Huelva

El CSN estudia el informe sobre la restauración de los fosfoyesos

  • Este organismo revisará todas las actuaciones a realizar en las balsas

Comentarios 1

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) está estudiando el informe remitido por la empresa Tragsatec sobre la restauración de las balsas de fosfoyeso, en el que se ha detectado la existencia de los denominados fosfoyesos negros, un material hasta doce veces más radiactivo que los fosfoyesos normales que ocupa dos parcelas en la zona inactiva de las balsas. Según explican fuentes del Consejo, hasta que no se finalice el estudio de la información enviada no habrá pronunciamiento alguno de este organismo, cuyo objetivo es proteger a los trabajadores, la población y el medio ambiente de los efectos nocivos de las radiaciones ionizantes.

La Consejería de Medio Ambiente remitió al pronunciamiento del CSN antes de adoptar una decisión sobre los fosfoyesos negros; ayer, era el grupo Tragsa, que ha redactado el proyecto director de restauración de las balsas, el que aseguraba que el Consejo tendrá que revisar y avalar "todas las actividades que se proponen en relación a los fosfoyesos", con el objetivo de que "garantizar que se aplican las que generan el menor impacto sobre las personas y el medio ambiente".

Según recordó Tragsa en un comunicado, el pasado 30 de junio se entregó al Ministerio de Medio Ambiente y la Consejería del ramo de la Junta de Andalucía estudian el Proyecto Director para la recuperación de las balsas de fosfoyesos en las marismas de Huelva, elaborado por Tragsatec para la empresa Fertiberia, con el objetivo de asegurar que cumple con todas las garantías en relación a la regeneración de los espacios y el cuidado medioambiental.

Este proyecto marca las directrices a seguir en la restauración de la zona durante los próximos años, y representa el punto de partida para el desarrollo del proyecto de ejecución definitiva que realizará la empresa Fertiberia, que también estará sometido a supervisión por las autoridades competentes.

El documento "es un nuevo avance hacia la recuperación de las marismas de Huelva" y tiene su origen en la propuesta elaborada por Tragsatec, a petición de la Dirección General de Sosteniblidad de Costa y del Mar en el año 2009, para la recuperación integral de las balsas. Para realizar este trabajo Tragsatec contó con el asesoramiento del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), el Consejo de Seguridad Nuclear y con la colaboración de las universidades de Murcia, Huelva y Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios