Huelva

El Consejo Escolar denuncia que el Instituto de Secundaria Fuente Juncal de Aljaraque está masificado

  • Indica que en las actuales condiciones las medidas preventivas frente al Covid son “imposibles de cumplir”

El Instituto de Secundaria Fuente Juncal de Aljaraque. El Instituto de Secundaria Fuente Juncal de Aljaraque.

El Instituto de Secundaria Fuente Juncal de Aljaraque. / Josué Correa (Huelva)

El Consejo Escolar del IES Fuente Juncal de Aljaraque denuncia la masificación del centro. Indica que el próximo curso se recibirán a 870 alumnos en un instituto “construido para la mitad”. Recuerda que la comunidad educativa emprendió acciones reivindicativas y se consiguió que se destinara presupuesto para una ampliación “de la que aún no tenemos fecha de inicio de construcción”.

De manera que “nos encontramos con aulas atestadas, módulos prefabricados que no reúnen las condiciones mínimas para una docencia digna y la utilización como aulas polivalentes de los espacios comunes y aulas específicas de los centros. Y, para colmo, necesitamos un aula prefabricada más que no la instalarán hasta principios o mediados de octubre”.

Destaca que a las direcciones de los centros “se les asigna una gran responsabilidad con el objetivo de que el entorno escolar sea seguro cuando se produzca la vuelta a la enseñanza presencial en el curso 2020-21”. Sin embargo, los recursos materiales y humanos “son claramente insuficientes para poder cumplir con ese objetivo”.

Explica que con prácticamente los mismos medios e infraestructuras, “ya escasos y deficientes en condiciones normales”, se pretende que “se garantice el cumplimiento de fuertes medidas de prevención sanitaria en unas circunstancias en que su incumplimiento pone en peligro la salud de la comunidad educativa de la que se nos hace responsables”.

Subraya que en estas condiciones, las medidas que se plantean resultan en su mayoría imposibles de cumplir. Respecto al distanciamiento de 1,5 metros, señala que las aulas de entre 45 y 50 metros cuadrados pensadas para una ratio de 25 alumnos, ahora deben albergar alrededor de 30 en la ESO y un número superior en Bachillerato.

En relación a las medidas de higiene, el centro dispone de un lavabo por cada 60 alumnos en lo que se refiere a la ESO, en el edificio donde se imparte Bachillerato y Formación Profesional el número de alumnos por lavabo es algo menor. “En las orientaciones sanitarias se indica que el alumnado se lave las manos unas 10 veces al día durante 50 segundos, lo que es prácticamente imposible con ese número de lavabos”.

En cuanto al aislamiento de casos sospechosos, no se dispone de un espacio adecuado, ya que “todos están siendo utilizados para actividades docentes o funciones administrativas”, a lo que une que no se pueden establecer períodos de recreo que garanticen la distancia de seguridad, debido “al escaso espacio de patio y el elevado número de alumnado” y, aparte, el edificio construido para la mitad de alumnos que alberga, no dispone de espacio suficiente para la circulación de las personas manteniendo la distancia de seguridad “por la estrechez de los pasillos”.

Además, en materia de limpieza, “no hay personal de este servicio por las mañanas”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios