Huelva

Coronavirus Huelva: La regulación del precio de las mascarillas “castiga” a las farmacias con stock

  • Los clientes ya pagan 0,96 euros por la unidad, que tienen un coste de 0,75 para las boticas

  • El Colegio de Farmacéuticos pide también al Gobierno una reducción del IVA

Una farmacia de Huelva vende una mascarilla. Una farmacia de Huelva vende una mascarilla.

Una farmacia de Huelva vende una mascarilla. / Alberto Domínguez (Huelva)

La regulacion del precio de las mascarillas por parte del Gobierno central ha castigado a "varias" farmacias onubenses que habían comprado estos productos por encima del precio estipulado. Así lo atestigua el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Huelva, Jorge Juan García Maestre, quien asegura que muchos establecimientos “afrontarán pérdidas al tener un amplio stock”.

Este perjuicio viene dado después de que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunciase el pasado jueves que no habrá compensación para aquellas farmacias que hayan adquirido mascarillas por encima de los 0,96 euros.

Aún así, esta regulación era una petición expresa del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos por “los precios abusivos impuestos por los proveedores”. Sin embargo, García Maestre reconoce que lo “ideal” sería que también “se hubiera dispuesto un control en los costes de origen y no tan solo en el precio máximo final de venta al público”. Asimismo, el máximo representante de los farmacéuticos en Huelva recuerda que también solicitaron al Gobierno la supresión del IVA por ser un “bien de primera necesidad” –como ha pasado con el de aquellas mascarillas que se adquieren para hospitales–. Sin embargo, actualmente permanece en el 21%.

La práctica especulativa a la que los farmacéuticos se refieren comenzó con la declaración del estado de alarma, cuando las distribuidoras farmacéuticas habituales se quedaron sin posibilidad de atender las demandas de las boticas. Este escenario se produjo a raíz de que el Gobierno pasase a controlar la distribución de los productos de protección ante el virus, que fueron destinados principalmente a centros hospitalarios y residencias.

La escasez de mascarillas trajo consigo la aparición de una serie de proveedores, ajenos totalmente al ámbito farmacétucio, que “podían suministrar mascarillas y geles hidroalcohólicos pero a un precio muy superior al acostumbrado, lo que suponía una especulación bochornosa”, sostiene Jorge Juan García. Además, lamenta que estas entidades hayan tratado de “hacer su agosto con la venta de estos productos a las farmacias, conscientes del alto número de usuarios dispuestos a adquirirlos y de la presión del farmacéutico por atender a los pacientes”.

Al objeto de obtener una “mínima” rentabilidad, las farmacias subieron los precios en Huelva hasta, incluso, 1,70 euros la unidad –antes de la crisis el coste oscilaba los 0,25 euros–. El aumento del precio generó, por tanto, problemas en las farmacias, ya que los usuarios manifestaban sus quejas, “creyendo que nosotros éramos los culpables de la situación”, refleja el presidente del Colegio de Farmacéuticos.

Este fue el contexto que enmarca la petición de regulación del precio de las mascarillas. Asimismo, los farmacéuticos quisieron dar un paso más y llegaron a proponer su “predisposición a distribuir mascarillas de forma gratuita, en base a la tarjeta sanitaria, para que así toda la ciudadanía pueda acceder a una mascarilla de forma equitativa”.

En la capital onubense, la población ya puede adquirir las mascarillas por un precio máximo de 0,96 céntimos. Concretamente, la farmacia María Teresa Borrero no se ha visto muy castigada por la nueva regulación, en tanto que “nuestro stock contemplaba 10 o 12 mascarillas, pero hay compañeros que se han encontrado con grandes lotes y sufrirán pérdidas”.

En esta botica cuentan a Huelva Información que ha sido “muy duro” cobrar mascarillas a precios tan altos, hasta el punto de que el pack de tres unidades alcanzase los cinco euros. No obstante, la farmacia se vio en la obligación porque “los proveedores nos cobraban cada mascarilla a 1,70 euros, un precio abusivo”.

En esta línea se circunscribe la opinión de la farmacia Huerga Martín, que actualmente cobra este material sanitario a 0,95 euros, mientras que lo obtienen por 0,75 euros. En la citada botica también expresan “la compleja situación” que se crea cuando los usuarios quieren un material básico y “lo tenemos que vender a precios desorbitados”. Por ello, ambas farmacias agradecen la fijación de un precio máximo, en vista a “aliviar a los clientes”, destacan en Huerga Martín.

La farmacia Manzano Flores, si bien asegura que “no hay un stock de mascarillas”, sí que sufrirá algunas pérdidas con los geles desinfectantes. A la misma vez que las mascarillas se regularizó el precio de los geles pero solo de las empresas que se autorizaron a fabricarlos durante el estado de alarma. En este sentido, esta botica del barrio de Isla Chica sí que aún cuenta con geles comprados a precios superiores, por lo que “no podremos cubrir los gastos en los mismos”.

En cuanto a los guantes, producto que no ha pasado por ninguna regulación, Jorge Juan García resalta que hay que fijar precios “antes de que se genere un stock que ocasione pérdidas”, pues al escasear “no se descarta que sigan el mismo camino que las mascarillas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios