Huelva

Cepsa representa apenas el 3% de todas las emisiones de la provincia

  • La energética destina 41,5 millones de euros en gastos e inversiones relacionadas con el medio ambiente

  • El cumplimiento de los objetivos llega al 96%

José Antonio Agüera y Jesús Ivars junto a Jesús Velasco en la presentación de ayer en la FOE José Antonio Agüera y Jesús Ivars junto a Jesús Velasco en la presentación de ayer en la FOE

José Antonio Agüera y Jesús Ivars junto a Jesús Velasco en la presentación de ayer en la FOE / Josué Correa (Huelva)

Si Cepsa desapareciera de los dos enclaves que mantiene en la provincia de Huelva, la Refinería de La Rábida y la Química de Palos, la contaminación descendería en el entorno apenas un 3% en dióxido de azufre y cantidades casi despreciables en óxidos de nitrógeno y en partículas (un 0,03% y un 0,4% respectivamente). Se trata del dato más destacado por el director de la primera de las instalaciones, José Antonio Agüera en la presentación de la Memoria Medioambiental de la energética, uno de los actores económicos claves en toda la provincia de Huelva y, por extensión, de toda la comunidad autónoma.

El dato más significativo –también se ha convertido en una tradición que sobrepasa las dos décadas– es el que refleja las inversiones y gastos de la empresa en materia de cumplimiento de las exigencias medioambientales que nuevamente se quedan muy por debajo de los límites legales y que sólo el año pasado sobrepasaron los 41,5 millones de euros, una cifra que eleva a 361 millones y a 501 los gastos e inversiones llevados a cabo por Cepsa desde hace doce años.

Cepsa da por cumplidos los objetivos medioambientales previstos para el ejercicio del año pasado, en un 96,2% en el caso de la Refinería y en un 98,2% en la Química y destacó de una manera especial las actuaciones en gestión y reducción de emisiones, vertidos y residuos.

José Antonio Agüera durante la presentación de la Memoria Medioambiental. José Antonio Agüera durante la presentación de la Memoria Medioambiental.

José Antonio Agüera durante la presentación de la Memoria Medioambiental. / Josué Correa (Huelva)

En lo que se refiere a la Refinería, Agüera destacó que la contribución de las emisiones gaseosas a los valores medios de emisión de contaminantes medidos en las cabinas de la Red de Vigilancia y Control de la Calidad del Aire de Andalucía, tanto en Huelva como en la provincia “son marginales, de tal manera que si desapareciera Cepsa, la contaminación en la provincia apenas se reduciría en un 3%”.

Las emisiones totales de dióxido de azufre en función de la cantidad de crudo procesado obtuvo un valor de 0,28 kilos por tonelada, “uno de los valores más bajos de toda la serie histórica”, con una reducción en los últimos 20 años de hasta un 87%.

Las concentraciones medias anuales fueron notablemente inferiores a los límites fijados en la Autorización Ambiental Integrada, con valores que van desde el 2% al 72% en los parámetros principales de las mismas. El grado del cumplimiento de éstos, se quedó cerca del 100%. La cantidad de residuos emitidos por Cepsa ha sido de 13.690 toneladas, de las que fueron valorizadas 8.159, lo que representa un 60& del total.

Jesús Ivars, responsable de Producción de la Planta Química. Jesús Ivars, responsable de Producción de la Planta  Química.

Jesús Ivars, responsable de Producción de la Planta Química. / Josué Correa (Huelva)

Con el objetivo de mitigar las emisiones de gases relacionados con el cambio climático, Cepsa consiguió la certificación de su Sistema de Gestión Energética, que consiguió un índice de 83,3 en el pasado ejercicio, lo que supone una mejora de más de 15 puntos sobre lo alcanzado apenas una década antes.

Uno de los aspectos más visibles del cambio de modelo de producción de la Refinería, lo constituye el hecho del cumplimiento con creces de las exigencias del contenido de azufre en los gasóleos y gasolinas destinadas a la automoción, que está fijado en un 0.001%. Además, las exigencias europeas y españolas, marcan un objetivo de un 7% para el volumen de la energía presente en ambos combustibles.

La subdelegada del Gobierno, el delegado de Ordenación del Territorio y el alcalde de Huelva con los responsables de Cepsa. La subdelegada del Gobierno, el delegado de Ordenación del Territorio y el alcalde de Huelva con los responsables de Cepsa.

La subdelegada del Gobierno, el delegado de Ordenación del Territorio y el alcalde de Huelva con los responsables de Cepsa. / Josué Correa (Huelva)

En lo que se refiere a la Planta Química de Palos, el responsable de la misma, Jesús Ivars, destacó que durante el año pasado “se consiguió reducir en un 30% el índice de calidad del vertido que ha experimentado una caída desde 1998 próxima al 95%. El año pasado se gestionaron en la Química un total de 2.694 toneladas de residuos, de las que 846, es decir el 31,4% fueron valorizadas.

La eficiencia energética buscada por la actividad productiva de la planta de Palos, llegó a alcanzar un 100% del consumo eléctrico procedente de renovables, lo que supone una reducción de la emisión de toneladas de CO2 que llegó a las 74.460 toneladas, o lo que es lo mismo, al consumo de 57.300 hogares, las mismas viviendas que existen en la capital onubense.

Donde las cosas no fueron tan bien en el balance medioambiental fue en las emisiones de CO2, que en ambos centros onubenses llegó a un déficit de 688.037 toneladas debido a que las instalaciones de cogeneración eléctrica han dejado de recibir derechos gratuitos. Pese a ello, el esfuerzo en esta materia es más que notable, ya que la cantidad necesaria para producir un litro de combustible es hoy, diez veces menor de lo que era en el año 1990.

José Luis García-Palacios, presidente de la FOE y Carlos Ortiz, de la Aiqbe, en el acto de ayer. José Luis García-Palacios, presidente de la FOE y Carlos Ortiz, de la Aiqbe, en el acto de ayer.

José Luis García-Palacios, presidente de la FOE y Carlos Ortiz, de la Aiqbe, en el acto de ayer. / Josué Correa (Huelva)

En otro orden de cosas, José Antonio Agüera se refirió a los meses de actividad mientras que el país se encontraba en condiciones de confinamiento, un periodo en el que el consumo derivado de la ausencia de movilidad, se desplomó. El responsable de la Refinería de La Rábida, recordó lo “novedoso de todo este periodo para todos” y apuntó a “un aumento de la demanda, aunque es todavía demasiado temprano para asegurarlo, ya que apenas llevamos dos semanas en las que se ha registrado un movimiento mayor. Mucho producto no se ha vendido, por lo que se ha almacenado y, en estos momentos, hay muchos barcos dando vueltas cargados de combustible. Hay que esperar”.

Agüera también destacó el “esfuerzo de Cepsa por adaptarse a las nuevas exigencias en materia energética, con esfuerzos más que destacados en producción y distribución de energía eléctrica, sobre todo procedente de fuentes renovables”. Así, la Química empezó el año pasado la producción de fenol con combustible procedente de biomasa.

Por último, el responsable de Cepsa quiso destacar lo que ha supuesto el cambio de accionariado en la energética y sobre la continuidad de la misma en la provincia de Huelva, un asunto del que reconoció que no siente “temor alguno, así como tampoco ninguna garantía. Mientras continuemos en el proceso de dar valor a lo que hacemos en Huelva, todo irá bien”.

Presentación de los principales resultados de Cepsa en materia ambiental. Presentación de los principales resultados de Cepsa en materia ambiental.

Presentación de los principales resultados de Cepsa en materia ambiental. / Josué Correa (Huelva)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios