Huelva

Los Caballeros de Colón y el Colón de la Punta del Sebo de Huelva

  • La sociedad fraternal católica de EE UU fue clave en la realización del monumento de Huelva

  • Su presidente, James A. Flaherty, era el número dos de la Columbus Memorial

Detalle del Monumento a Colón de la Punta del Sebo de Huelva. Detalle del Monumento a Colón de la Punta del Sebo de Huelva.

Detalle del Monumento a Colón de la Punta del Sebo de Huelva. / Alberto Domínguez

Este mes colombino de octubre se nos marcha hoy con un acontecimiento importante en la vinculación con la ejecución del Monumento a Colón de la Punta del Sebo. Un regalo del pueblo norteamericano al de España que promueve la Columbus Memorial Fund. Una sociedad en la que es conveniente desgranar quiénes la formaban más allá de William H Page, el abogado promotor de este homenaje a Cristóbal Colón a orillas de las aguas desde donde parte todo el 3 de agosto de 1492, o el propio presidente, Alexander P. Moore, que fue clave por haber sido previamente embajador de los Estados Unidos en Madrid. En aquella comisión ejecutiva estaban abogados, militares, ingenieros y filantropos. Pero además cuenta con la presencia de James A. Flaherty, caballero supremo de los Caballeros de Colón (Kings of Columbus), que participa como vicepresidente de la Columbus Memorial. A ello hay que añadir que la comisión de honor la encabezan los Caballeros de Colón.

Padre Michael, fundador de lso Caballeros de Colón. Padre Michael, fundador de lso Caballeros de Colón.

Padre Michael, fundador de lso Caballeros de Colón.

Constituida la Columbus Memorial Fund. en 1926 necesitará para ponerse en marcha de la participación de los Caballeros de Colón, y pronto mantienen contacto con ellos. Clave será la reunión anual del 2 de agosto de 1927 en la que celebran la partida de los marineros en Portland, Oregón. En ella muestra su apoyo a los planes que presentan miss. Whitney, piensa en una figura heroica de Colón, abrazado a una cruz a la altura del honor, con mirada hacia el mar. Las obras se inician el 6 de diciembre de 1927.

La clave está en los 800.000 miembros de los Caballeros de Colón, que serán necesarios para la difusión del proyecto y hacerlo realidad con sus aportaciones, además de la propia que realiza la sociedad.Aquella asociación tiene desde sus orígenes los mismos objetivos de reconocimiento a Cristóbal Colón del que destacan que le muovió la fe en su empresa y con él se hace posible la llegada del cristianismo a América.

Esta sociedad fraternal católica nace el 6 de febrero de 1882 de la mano del padre Michael J. McGivney, asistente del párroco de la iglesia de Santa María, en New Haven, en Connecticut. El objetivo era hacer frente a las hostilidades existentes hacia los inmigrantes católicos, que vivían en condiciones peligrosas de trabajo en las fábricas que dejaban a muchas familias sin padre y de esta forma en la mayor indigencia.

El padre McGivney sufrió también una situación parecida al tener que salir del seminario para ayudar a su familia tras el fallecimiento de su padre.

Esto le hace pensar en la creación de una sociedad de personas de fe católica y asegurar a las familias de miembros fallecidos. Propone como patrono de la misma a Cristóbal Colón, en el que ve la llegada a América de la fe católica.

Los Caballeros de Colón participan en 1892 en la celebración del IV Centenario del Descubrimiento de América en la marcha del desfile del Columbus day.

En la actualidad se ha convertido en la mayor sociedad benéfica católica del mundo con sus dos millones de miembros repartidos en alrededor de 15.000 consejos locales ubicados en Estados Unidos, Canadá, Filipinas, México, Polonia, República Dominicana, Puerto Rico, Panamá, Isla Vírgenes, Cuba, Guatemala, Guam, Saipán, Lituania, Icrania y Corea del Sur.

La sociedad fraternal ayuda a familias a obtener seguridad y estabilidad económica a través de seguros de vida, anualidades y programas de cuidado a largo plazo y ha contribuido con tiempo y energía para servir a comunidades alrededor del mundo.

Cristóbal Colón abrazado a la cruz de la fe que llevó en su viaje. Cristóbal Colón abrazado a la cruz de la fe que llevó en su viaje.

Cristóbal Colón abrazado a la cruz de la fe que llevó en su viaje. / Alberto Domínguez

Sus actividades caritativas abarcan una infinidad de campos como proyectos locales, nacionales e internacionales. Desde colaboración en las Olimpiadas Especiales, la Misión Mundial de Sillas de Ruedas y Hábitat para la Humanidad, hasta sus propios proyectos de ayuda de alimentos para las familias y abrigos para los niños.

El programa de seguros que el padre McGivney comenzó en 1882 para apoyar a las familias en caso de que muriera uno de sus integrantes aún continúan. En la actualidad cuentan con 100 mil millones de dolares en protección financiera en vigor para los caballeros y sus familias, como recogen en su página web. Las indemnizaciones por fallecimiento para los sobrevivientes y los dividendos regulares para los asegurados se traducen cada año en miles de hipotecas mantenidas, matrículas universitarias pagadas, jubilaciones y futuros asegurados, además de la inversión de cada dólar de activos de acuerdo con los principios católicos.

El corazón y el alma de la sociedad fraternal se encuentra en los consejos locales, donde sus miembros trabajan juntos para realizar obras extraordinarias para la iglesia y la comunidad, basados en la caridad, la unidad y la fraternidad.

Una sociedad cristiana que como vemos en la actualidad mantiene el espíritu de su fundador el padre Michael J. McGivney Guild que en la mañana de hoy será beatificado en la catedral de St. Joseph en Hartford, Connecticut, tras aprobar el papa Francisco, el 26 de mayo de 2020, un milagro a través de su intercesión. El padre McGivney será el primer sacerdote nacido en EE UU en ser beatificado y que pasó todo su ministerio sacerdotal en una parroquia. El milagro aprobado implicaba la curación de un niño en gestación que padecía una enfermedad mortal.

Hoy es un día importante para los Caballeros de Colón, los mismos que hace nueve décadas participaron de modo activo y clave para hacer realidad el Monumento a Colón en la Punta del Sebo de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios