El Rocío

Los niños tienen su protagonismo en la procesión de la Virgen del Rocío en Almonte

Una niña en las andas.

Una niña en las andas. / Alberto Domínguez (Huelva)

Los niños fueron también protagonistas en la procesión extraordinaria de la Virgen del Rocío por las calles de Almonte. Cumpliendo con una tradición, que se hereda de padres a hijos, los pequeños fueron alzados, pasados de mano en mano en distintos puntos del recorrido al paso de la Blanca Paloma para acercarlos, ponerlos junto a Ella agarrados a uno de los varales de las nuevas andas, sentarlos unos instantes a los pies de la Patrona o simplemente arrimarlos a la imagen para que pudieran tocarle el manto.

Muchos niños subidos a los hombros de sus padres presenciaron lo que es para ellos la primera salida procesional de la Virgen del Rocío por la localidad, algunos incluso participaron en las petaladas que se le echaron a la imagen a lo largo del recorrido por las calles de Almonte.

No perdieron detalle de algo que es nuevo para ellos, pero que, sin saberlo, ha empezado a formar parte de sus vidas. Son nueve los años que los almonteños han tenido que esperar para volver a acompañar a la Patrona por el centro de Almonte, un momento histórico que quisieron vivir con sus pequeños, cuyas reacciones al alzarlos y trasladarlos de mano en mano hasta la imagen fueron muy diversas, había desde niños que lloraron y críos que mostraron asustados su temor a caerse hasta otros que ni se inmutaron, se mostraron felices de estar junto a la Virgen.

Algunos menores siguieron desde los balcones de sus viviendas la procesión extraordinaria de la Blanca Paloma. En el itinerario, hubo pequeños que optaron por subirse a las rejas de las ventanas para poder observar todo con tranquilidad.

Varios niños quisieron estar presentes en la entrada de la Patrona en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Se pusieron a cada lado de los dinteles de la puerta subidos a la base de las columnas para poder verla, una niña subida a hombros de su padre pudo seguir contemplando de frente el rostro de la imagen cómo ésta se introducía lentamente en el interior de la iglesia después de casi trece horas de procesión por las calles de Almonte.

En la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción permanecerá hasta el próximo domingo, 29 de mayo, que tendrá lugar el traslado de la imagen desde Almonte a la aldea de El Rocío.

Hubo en esta jornada especial vivida en Almonte con su Patrona, jóvenes que tuvieron la ocasión de meterse por primera vez bajo las andas y portar a la Virgen del Rocío durante un tramo del recorrido.

El obispo de Huelva, Santiago Gómez, tuvo la oportunidad de vivir la primera procesión de la Blanca Paloma por las calles de Almonte. Subido a las andas le rezó mirándole al rostro una Salve a la Virgen del Rocío. Todos los que se encontraban allí en ese momento le acompañaron en el rezo mientras el paso era mecido por los almonteños que lo portaban.

El sábado el obispo presidió la Función Principal y el rezo del rosario, en el que el Simpecado de la Hermandad Matriz realizó el mismo camino que ayer recorrió la Virgen del Rocío.

Tags

más noticias de EL ROCÍO Ir a la sección El Rocío »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios