Nerva La empresa anuncia el cierre del primer vaso del vertedero

España

Sánchez activa el botón electoral con dardos a la banca y a las energéticas

Pedro Sánchez, con la nueva vicesecretaria general, María Jesús Montero, el secretario de Organización, Santos Cerdán, y la portavoz de la Ejecutiva, Pilar Alegría.

Pedro Sánchez, con la nueva vicesecretaria general, María Jesús Montero, el secretario de Organización, Santos Cerdán, y la portavoz de la Ejecutiva, Pilar Alegría. / Mariscal, EFE

Pedro Sánchez activó el botón electoral con vistas al ciclo de comicios del próximo año al anunciar que los socios de la coalición presentarán la semana próxima una proposición de ley en el Congreso para prohibir que los bancos y las empresas energéticas trasladen a los clientes los nuevos impuestos anunciados en el Debate sobre el estado de la Nación.

El presidente del Gobierno lo avanzó durante su intervención en el Comité Federal del PSOE, donde ratificó los cambios en la dirección del partido y las incorporaciones de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, como nueva número dos de la formación socialista, y la titular de Educación, Pilar Alegría, como portavoz de la Ejecutiva.

El jefe del Ejecutivo se opone a "imposiciones" de Bruselas de reducir el consumo de gas

El líder del PSOE indicó que van a prohibir que las empresas puedan trasladar los costes derivados de estos impuestos a la clase media y trabajadora, e hizo referencia a las críticas emitidas por la derecha respecto a la poca eficacia de los nuevos tributos ya que las empresas los repercutirían directamente sobre los ciudadanos.

"Por supuesto que los bancos españoles, a los que tanto se ayudó en el pasado, pueden asumir su contribución al reparto de los costes de la crisis", agregó Sánchez, que incidió en que estos impuestos ayudarán a recaudar unos 7.000 millones en dos años.

Precisamente, Podemos remitió el pasado jueves al PSOE su propuesta para crear un nuevo delito fiscal para las eléctricas y entidades financieras que repercutan subidas de impuestos a los consumidores, que contempla penas de hasta diez años de prisión para los directivos que incurran en esta práctica.

Asimismo, Sánchez ha cargado en su discurso contra el PP por su rechazo a estos dos nuevos impuestos, recordando que ya existen en países como Reino Unido, Italia, Bélgica, Francia o Suecia. "¿Qué intereses defiende la derecha? Puede que defiendan los intereses de ese 5% de la población que recibirá una beca para ricos allí donde ellos gobiernan. Pero no los intereses del 95% de los españoles que ganan menos de 100.000 euros. Para eso estamos nosotros: para defender a la mayoría", proclamó.

Igualmente, Sánchez fue tajante al ratificar que el Ejecutivo se opone a "imposiciones" que puedan venir de Bruselas para reducir el consumo de gas en España y confió en que la Comisión Europea (CE) llegue a un acuerdo "equilibrado y solidario que garantice el suministro".

"No podemos aceptar imposiciones sin debate", dijo Sánchez ante el Comité Federal del PSOE tras abundar en que ante la crisis energética provocada por la invasión rusa de Ucrania "Bruselas no tiene en cuenta la situación de partida de cada estado miembro".

En este sentido, Sánchez recordó que España trabaja solidariamente con la UE compartiendo infraestructura de regasificación y enviando gas y electricidad y se ha opuesto a la propuesta de la Comisión Europea para que todos los países de la UE reduzcan voluntariamente un 15% su consumo de gas. "Defenderemos nuestros intereses frente a soluciones impuestas que no son eficaces y estoy convencido de que habrá un acuerdo equilibrado y europeísta en los próximos días", zanjó.

El presidente del Gobierno hizo un llamamiento a "no perder tiempo" para luchar contra el cambio climático ya que la emergencia climática se acelera y no hay excusa para apartar la transición ecológica: "Es ahora o nunca". "Gobernar es remangarse y afrontar los problemas y no es cruzarse de brazos...La inacción es el error seguro y ese error la familia social no lo va a cometer", ha puntualizado tras insistir en que "nunca me vais a ver ponerme de perfil", sino "dando la cara, aportando soluciones".

El líder socialista, eso sí, pasó de puntillas en la crisis orgánica del PSOE, motivo por el que se convocó el Comité Federal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios