Huelva de ayer a hoy

En el 95 Aniversario del vuelo del Plus Ultra

  • El pueblo de Palos de la Frontera, con su Ayuntamiento a la cabeza, conmemora anualmente la partida del vuelo del Plus Ultra en el muelle de la Reina en el paraje de La Rábida

El Ayuntamiento de Palos agasajó con un banquete a los aviadores antes de la partida. El Ayuntamiento de Palos agasajó con un banquete a los aviadores antes de la partida.

El Ayuntamiento de Palos agasajó con un banquete a los aviadores antes de la partida. / Archivo Sugrañes

Este año se cumple el 95 aniversario del vuelo del Plus Ultra, el raid aéreo que volvió a poner a nuestra provincia en el mundo gracias a su vinculación con Iberoamérica. Palos de la Frontera volvió a convertirse en el centro no solo de una ilusión sino de una gran empresa, como la protagonizada el 3 de agosto de 1492.

Querían emular el aire la travesía transoceánica. El comandante de aviación Franco, el capitán de artillería Ruiz de Alda, el teniente de navío Durán y el soldado mecánico Rada, forman el equipo de personas que se encargarían de realizar la proeza de llegar a Argentina donde desde el mismo día 22 de enero de 1926 de su partida ya se les esperaba.

Anualmente el Ayuntamiento de Palos recuerda la partida del vuelo del Plus Ultra. Anualmente el Ayuntamiento de Palos recuerda la partida del vuelo del Plus Ultra.

Anualmente el Ayuntamiento de Palos recuerda la partida del vuelo del Plus Ultra. / Alberto Domínguez

La salida constituyó todo un acontecimiento y en Palos de la Frontera, a decir por la prensa local onubense, las calles parecían una romería. Allí se les agasajó con la cercanía del pueblo palermo y las autoridades ofrecieron un banquete de honor a los aviadores, cuyo testimonio gráfico acompañamos.En Palos pernoctaron. Acudió gente de todas partes.

La misa, al amanecer, se realizó en el altar de la Virgen de los Milagros, donde oró Colón al partir. Ramón Franco y Ruiz de Alda reconocieron que aquello “parecía un mitin, por estar la iglesia llena de público que vociferaba y de donde la salida era tan difícil que nos dispersamos los tripulantes del Plus Ultra”.

En La Rábida los numerosos vehículos que habían acudido lo colapsó todo, lo que llevó a que los aviadores tuvieran que ir a pie hasta el muelle. La anécdota es que tenían previsto desayunar en una finca en ese camino y no consiguieron llegar porque se lo impidió la cantidad de personas que acudieron a despedirlos para no perderse ese momento histórico cuando el hidroavión ascendiera.

El pueblo de Palos de la Frontera acude también de manera masiva cada 22 de enero a rememorar aquella hazaña y lo hace participando del acto al que convoca el Ayuntamiento de Palos de la Frontera y en el que participa el Ejército del Aire, así como el Club Social Plus Ultra de la Real Sociedad Palósfila Pinzoniana y la Real Sociedad Colombina Onubense.

Este año tan especial todo se ha tenido que reducir por las restricciones de la Covid-19 a una ofrenda floral a cargo del alcalde de la localidad, Carmelo Romero, acompañado de un pequeña representación de la corporación municipal.

Agasajo en Palos antes de la partida

Las autoridades de Palos de la Frontera ofrecieron, con su siempre generosa hospitalidad, un banquete a los aviadores del Plus Ultra antes de emprender el raid. Aunque la iniciativa es oficial, la fotografía desprende afecto y cercanía de todo un pueblo junto a los pilotos capitaneados por el comandante Ramón Franco. Nadie se quiere perder el momento y todos meten la cabeza en la foto.

Junto al ícaro del hito aéreo

En el mes de enero La Rábida deja un espacio para recordar un hecho tan importante como es la partida del vuelo del Plus Ultra, el 22 de enero de 1926. Un acontecimiento internacional que se mantiene en la historia cercana del pueblo de Palos de la Frontera y en la de la aviación. Todos convocados junto al ícaro en la glorieta de acceso al muelle de la Reina en el paraje de La Rábida, encabezados por el alcalde Carmelo Romero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios