patio de la jabonería del antiguo palacio del marqués

Alba Molina canta a Lole y Manuel

  • La artista participa en la trigésimo cuarta edición del Festival Internacional de Música de Ayamonte

Alba Molina, ayer, durante su actuación en el Festival Internacional de Música de Ayamonte Alba Molina, ayer, durante su actuación en el Festival Internacional de Música de Ayamonte

Alba Molina, ayer, durante su actuación en el Festival Internacional de Música de Ayamonte / Jordi Landero

Con flamenco, y con un lleno absoluto, arrancó el pasado viernes en el Patio de la Jabonería la 34ª edición del Festival Internacional de Música de Ayamonte; y con más flamenco, y con otro éxito de público, prosiguió anoche el certamen fronterizo de la mano de la cantaora Alba Molina, que desplegó su mejor versión en un escenario de ensueño con su espectáculo Alba Molina canta a Lole y Manuel.

Un título con el que ha reaparecido la conocida cantaora tras la reciente desaparición de Manuel Molina, su padre, su amigo, y uno de los artistas, junto a Lole Montoya, imprescindibles para entender no solo la vanguardia del flamenco, sino la historia de la música en nuestro país. Alba Molina ofreció en Ayamonte, sin lugar a dudas, el más sentido trabajo de su trayectoria artística y, como ella misma ha dicho públicamente, "posiblemente es el disco más flamenco que jamás haré".

En la actuación brilla la personalísima textura de la voz de la cantaora

En este personal viaje, al igual que anoche en el idílico escenario del Patio de la Jabonería, con un manto de estrellas por montera y con los aromas marineros del cercano Guadiana flotando en el ambiente, acompaña a Alba Molina la guitarra de Joselito Acedo, admirador y estudioso de dicho instrumento del maestro Manuel.

Como el resto de espectáculos de este consolidadísimo festival, el concierto de Alba Molina arrancó a las diez en punto de la noche, instantes después de apagarse las luces del público, para dar paso a la mágica iluminación del patio del antiguo palacio del Marqués de Ayamonte, excelentemente mimado para la ocasión por sus actuales propietarios, la familia Florencio-Cabalga, artífice e impulsora de este evento, que dirige musicalmente el genial pintor y gran melómano ayamontino Florencio Aguilera.

El programa del concierto se dividió en dos partes. En la primera el público asistente disfrutó de temas como Todo es de color, Nuevo día, Dime, Romero verde, Balcón y Tu mirá. Tras un pequeño receso, en el que los ecos de la voz de la cantaora siguieron resonando entre el respetable como no queriendo abandonar tan mágico escenario ni un momento, Alba Molina concluyó sus espectáculo con los temas Cuento para mi niño, Río de mi Sevilla, Recuerdo escolar, Desde Córdoba a Sevilla y Al Mutamid.

En total, once temas escogidos de entre toda una discografía por una única razón: las vivencias, emociones y recuerdos únicos que de ellos tiene. Once temas a voz y guitarra.

Quince años han pasado ya desde que viera la luz su primer trabajo discográfico en solitario, al que sucedieron diferentes etapas y proyectos artísticos en los que ha contado con la ininterrumpida colaboración de Rycardo Moreno. Alba Molina también puso voz en 2008 a la campaña internacional de promoción del turismo de Andalucía y su arte ha quedado ligado a artistas como Jorge Drexler, Alejandro Sanz, Pedro Guerra, Navajita Plateá, Dorantes, Manuel Molina, Lole Montoya, O'funk'illo. La hija de dos de los más importantes iconos de la vanguardia flamenca, Lole y Manuel, ha buceado durante todos estos años por estilos musicales tan diversos como el pop, el bolero, los ritmos brasileños y caribeños, el jazz fusión o el flamenco, hasta llegar al trabajo interpretado anoche en La Jabonería: Alba Canta a Lole y Manuel, en el que destacó una vez más la personalísima textura de su voz y su maravillosa afinación.

El Festival Internacional de Música de Ayamonte, cuyo cartel integran este año once conciertos y que se prolongará hasta el próximo 26 de agosto en el Patio de la Jabonería, prosigue el próximo miércoles, 15 de agosto, con otro espectáculo flamenco, un proyecto musical novedoso que bajo el nombre de Típicos. Flamenco Vintage, persigue una nueva forma de expresión tratando el género musical de manera muy estilizada pero respetando los cánones. El resto de espectáculos estarán protagonizados por la Kamerata Stradivarius el viernes 17; la zarzuela La Canción del olvido, a cargo del Teatro Lírico Andaluz el sábado 18; Vive Alosno. 20 años sin Paco Toronjo el domingo 19; el pianista Constantin Sandú con temas de Albéniz y Debussy el martes 21; la soprano Macarena Valenzuela acompañada al piano por Armando Krieger el jueves 23; Zenet con Si sucede, conviene, el viernes 24; Viviane con Fado y música portuguesa, el sábado 25; y el Trío Astor Klezmer con Piazzolla, historia del tango, para cerrar el festival el domingo 26 de agosto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios