Mesa de la Ría Aurelio González presenta una demanda por calumnias e injurias contra Juan Manuel Buendía

  • El presidente de la asociación Mesa de la Ría lleva a los juzgados la acusación de la Presidencia alternativa por un presunto delito 

Aurelio González y José Cantó muestran el certificado de la Junta de Andalucía ante la Audiencia Provincial. Aurelio González y José Cantó muestran el certificado de la Junta de Andalucía ante la Audiencia Provincial.

Aurelio González y José Cantó muestran el certificado de la Junta de Andalucía ante la Audiencia Provincial.

La división en la asociación Mesa de la Ría ha dejado esta mañana un nuevo capítulo con la demanda presentada en la Audiencia Provincial por el presidente Aurelio González Peris contra Juan Manuel Buendía como presidente de la junta directiva que desde el 8 de agosto ha asumido el control del colectivo. Hace unos días, la nueva directiva puso en marcha un expediente disciplinario a González Peris, entre otros motivos, por la presunta comisión de un delito que no ha sido denunciado y que fue difundido en una circular a los socios. El acusado responde ahora llevándoles a los Juzgados, en este caso por calumnias e injurias a su persona.

La demanda solicita un acto de conciliación como primer paso, en el que Aurelio González pide a Buendía “que se retracte y resarza mi imagen y mi honor públicamente a través de los medios de comunicación”. Además, una indemnización cifrada en 2.000 euros, “que una vez me sea concedida la pasaré a Mesa de la Ría para resarcirse de la cantidad de gastos que están suponiendo las tropelías que está cometiendo Juan Manuel Buendía, Rafael Gavilán y Francisco Romero”.

Aurelio González, a la entrada de la Audiencia Provincial, ha adelantado a los periodistas que va a levantar un acta notarial como “requerimiento a estas tres personas respecto a la documentación, etc.”.

El presidente desde enero de 2015 mantiene que la junta directiva elegida por un grupo de socios el 8 de agosto pasado “es inaceptable de todo punto”. Alega que, aunque podía ser solicitada por el 10% de los socios de Mesa de la Ría, su convocatoria debía estar firmada por él mismo como presidente, cosa que no ocurrió. “Empezando por ahí, ya es ilegal”.

Además, se critica el hecho de que se celebrara en sólo tres días en dependencias del Ayuntamiento y con un agente de la Policía Local en la puerta actuando como filtro, con un listado de personas a las que podía dejar entrar a la asamblea y excluir si no aparecía en el mismo.

Aunque la elección de esa junta no ha sido inscrita en el Registro de Asociaciones de la Junta de Andalucía, otro motivo más que Aurelio González da para no considerarla válida, aquella asamblea de socios del 8 de agosto fue impugnada a nivel interno y ahora se va a “tramitar jurídicamente” después de una visita al Colegio de Abogados esta misma mañana.

El otro paso que se debe dar en la asamblea que se quiere convocar para la elección de una nueva junta directiva es la expulsión de Buendía, Gavilán y Romero como miembros de la asociación “porque en los estatutos queda claro que hay una incompatibilidad entre ser socio de Mesa de la ría y tener cargos políticos; está en el artículo 10 y lo dice claramente”, añade Aurelio González, que se descarta para la reelección y deja claro que los tres miembros vinculados al grupo político y miembros de la junta directiva alternativa “se han quedado solos”: “De esa junta directiva ilegal que conformaron hay dos vocales que han presentado su dimisión, de modo que estas tres personas en el Ayuntamiento se han quedado solas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios