suministro de materia prima”.

Por otro lado, también ha vuelto al trabajo, entre otros el sector del metal. En esta línea, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Construcciones y Reparaciones Metálicas de Huelva (Asecom), Daniel Toscano, ha recordado que las empresas auxiliares de la industria no dejaron de trabajar durante estas dos semanas pasadas –que dentro de las posibilidades se ha acortó el horario–, pero sí que han retomado la actividad los talleres metálicos (fabricantes de ventanas, por ejemplo). Aunque sólo están funcionando los que centren su trabajo en obras nuevas en ejecución. Por esta razón el 80% de las empresas de este subgrupo están totalmente paradas todavía. Además, “con muchísimo producido y que no se puede colocar en ningún sitio. Y al final tenemos que aguantar todos los impuestos y gastos de la empresa”.

Uno de los problemas que se han encontrado las empresas auxiliares de la industria ha sido la ralentización de los suministros demorándose incluso “hasta más del doble”, así como que se han encarecido. En total, hay 250 empresas del sector en la provincia, explica Daniel Toscano, de las cuales el 100% de las empresas auxiliares de industria se encuentran en funcionamiento, mientras que el resto, que se dedican al uso residencial y obras sólo están trabajando el 20%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios