Huelva

El Ayuntamiento pide a la Junta medidas de seguridad para el edificio de Hacienda

  • Un vecino denuncia que la paralización de las obras de rehabilitación pone en riesgo las casas colindantes

  • Una inspección municipal alerta de la falta de protección en las medianeras

Vista exterior del edificio de Hacienda en la Gran Vía. Vista exterior del edificio de Hacienda en la Gran Vía.

Vista exterior del edificio de Hacienda en la Gran Vía. / Canterla (Huelva)

La paralización de las obras del edificio de Hacienda en la Gran Vía de la capital onubense ha provocado la intervención del Ayuntamiento, que el pasado 11 de octubre envió desde Urbanismo un requerimiento a la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Andalucía a instancias de un propietario colindante. El consistorio pide a la administración autonómica que actúe para garantizar la seguridad de la obra paralizada y la de las edificaciones limítrofes ya que actualmente la antigua sede de Hacienda en la capital se encuentra apuntalada y en su esqueleto tras la paralización de las obras de rehabilitación desde el pasado mes de junio.

Tras la denuncia de un vecino que alertó del riesgo para su edificio, técnicos del Ayuntamiento realizaron una inspección visual el pasado 23 de septiembre de 2019, según la documentación a la que ha tenido acceso Huelva Información. La misma detectó que “las paredes medianeras no están impermeabilizadas ni se ha tomado alguna medida de protección provisional frente a cualquier elemento externo que pudiera afectar a los vecinos colindantes”. El informe constata además que la obra está vallada en todo su perímetro exterior y la fachada se conserva “habiéndose retirado solo la carpintería exterior y los huecos existentes”. Además, “la fachada se encuentra arriostrada interior y exteriormente”. La inspección ocular concluye igualmente la demolición de la cubierta y la estructura interior, “no pudiendo verificar si su vaciado interior es total parcial”.

Tras esta inspección, Urbanismo requirió a la Junta de Andalucía su intervención para acometer los trabajos necesarios para “la adopción de las medidas de protección necesarias en el inmueble sito en la plaza de la Constitución a fin de evitar problemas en el futuro a terceros”. Para ello le dio un plazo de 30 días. Fuentes de Urbanismo consultadas por este diario aseguraron ayer no haber recibido respuesta un mes después del requerimiento remitido a la Dirección General de Patrimonio de la consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía ni se han realizado trabajos en el edificio tal y como solicitó el Ayuntamiento tras la denuncia del vecino afectado. La Junta de Andalucía aseguró a este diario que está estudiando la situación.

La actuación de la antigua sede de Hacienda en la capital onubense fue aprobada en febrero de 2017. El objetivo de la intervención era la rehabilitación de un emblemático edificio en desuso desde hacía años para su puesta en servicio como nueva sede de la Delegación del Gobierno, para liberar espacio en su actual emplazamiento y reubicar otras dependencias autonómicas que ocupaban sedes en alquiler.

Interior del edificio de Hacienda. Interior del edificio de Hacienda.

Interior del edificio de Hacienda. / Canterla (Huelva)

Las obras fueron adjudicadas el 13 de diciembre de 2017 a la empresa Joca Ingeniería y Construcciones S.A por un importe total de 5.697.217 euros. El contrato se formalizó el 2 de febrero de 2018 con un compromiso de ejecución de 20 meses. Posteriormente fueron subcontratadas por ésta a una tercera. Entre ambos surgió un conflicto que provocó la parálisis de las obras en junio de este año. La Junta de Andalucía tuvo que intervenir finalmente para rescindir el contrato y abrir un nuevo pliego, lo que ha provocado que los tiempos se dilaten.

La antigua sede de Hacienda se inauguró en diciembre de 1952, en la nueva arteria de la ciudad que abría el interior hacia El Punto con los edificios oficiales. Las obras comenzaron en 1946, de lo que se encargó el arquitecto Francisco Sedano Arce. Se trata de un edificio neoherreriano, con fachada en bloque de granito macizo y parte de ella con talla de ornamentación. En el proyecto de ejecución, redactado por los arquitectos González Cordón y González Liñán, se contempla una nueva estructura interior, aunque se mantendrá la tipología del edificio, de manera que dispondrán de un patio central de dimensiones equivalentes al actual, con galería perimetral en las plantas primera y segunda y cubierto por lucernarios que se sitúan a nivel de la cubierta del ático. El edificio tendrá una nueva planta retranqueada y el sótano será usado como aparcamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios