En el Titán

Alonso Sánchez y la mirada marinera desde su parque

  • La escultura cumple cincuenta años en un delicado estado de conservación por la suciedad

  • Recuperarla a las puertas del parque de su nombre dignificaría su ubicación

Estado actual de la escultura de Alonso Sánchez. Estado actual de la escultura de Alonso Sánchez.

Estado actual de la escultura de Alonso Sánchez. / Alberto Domínguez

Octubre, que es mes especialmente colombino, nos da la oportunidad de volver a algunos temas siempre interesantes como es la de recordar la inauguración hace ahora cincuenta del Monumento al Marino Alonso Sánchez de Huelva, predescubridor del Nuevo Mundo, como reza en la inscripción en su basamento.

Una iniciativa de la Real Sociedad Colombina Onubense que había lanzado al Ayuntamiento de Huelva que costeó el monumento. En la inauguración, celebrada en el día en el que se conmemoraba la llegada a Palos de la Frontera del marino el 15 de marzo de 1492, el presidente de la Colombina, José María Segovia, destacó la importancia de reconocimiento a marineros anónimo como es el caso de Alonso Sánchez que no solo rescataba su papel histórico en el Descubrimiento de América, sino igualmente venía a poner de relieve la importancia de los marineros onubenses, de tan buen navegar pero igualmente olvidados.El alcalde de Huelva, Federico Molina Orta, destacó que se reparaba un olvido en lo institucional, pues siempre estuvo en el corazón del pueblo.

Una escultura en piedra artificial realizada por el artista Antonio León Ortega, que se ha mantenido en estos cincuenta años en los Jardines del Muelle.

Aquel es un reconocimiento a Alonso Sánchez que se ha mantenido en el tiempo y que se ha visto enriquecido con proyectos como la edición del libro póstumo del profesor e historiador Gustavo Castillo Rey dedicado al piloto anónimo, titulado Alonso Sánchez de Huelva, predescubridor de América. En la actualidad el estado de la escultura es de evidente deterioro, de la que se ha apoderado un manto de verdín, que no sólo le ensucia sino que le desluce.

La escultura, en la que se puede ver al marino con ropaje antiguo, lleva en su mano izquierda una carta náutica, mientras que su mano derecha agarra a una rueda de timón que aunque antigua, en su época lo que había era el timón de caña. Hoy ese error histórico aparece un tanto disimulado, aunque para ello alguien mutiló parte del timón de rueda.

El estado de la escultura aconseja realizar una réplica y corregir el error del timón de rueda

Hoy sería conveniente, respetando la escultura que está en los Jardines del Muelle, realizar una revisión de la escultura. Aprovechando para ello la necesaria intervención en la misma que lo mejor sería sacar una réplica, al igual que se realizó en su momento al copiarla de la esculpida en barro por el artista y en la que se corrijan esos errores. Si se quiere guardar la misma como testimonio histórico de su autor, cuyo error se entiende que no es imputable al artista, sino a quien en su momento diera las directrices de su ejecución.

En su día el boceto de la escultura se encontraba en el despacho del alcalde de Huelva, desde hace décadas se le perdió la pista al menos que se sepa su ubicación en un lugar público. Hornacinas libres tiene para ello el patio del Ayuntamiento.

Recuperar la escultura en una nueva réplica sería un acierto, en bronce o en nuevos materiales actuales, duraderos, dignos y menos costosos económicamente. Al mismo tiempo que dignificar su emplazamiento, hoy está perdida dentro del parque aunque tenga un diáfano jardín.

Parque Alonso Sánchez. Parque Alonso Sánchez.

Parque Alonso Sánchez. / H. I.

Un buen lugar para una nueva ubicación es el Parque Alonso Sánchez, que se hizo con una volumetría especial en los cabezos de la Esperanza y de la Horca. Desde donde sí se vislumbra la ría y las rutas marineras de Alonso Sánchez. Aquel parque que se proyectó en las obras del 92 venía de alguna forma a consolar la pérdida en esos mimos años de la considerada casa del marino en la reforma de la Plaza de la Soledad.

Dignificar la entrada del parque con la presencia de la escultura de Alonso Sánchez le daría una nueva visión a este espacio y al reconocimiento histórico al marinero, al visualizar su escultura. En Huelva sigue haciendo falta esos elementos que nos identifiquen con una historia con la que nos sentimos unidos y, además, es la que ha puesto en el mundo a esta provincia de la mano de Palos de la Frontera.

El parque necesita reinventarse, como lugar de acogida de estancia para jóvenes y mayores, no se le puede dejar morir porque tenga esas agotadoras escaleras; las posibilidades son muchas y la mirada de la ciudad desde aquí es todo un lujo.

Nosotros la conocimos de niño y quedamos enamorado no solo de los cabezos sino lo que alcanzaban nuestros ojos desde el cenit de los mismos. Es un lugar de mirada privilegiada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios