Huelva

Coronavirus Huelva: La hostelería prevé más de un año para recuperar la rentabilidad previa a la crisis

  • La fase 2 se inicia en Huelva con la apertura del interior de los bares y restaurante donde el aforo máximo permitido es del 40%

  • Con el paso de la semanas aumentan las reaperturas

Varias personas desayunan en el interior de un establecimiento hostelero Panaria. Varias personas desayunan en el interior de un establecimiento hostelero Panaria.

Varias personas desayunan en el interior de un establecimiento hostelero Panaria. / Josué Correa

La fase 2 ha traído a la provincia de Huelva una mayor afluencia de personas por las calles. La ciudad ha tomado un nuevo color y la luz del sol deja ver el ánimo, el ímpetu y las ganas de una sociedad por recobrar la mejor cara ante las incertidumbres de la pandemia. Esa sonrisa en la cara es la que también se dibuja en los trabajadores en busca de regresar cuanto antes al día a día que ha perdido la sociedad. Estado de ánimo que también se extrapola en los camareros, que trabajan con todas las medidas de seguridad y que encaran recuperar el tiempo perdido con sus clientes, que ayer ya pudieron acceder al interior del local. 

Poco a poco y con mucho trabajo por delante los empresarios buscan la rentabilidad que tenían antes de la Covid-19 y para la que deberán de trabajar durante más de un año. Este es el tiempo que tiene que pasar para que el nivel de negocio de la hostelería onubense regrese al que tenía antes del pasado 14 de marzo. La recuperación del sector será un camino largo y en el que los clientes tendrán que acostumbrarse a las medidas de distanciamiento social en esa nueva normalidad, destino hacia el que se dirige el país. Un año como mínimo es el límite que marcan desde la Asociación Provincial de Bares, Restaurantes y Cafeterías de Huelva y desde la Asociación Provincial de Empresarios de la Hostelería.

Muchos establecimientos ya ofrecen sus servicios con una importante afluencia de clientes, incluso se roza el lleno en muchas de las terrazas, gracias también a la buena climatología que acompaña a la provincia estos días. Así, la recuperación económica comienza ahora y todos, tanto empresarios como clientes, juegan un papel crucial para volver a dar la vuelta a la moneda. Eso sí, todavía hay bares y restaurantes que no han abierto sus puertas. 

En estos momentos menos de la mitad de los establecimientos están abiertos, según apunta a Huelva Información el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de la Hostelería, perteneciente al Círculo Empresarial de Turismo, Antonio Ramón Macías, aunque a “lo largo de la semana abrirán más”. La fase 2 trae novedades en el marco de la hostelería ya que a partir de ahora -además de las terrazas con un 50% de aforo- se puede abrir el interior del local, aunque no la barra, pero con un límite del 40% del aforo dentro y guardando siempre la distancia mínima de dos metros.  

El motivo principal por el que se retrasa la apertura de los establecimientos son los logísticos. Cierto es que ayer ya había bares y restaurantes en el centro de la capital ultimando detalles para su inminente reapertura. Por otro lado, apunta Macías, el mayor obstáculo que se encuentran muchos empresarios son los dos metros de distancia que tienen que guardar los clientes. Una medida por parte del Gobierno que puede acabar con muchos negocios, según los hosteleros. “No se pueden pagar siete seguros sociales para cuatro mesas”, explica el presidente. De ahí la principal reivindicación de reducir esa distancia social que permita a los establecimientos hosteleros a generar una mayor capacidad de clientela y, por tanto, volumen de negocio. Así, desde la Asociación Provincial de Empresarios de la Hostelería apuntan que “somos el único país de Europa” con la medida de los dos metros que “incluso la Organización Mundial de la Salud no te la exige”. 

A pesar de todo los empresarios están “deseando” que llegue la normalización del sector. Es el objetivo de todos y volver a la vida que había antes del 14 de marzo. Para eso trabajando y luchan cada día aunque cierto es que habrá medidas que se mantendrán por la seguridad de la ciudadanía, como la distancia social. La esperanza del sector de la hostelería está puesta en la reacción de los clientes. Ya afirman que hay más movimiento en las calles y que las terrazas aguardan el comienzo de la reactivación económica por parte de familias y grupos de amigos. “La gente va perdiendo un poco el miedo”, afirma Macías. Así, desde el Círculo Empresarial de Turismo, también apuntan la importancia de este sector para la economía española, representando un 6,2% del PIB y que genera gran cantidad de empleo indirecto derivado de la alimentación y bebidas a través de proveedores y mayoristas. De cara a minimizar el daño estructural del sector una de las actuaciones que piden es apoyar la reanimación de la demanda y del consumo. 

La responsabilidad social es otra de las claves para que la línea ascendente continúe su curso. Esa concienciación, que va ligada al orden, organización y, por ejemplo, sentarse en una mesa una vez que lo indique el camarero, después que haya desinfectado el espacio. Así, ya se trabaja para recuperar el tiempo perdido. Dos meses y medio que representan más del 40% de la facturación del año, explica Macías, debido a que ha pasado una Semana Santa en blanco sumado a fechas que acumulaban el mayor número de personas en la calle, como es la primavera. 

Por parte de la Asociación Provincial de Bares, Restaurantes y Cafeterías de Huelva (Bareca), perteneciente a la Federación Onubense de Empresarios, su presidente, Rafael Acevedo, explica a este periódico que el 70% de los bares de la capital asociados a la organización ha abierto sus puertas. El presidente reconoce las ganas de los onubenses de salir y de estar en un bar, aunque remarca las importantes pérdidas de la hostelería, además, en estas fechas tan marcadas para el sector, como han sido la Semana Santa y el período de comuniones. 

Las pérdidas hasta ahora pueden rondar, según Bareca, un 25%-30%, en una media general, aunque señala que es complicado estimar una cifra. Sobre los bares y restaurantes que todavía no han abierto Acevedo explica que son establecimientos que con muchos empleados no les beneficia abrir con un 50% de terraza y un 40% dentro del espacio. 

La jornada de ayer en Huelva sirvió para ver algunos esbozos de lo que ocurría antes del 14 de marzo. Uno de los síntomas fue el gran número de personas que vuelven a tomar su desayuno en el interior de su bar fijo. En su mesa de la esquina o en su sitio por excelencia. Aun con las medidas de reducción de espacios el ambiente fue notable y poco a poco, esperan los empresarios, que vaya a más. Por ejemplo, una concentración -organizada y medida- estuvo en el establecimiento D’Altura, donde este fin de semana ya tienen previsto sacar a todos sus empleados del Erte. Aunque entienden que para llegar a la rentabilidad hay que cruzar un “proceso largo”, reconocen que la fase 1 ha funcionado “bien” y ve a la clientela “concienciada” en las normas aunque todavía con un poco de respeto. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios