Bares en Semana Santa Una semana de oro para la hostelería del centro

  • Los establecimientos refuerzan su personal para unos días en los que los montaditos son el plato estrella

  • Las ventas crecen el doble estas jornadas

Terraza llena en la Plaza de las Monjas. Terraza llena en la Plaza de las Monjas.

Terraza llena en la Plaza de las Monjas. / Nedd Chairi

La Semana Santa de Huelva arremolina a centenares de personas en las aceras y rincones de la ciudad para disfrutar del paso de las distintas cofradías. La presencia de ese grueso de cofrades y curiosos es una de las alegrías de los hosteleros que levantan cada mañana la persiana de su establecimiento en el centro de Huelva. Esta semana es especial gracias al evidente y lógico aumento de clientes que se agolpan en los bares para coger fuerzas y continuar con su itinerario cofrade.

Muchos de los hosteleros aseguran que la Semana Santa representa el doble de la caja que una semana normal y otros hablan incluso del triple. Eso sí, no sólo las cofradías son las que miran al cielo para poder realizar su estación de penitencia. Los hosteleros hacen el mismo gesto porque saben que en función de la meteorología la caja del día subirá más o menos.

La semana está siendo “positiva” para el establecimiento Casa Aconde, aunque los beneficios son “prácticamente los mismos” que el año pasado. Eso sí “el producto es diferente”. Y es que este bar tiene una diferencia con respecto a la Semana Santa de 2018. Este año, con el nuevo recorrido de la Carrera Oficial, que es más largo, hace que el establecimiento se encuentre justo al final de los palcos. Así, “el año pasado la carta era más extensa” y en esta ocasión la venta se concentra especialmente en “montaditos, latas y botellines”, explica Alberto Conde. El ajetreo de la Semana Santa provoca que la comida rápida sea la más deseada por el cliente para seguir viendo cofradías. Que las hermandades decidan no salir a la calle por la lluvia, como ocurrió el Miércoles Santo, influye tanto en este establecimiento, que hablan de un descenso de las ventas de hasta un “90%” en comparación con un día normal de Semana Santa.

Veladores en Pablo Rada Veladores en Pablo Rada

Veladores en Pablo Rada / Nedd Chairi

Uno de los momentos que la hostelería ha recibido con los brazos abiertos ha sido, sin duda alguna, la presencia de la Legión acompañando al Cristo de la Vera Cruz por las calles de Huelva el pasado Sábado de Pasión. “Es como un día de Reyes. Se debería hacer una vez a la semana”, señala entre risas Conde. La carta también la retocan en D Altura para estos días. Este establecimiento está situado en plena Carrera Oficial, en la Gran Vía. “Montaditos no trabajamos durante el año y ahora sí”, explica José María Jarillo.

El resto de su oferta la mantienen porque el cliente que entra es muy variado “y tenemos una clientela fija” que llega para comer como si lo hiciese cualquier otro día del año. Por otro lado, desde el establecimiento apuntan que la renovación de la Carrera Oficial “nos ha perjudicado” porque antes el grueso de personas se concentraba en la esquina de la Plaza de la Constitución, donde se situaba el final de la Carrera Oficial y ahora “el volumen de gente es mucho menor”. Eso sí, Jarillo señala que han vendido más esta semana “porque la gente come más tranquila”, y además la presencia de la Legión ha supuesto el doble de ventas con respecto al Sábado de Pasión del pasado año.

El refuerzo de personal es un denominador común en los establecimientos hosteleros del centro de Huelva cuando llega la Semana Santa. En Gran Vía Sport Café las ventas están siendo “algo mejores que el año pasado”, apunta Enrique Pereira. Un bar en el que la venta estrella son los montaditos estos días y que desde el Sábado de Pasión hasta el Martes Santo el movimiento de personas ha sido alto. Los gastos están siendo “flojillos” en el bar Alambique, señala Eduardo González. El fin de semana estuvo “muy bien” pero el lunes y martes el movimiento ha sido menor que otros años. Eso sí, este establecimiento tiene marcado en rojo la Semana Santa en su calendario porque la caja sube “el triple” que una semana normal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios