Instituto La Orden

Concluye el 46º Congreso de la escuela del “sentido común”

  • Noventa docentes del Movimiento Cooperativo de Escuela Popular se han reunido en Huelva

Foto de familia de los participantes en el congreso. Foto de familia de los participantes en el congreso.

Foto de familia de los participantes en el congreso. / H.I. (Huelva)

Unos 90 docentes han participado en el 46º Congreso del Movimiento Cooperativo de Escuela Popular (MCEP) que se clausuró ayer en el Instituto La Orden, centro en el que se ha celebrado este encuentro a nivel de todo el país. Con la educación emocional como tema principal de este congreso, los docentes han trabajado en distintos talleres que en esta ocasión, han tenido como referentes, las distintas edades por las que pasa el niño y el adolescente en su proceso formativo.

Baudelio Alonso, uno de los portavoces del MCEP en Huelva, explicó que el movimiento aboga por la escuela pública y laica y sigue los postulados del pedagogo francés Célestin Freinet que, a grosso modo, aboga por la formación arraigada en el sentido común, que crea personas de espíritu crítico, autónomas y con un gran nivel de autoestima que les permitirá ser libres.

Alonso añadió que “en nuestro modelo de escuela el niño es el auténtico protagonista”, de manera que ya desde los 3 años “al niño se le indaga por sus inquietudes” de modo que esta manera, se puede saber con mayor precisión qué es lo que el alumno va a necesitar y qué recursos hay que poner en su mano. De este modo, el proceso de aprendizaje se basa en la observación, experimentación, acción y no en la razón como lo hace la pedagogía tradicional. El papel del maestro es antiautoritario, colaborando con el alumno en la búsqueda de ese conocimiento.

El papel de los padres también es básico ya que en este tipo de escuelas, se “les convoca a una asamblea a principio de curso para que sepan cómo van a ser las clase pero siempre teniendo en cuenta que el protagonista va a ser el niño”. Ese lugar prioritario supera incluso al que, en la educación más convencional, se le da al libro de texto al que se le ve como único recurso para que el alumno adquiera conocimiento “cuando hay otras fuentes más de las que el niño puede aprender”.Otra de las ventajas de la pedagogía de Freinet es su constante adaptación a los tiempos y a las circunstancias, lo que se hace compatible con mantener unos principios estables que permanecen en el tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios